Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 141 - Número 08 -  Mayo 2020  (en Castellano)
 

 
Anterior
Página 9
Siguiente

 

J. Krishnamurti, Teosofía

y la Sociedad Teosófica

Radha Burnier

Radha Burnier (1923-2013) fue la séptima Presidenta Internacional de la ST de Adyar

desde 1980 hasta su fallecimiento. Reimpreso del The Theosophist , agosto de 2005

 

 

Respondiendo preguntas de teósofos jóvenes en el

Centro Teosófico de San Rafael, Argentina, abril de 2004

 

 

P: Muchas personas dicen que, cuando él dejó la Sociedad Teosófica en Adyar (ST), J. Krishnamurti traicionó a la ST y a los Maestros que lo instruyeron. ¿Qué piensa usted acerca de esto?

 

No muchas personas, sino que algunas dicen esto. Pienso que es una idea errónea. No había posibilidad de que Krishnamurti traicionara a la ST o a los Maestros que lo instruyeron. En la ST en esa  época, había un grupo de personas que afirmaban tener contacto con los Maestros, y quienes se arrogaban autoridad. Creían que estaban en posición de afirmar: “Usted ha sido puesto en probación, algún otro se ha convertido en discípulo del Maestro”, o “Ahora usted es un Iniciado”. Pero podía verse por el comportamiento de estas personas que no cumplían los requisitos que se describen en Los Maestros y el Sendero y otros libros acerca de cómo sería un verdadero discípulo del Maestro o Iniciado. Así se volvió un drama, una farsa, y a Krishnamurti le disgustaba mucho todo esto.

 

La Dra. Annie Besant estaba vieja (en sus 80), y Krishnamurti dijo que ella había trabajado demasiado durante muchos años, trabajando constantemente para la ST, para la libertad política de India, y por muchas otras causas, tales como el enaltecimiento de las mujeres, el movimiento antiviviseccionista para proteger a los animales, y el movimiento Scout. El número de causas que ella defendió era asombroso; ningún otro podría haberlo hecho. Krishnaji dijo que cuando su cuerpo envejeció, falló en tener la misma clase de poder intelectual que había tenido anteriormente. Así, cuando este grupo de personas que la rodeaba decía todas estas cosas, ella no interfería y no puso un fin a esto.

 

Mi padre (N. Sri Ram, quinto Presidente internacional de la ST), quien fue secretario de Annie Besant por algún tiempo, y quien la conoció bien en los últimos años, decía que ella tenía una naturaleza muy confiada. Confiaba en todas las personas que trabajaban con ella, lo que puede haber sido una razón de por qué ella no se oponía a estas creencias. Aunque Krishnaji sentía que la Sociedad estaba yendo en la dirección equivocada, él no pudo detener esta tendencia, y por lo tanto, dejó la Sociedad. Creo que Annie Besant no estaba tan molesta como profundamente preocupada acerca de cómo se cuidaría a si mismo, porque no  había sido preparado para que, estando en la confusión del mundo, pudiera hacerlo. Así, ella aconsejó a algunos miembros de la ST que lo cuidaran y trabajaran para él.

 

Pienso que la idea de que traicionó a los Maestros es ridícula. Mi opinión personal es que él estaba en constante contacto con los Maestros. Sabía mucho mejor lo que Ellos eran, que la mayoría de las personas que hablaban mucho acerca de los Maestros y decían ser sus agentes. De acuerdo a Krishnaji, el error cometido en la ST en esa época fue que lo sagrado y lo santo fueron rebajados a un nivel personal y material. El Swami T. Subba Row  se opuso aún a que H. P. Blavatsky (HPB) (co-fundadora de la ST) hablara tanto como lo hizo acerca de los Maestros, a causa del peligro de degradar el concepto de los Maestros.

 

Se dice que Dios se hizo a imagen del hombre, similarmente la gente atribuye a los Maestros lo que es conocido para ellos, pero tiene poco que ver con lo que en realidad son: personas muy santas, muy puras, muy sabias. Madame Blavatsky también dejó claro que aquellos que deseaban contactarse con los Maestros debían ascender a su nivel, siendo imposible bajarlos al nivel mundano. Pero el descenso fue lo que estaba sucediendo. Krishnaji rechazó las ideas acerca de los Maestros, pero no la existencia de los liberados.

 

De acuerdo al relato de Pupul Jayakar de la vida de Krishnaji, cuando el “proceso” estaba teniendo lugar, él dijo algunas veces: ”Ellos están aquí”. Que “ellos” estaban haciendo algo a su cerebro, etc. ¿Quienes eran “ellos”? Incluso solo antes que muriera, se informó que él comentó: ”Estoy preparado para irme. Ellos me están esperando”. Otro lado del asunto fue que en la ST se habló demasiado acerca de donde vivían los Maestros, qué clase de color de cabello tenía cada uno y ese tipo de cosas. Estos detalles, aún cuando exactos, atañen solamente a la apariencia externa, el Maestro es realmente un estado de consciencia. Él puede usar cierto cuerpo en algún momento, y otro cuerpo en otra ocasión. Pensar en la apariencia y en el cuerpo físico del Maestro es completamente erróneo.

 

HPB escribió que la gente que decía que deseaba contactar al Maestro no sabía de lo que estaba hablando, porque el cuerpo es solamente una máscara, no lo real. Esto es verdad aún en nuestro caso, el cuerpo es una máscara que oculta una realidad diferente. En el caso de los Mahatmas, la realidad es un cierto nivel y clase de consciencia. Quizás a Krishnaji no le agradaba rebajar a los Maestros a estos detalles, y pensar acerca de ellos como que eran en cierto modo como nosotros mismos.

 

P: ¿Krishnamurti se mantuvo en contacto con la ST de alguna manera?

 

Después que dejó la ST, hubo gente en la ST que sintió que él estaba creando una perturbación, pero también había personas en la ST que sentían que él estaba diciendo algo profundo y valioso. Es a causa de esto último que se creó el ambiente para que Krishnaji volviera mucho después a entrar en contacto con la ST. Él me dijo que el Sr. (C) Jinarajadasa (a quien llamaba Raja) (cuarto Presidente internacional de la ST) siempre fue muy amable con él. Ellos no tenían las mismas ideas; la Teosofía convencional del Hno. Raja y la nueva presentación de Krishnamurti no concordaban en muchas cosas. Pero él me dijo que Raja siempre fue muy cariñoso, que le llevaba libros y otras cosas, le enviaba su automóvil y le daba dinero. En esos días, Krishnaji no era muy bien conocido. Cuando mi padre se convirtió en Presidente, hábilmente produjo un cambio dentro de la Sociedad a favor de la comprensión de lo que Krishnamurti estaba hablando.

 

P: ¿Krishnamurti negó a los Mahatmas? ¿Negó el sendero del discipulado?

 

Éll usaba un vocabulario que no es el tradicional. No usaba palabras tales como “el sendero”. En realidad dijo, “La Verdad es una tierra sin sendero” y muchas personas están todavía desconcertadas por esto. Pero desde el punto de vista teosófico, cada mónada [refiriéndose aquí a la individualidad espiritual humana que reencarna] es única, y al entrar al plano material, sigue su propio y único sendero. El desarrollo que tiene lugar en cada individuo es diferente al de los demás, toda la Naturaleza es como esto. Hace algunos años dijeron que la huella dactilar de cada uno de los millones de seres humanos es diferente e identificable. Ahora dicen que pueden identificar a una persona por los dientes, las cuerdas vocales, el cabello, etc. Así, esa clase de singularidad existe aún a nivel físico. De modo que cada persona tiene que avanzar a través de su propia comprensión hacia la verdad. Nadie puede decir “Este es el sendero que usted debe hollar”.

 

Krishnaji no hablaba acerca del sendero ni del discipulado, porque un discípulo se supone que obedece; y la obediencia, particularmente si es ciega, es una barrera para el desarrollo de la verdadera inteligencia e intuición, por lo que él usaba la palabra “percepción”. Las personas adquieren ideas establecidas acerca del significado de las palabras, y quizás él usaba diferentes palabras para animar a los oyentes a examinar un nuevo significado.

 

P: Algunos miembros de la ST dicen que el trabajo de Krishnamurti no está relacionado con el ocultismo, que fue una palabra usada por HPB y los Mahatmas.

 

Lo que es oculto es lo que está oculto. Hay innumerables cosas que están ocultas a nuestros ojos, oídos, y otros sentidos que tienen un alcance limitado. Hace unos pocos cientos de años, si usted hubiera girado la perilla de un aparato para escuchar fluir la música desde dos mil millas de distancia, ellos lo habrían llamado magia, pero ahora es ciencia. Cuando usted comprende la Naturaleza y sus leyes, cada vez más de lo oculto, deja de ser así.

 

Pero lo así llamado oculto puede también ser lo que la gente no conoce por si misma, aunque piensen que lo saben. Ellos pueden difundir información errónea o falsedades para su beneficio. Por lo tanto, en la ST no alentamos demasiado el interés en las así llamadas cosas ocultas. Alice Bailey escribe acerca de los Rayos. ¿Cuánta gente sabe lo que son y si lo que ella dice es correcto? Es mejor mantener una mente abierta sobre estos asuntos. Lo mismo se aplica a C. W. Leadbeater o Madame Blavatsky. No necesitamos rechazar o aceptar lo que se dijo, sino mantener una mente abierta. Mantener nuestro juicio en suspenso es muy importante.

 

Debe recordarse la imagen de Buda de cuando se clava un dardo envenenado en la carne de una persona.¿Debería estar él discutiendo desde qué dirección llegó la flecha, quien fue el carpintero que la hizo, y a qué velocidad voló? Eso sería absurdo. Debe primero sacar la flecha y curar la herida. Así el Buda no habló acerca de las cosas ocultas o abstrusas. El enfoque de Krishnamurti era similar. El dijo, “Vuestra casa está ardiendo”, significando que el mundo está en gran peligro. ¿No debería dirigirse la atención a esto más bien que a hablar acerca de lo oculto? Él no permitía que la gente se distrajera. Pero era una persona iluminada que sabía muchas cosas desconocidas para nosotros acerca de las profundidades y misterios de la vida.

 

P: ¿Cuáles, piensa usted, eran los sentimientos de Krishnamurti hacia la ST?

 

Pienso que su sentimiento era amistoso, lo que no significa que estuviera de acuerdo con lo que los miembros de la ST decían y pensaban en general, porque, como usted sabe, hay toda clase de diferentes ideas ya que la ST representa la libertad de pensamiento. Algunas personas sostienen que la Teosofía es lo que escribió Blavatsky y nada más. Esto no es diferente de la idea musulmana de que Mahoma fue el último y único profeta: ”Después de Mahoma no hay nada más”. Cualquier otra opinión que no sea la de Blavatsky no es Teosofía, o debería llamarse pseudo-Teosofía.

 

Pero otros mantienen que la sabiduría que es la Teosofía puede provenir de muchas fuentes, en muchas épocas. Aún las personas que no son iluminadas pueden decir algunas cosas que son sabias. Así, la única actitud razonable es lo que HPB describió como “mente abierta, corazón puro”. Esto necesita ser fomentado. Krishnaji habló de la mente no condicionada. La ST trabaja por la fraternidad universal, sin distinción de raza, religión y todo lo que divide a las personas, toda forma de condicionamiento, la mente universal, la mente no condicionada. Pienso, por supuesto no puedo hablar por Krishnaji, que él apreciaba algunos enfoques fundamentales de la Sociedad Teosófica. En una ocasión, me dijo con una sonrisa: “Usted sabe, me agrada la ST”.

 

P: En su opinión, fueron la fundación de la ST y el trabajo de Krishnamurti parte del mismo plan de los Mahatmas ¿o eran estas dos cosas diferentes?

 

Cuando C. W. Leadbeater vio a Krishnaji por primera vez, había algunas personas en la playa de Adyar. Krishnaji estaba con su joven hermano, y, probablemente debido a la desnutrición, parecía torpe, algunas personas pensaban incluso que estaba bajo lo normal en inteligencia. Su hermano más joven era más brillante y obtuvo buenas notas en la escuela, lo que Krishnaji no pudo hacer. Puede que haya sido demasiado sensible para soportar lo que se llama lo peor de la vida. Pero cuando Leadbeater lo vio, él dijo sin vacilar: “Esta es un alma altamente evolucionada, intocada por el egoísmo y en muchas encarnaciones ha tenido contacto con los Maestros”.

 

Después, Leadbeater escribió a Annie Besant de que los dos niños sin madre no eran debidamente cuidados, ella hizo los arreglos para que fueran cuidados. Ella y Leadbeater sintieron que sería el vehículo del Maestro del Mundo. Aún antes, Annie Besant había estado disertando sobre la llegada del Maestro del Mundo. Antes que Krishnaji fuera descubierto, otro niño había sido identificado como el vehículo, así alguien dijo que Leadbeater realmente no sabía, lo que puede que no sea cierto, él puede simplemente haber comprendido que había cometido un error. Pero cuando vio a Krishnaji, estuvo absolutamente seguro, al igual que Annie Besant, e hicieron todo lo que pensaron que sería apropiado para Krishnaji. Una idea común que muchas personas tienen también es errónea, que ellos [CWL y AB] dijeron que Krishnaji era el Maestro del Mundo. Ellos no dijeron eso. Él iba a ser el vehículo del Maestro del Mundo, y en algún punto su consciencia se mezclaría con la del Maestro del Mundo. El 12 de enero de 1910, Annie Besant escribió a Leadbeater “Está definitivamente arreglado que el Señor Maitreya tome el cuerpo de este querido niño. Parece una responsabilidad muy pesada protegerlo y ayudarlo, en cuanto a adaptarlo para él, como Él dijo, y me siento más bien abrumada…” (Mary Lutyens, Años del despertar, cap.I). En 1926, Krishnaji escribió a Leadbeater: “Conozco mi destino y mi trabajo. Sé con seguridad que me estoy mezclando con la consciencia del Maestro y que me ocupará completamente.”

 

En una ocasión la Sra. Jayakar preguntó a Krishnaji: Si los teósofos no lo hubieran descubierto, ¿qué le habría sucedido? Él respondió: “Habría muerto.” Ella respondió: “No, usted no habría muerto. Usted habría sido como Ramana Maharshi, y la gente habría llegado hasta usted.” Krishnaji dijo: “No”, sonó como si hubiera un plan y propósito de acuerdo al cual su padre fue traído a Adyar. Si Krishnaji hubiera permanecido en el círculo de una familia brahmana ortodoxa, puede que no hubiera podido sentirse cómodo con todo el mundo, y tampoco, fuera de la ST habría tenido los necesarios contactos internacionales. Me inclino a pensar que el curso de su vida fue parte del Plan. Se dijo que todos los detalles del Plan no se fijaban por adelantado, pero el Plan general funcionó.

 

Krishnaji tenía gran admiración y amor por la Dra. Annie Besant. Ella lo cuidaba y hablaba de él como de alguien que sería un gran Maestro aún cuando la gente se reía o la reprendían. Algunos de sus amigos en India le decían: “Si quiere patrocinar a alguien, hay mejores niños que Krishnamurti.” Ellos estaban enojados con ella, pero ella no cambió. El mismo Krishnaji relató que en un importante banquete en Inglaterra, donde los políticos liberales como Lord Lansbury, quien apoyaba la libertad de India, estaban presentes, Bernard Shaw se burló de Annie Besant, quien había llevado a Krishnaji con ella. Shaw quien siempre se mofaba de todo, dijo: “Annie, ¿es este tu pequeño Mesías?”, y todos rieron. Pero ella no se acobardó. No le importó la actitud de otras personas porque estaba muy segura de que un gran mensaje sería dado al mundo a través de Krishnaji. Él mencionó este incidente particular y dijo que lo apoyó en todo momento hasta el final.

 

Anterior
Página 9
Siguiente