Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 141 - Número 09 -  Junio 2020   (en Castellano)

 
Anterior
Página 5
Siguiente

 

Los mensajes del Corona

 

TIM BOYD

(Cierres de emergencia por la pandemia – Webscast -  16 de Marzo de 2020)

           

            Mientras el mundo pasa por este difícil momento, quiero compartir algunas palabras sobre nuestra Sede Internacional Adyar de la Sociedad Teosófica (ST) y nuestra respuesta al coronavirus. Afortunadamente en este momento no tenemos casos conocidos de infección con respecto a nuestros residentes o personal en Adyar. Sin embargo, somos muy conscientes de que, aunque las cifras aún no han aumentado en la India, con toda probabilidad pronto lo harán. A los efectos de hacer nuestra parte para limitar la transmisión del virus, es que  se han tomado una serie de medidas:

                     Suspender todas las reuniones de la ST y grupos asociados en nuestro campus.

                     Suspender las horas durante las cuales el campus está abierto para visitantes locales.

                     Cerrar el Centro de Bienestar Social, hasta nuevo aviso.

                     Cerrar el Centro de Formación Profesional, hasta nuevo aviso.

                     También se suspenderán todas las actividades principales realizadas en el campus, en breve.

                     No se proporcionará alojamiento a los visitantes de Adyar, por el momento.

                     De acuerdo con las acciones del gobierno, la Escuela Secundaria Olcott Memorial Higher y la Academia Teosófica de Adyar han estado cerradas hasta nuevo aviso.

                     Nuestra clínica en el campus continuará para monitorear y brindar atención sin costo para personal y residentes.

                     Cualquier empleado que se encuentre que tiene el virus, recibirá licencia paga durante su recuperación.

            Este es un momento sin precedentes en la historia humana, uno para el que no hay guión o ejemplo anterior. Paso a paso navegaremos nuestro camino a través de dicha situación. Esto terminará y, cuando lo haga, también navegaremos nuestro camino a través de las aguas inexploradas por las que este virus nos está llevando. Podemos estar seguros de que habrá un mundo diferente al otro lado de esta pandemia.

            En la confusión, la incertidumbre y la ansiedad de este momento, una cosa es cierta, estamos todos juntos en esto. Nuestra interconexión, interdependencia, en una palabra, nuestra Unidad, ha ido más allá el reino de la especulación teosófica para convertirse en un hecho innegable. A pesar de que muchos se sienten paralizados por la magnitud de la situación, este es un momento de gran oportunidad para cualquiera que sinceramente abraza las enseñanzas teosóficas y la vida. Lo que somos habla tan alto que la gente no puede escuchar una palabra de lo que estamos diciendo. La posibilidad de la paz frente al miedo necesita demostración. Nuestro continuo cultivo de un centro de paz interior y la irradiación consciente de esa paz en nuestra corriente mental y emocional compartida, aunque invisible, tiene un enorme efecto. Ya sea que nos encontremos en aislamiento o en medio de la confusión, hay un trabajo por hacer; uno para el cual nos hemos preparado. Cierro con las palabras de Martin Luther King, Jr: "La última medida de un ser humano no es donde se encuentra en momentos de comodidad y conveniencia, sino donde se encuentra en momentos de desafío y controversia”.

            Que todos, juntos, encontremos las reservas internas para enfrentar el desafío presente y futuro.

 

Unirnos para Sanar Nuestro Mundo en Silencio

(Parte de un webcast en directo el 16 de abril de 2020)

 

            Gracias a todas las personas que están sintonizando este evento y también a todos los exponentes que han aceptado compartir con todos nosotros. Este es un momento difícil para todos  nosotros, sin importar dónde nos encontremos en el mundo. Una de las bellezas de este momento, como todos los momentos, es que una crisis como esta tiene sus propios dones. Uno de los grandes dones que todos hemos presenciado de este momento en particular ha sido la conciencia de un hecho: que todos estamos interconectados. Unidad, interdependencia, todo esto ha quedado muy claro gracias a este momento viral.

            Pero más que el aspecto físico de eso, hay algo más allá de la enfermedad y la cura. Todos participamos en niveles más profundos, todos compartimos una conciencia global, al igual que los peces en el agua. Así que dicho esto, ¿qué es lo que podemos hacer como estos individuos aparentemente limitados que pensamos que somos?

            Obviamente, el distanciamiento social y el asesoramiento médico y científico que recibimos,  es imprescindible. El pensamiento es poderoso. Tenemos que convertirnos en mucho más conscientes y creativos en el uso de pensamientos positivos y edificantes -monitorearnos a nosotros mismos. Pero más allá del pensamiento, la razón de este momento es que hay un poder que excede el pensamiento -el silencio. El silencio proporciona un acceso sin obstáculos a un poder, a una presencia, a un Amor que supera nuestra voluntad personal. El foco de este momento está en la curación y en el virus. Pero yo pienso que todos sabemos que este momento pasará. En nuestro compromiso con la quietud y silencio, nos preparamos para dar forma a algo juntos, para dar forma a un mundo que está por venir, el mundo que se encuentra del otro lado de esta pandemia. Este es el mundo de nuestras esperanzas y nuestros sueños, si lo reconocemos y aprovechamos este momento correctamente. Aprovechemos bien este momento, porque no dura.

 

 

 

Anterior
Página 5
Siguiente