Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 141 - Número 05 - Febrero 2020  (en Castellano)
 

 
Anterior
Página 10
Siguiente

Ali Risetma – In Memorian

 

LOUIS GEERTMAN

Ex Vice- Secretario General de la Sección Holandesa

 

            ALI Ritsema creció en el noreste de los Países Bajos. Ella era brillante y de mente abierta, se casó muy joven y tuvo dos hijos. Alrededor de 1980 descubrió la Teosofía y rápidamente encontró una amiga que compartió su interés en esas enseñanzas. Ambas ingresaron a la Sociedad Teosófica, (ST); ella estudió mucha literatura teosófica y decidió dedicar su vida a la Teosofía. Después, sus hijos crecieron y se fueron de casa, entonces se fue a vivir al Centro Teosófico Internacional de Naarden.

            También asistió a cursos de estudio en Adyar, donde conoció a muchos miembros activos de todo el mundo; se convirtió en amiga de la entonces Presidenta Internacional de la ST, Sra. Radha Burnier, y de Joy Mills, y también visitó el Instituto de Teosofía Krotona, en Ojai, California, donde conoció a Roger Price, quien más tarde se convertiría en su segundo esposo.

            En 1993 se convirtió en Secretaria General de la Sección holandesa de la ST y organizò escuelas de fines de semana y verano, muy concurridas. También dio conferencias, tanto en Ramas nacionales como internacionales, escribió artículos, tradujo libros y siguió estudiando por su cuenta. Después de diez años, entró en una fase más tranquila de su vida y se mudó con Roger a Bélgica.

            Más tarde, la Sra. Radha Burnier la nombró su representante en Indonesia donde viajó varias veces, y ayudó a formar Ramas y dar apoyo y asesoramiento a los miembros activos.

            La gran pasión de Ali fue La Doctrina Secreta, y ella realmente quería escribir una versión reducida, más accesible,  de esa obra magna, en idioma holandés. Para esto, ella tuvo que prepararse, y regresó a los Países Bajos, cerca de La Haya, alejándose de la sociedad y dedicándose a estudiar y escribir, manteniendo vivos sus contactos internacionales a través de correos electrónicos. Vivió como monja, recibiendo muy poca gente, mientras se concentraba en sus estudios.

            Cuando el cáncer golpeó, ella permaneció optimista, convencida de que la enfermedad eventualmente desaparecería, debido a su estilo de vida saludable. Desafortunadamente, algunos años más tarde, quedó dolorosamente claro que el cáncer se había extendido. En agosto de 2019 ella estaba feliz de celebrar su cumpleaños número 75, con sus hijos y algunos amigos, pero su estado físico empeoraba rápidamente, y el 16 de diciembre falleció pacíficamente.

 

 

 

 

Anterior
Página 10
Siguiente