Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 141 - Número 05 - Febrero 2020  (en Castellano)

 
Anterior
Página 6
Siguiente

 

La sublime simbología del Loto

LINDA OLIVEIRA

Presidenta Nacional de la ST en Australia y editora de su revista, Theosophy in Australia.

Conferencia pronunciada en la Convención internacional ST Adyar, Varanasi, 1 de enero de 2020.

 

 

El tema de esta Convención, "Cultivar la Semilla Divina", es un recordatorio oportuno de que todos somos Divinos en esencia, y que la semilla de esta naturaleza trascendental está siempre presente, lista para expandirse en nuestra conciencia que está despertando, cuando las condiciones sean favorables. Una vez que esta semilla se ha abierto aunque sea un poco, deja una marca indeleble en el corazón y en la mente, de modo que nunca volvemos a ser los mismos; de hecho, esa apertura parcial es un anticipo de la gloria que espera a todos y cada uno de los seres humanos, algo tan poderoso y tan sublime que nunca se olvida.

Podemos aprender mucho de las consecuencias del Libro de la Naturaleza, incluyendo la trayectoria de nuestro destino espiritual. La simbología universal de una semilla que se transforma en una planta es a la vez poderosa y profunda. El loto es una de esas plantas, y por supuesto, es muy significativa en la Sociedad Teosófica.

H. P. Blavatsky (HPB) afirmó que desde la antigüedad el loto ha sido considerado sagrado por los Arios Hindúes, Egipcios, Budistas, y también fue adoptado como emblema cristiano. En el Cristianismo el loto se representa como un lirio. Esta flor ha sido venerada en Japón y China. También conocida como padma, el loto es un antiguo y favorito símil, para ambos, tanto para el Kosmos en sí mismo, como para el ser humano. En el contexto cósmico, explicó que la semilla de loto contiene en sí misma la miniatura perfecta de la futura planta, los prototipos espirituales de todas las cosas hasta ahora existentes en el mundo inmaterial antes de que se materialicen.

Algunas propiedades del Loto

Existe información interesante sobre la flor de loto, que enriquece aún más este análisis. Mucho antes del advenimiento de la humanidad, se decía que las flores de loto estaban distribuidas ampliamente por todo el mundo. Cuando las temperaturas eran bajas durante la Edad de Hielo, la mayoría de las plantas del hemisferio norte no sobrevivían, y aún así la flor de loto lo hacía. A estas flores se les ha llamado incluso "fósiles vivientes". De esto se deriva un sentido de lo que es antiguo y de lo que es valioso.

También hay otra correspondencia. Hubo un caso notable en 1954 en el que las flores de loto desaparecieron en una zona debido a una inundación catastrófica. Sin embargo, sorprendentemente, tres años después el agua retrocedió a niveles normales y en la parte menos profunda del lago en cuestión, a las plantas les empezaron a crecer hojas de nuevo, en abundancia. Dos años más tarde, la cantidad de lotos en ese lugar en particular regresó. Por lo tanto, el loto tiene una gran tenacidad frente a los desastres naturales. Los lotos pueden soportar el sol abrasador, pero cuando están inactivos pueden incluso resistir temperaturas frías. De modo que el loto también simboliza la resistencia en un sentido muy real. Estas cualidades naturales de la flor de loto son algo con lo que los humanos podemos relacionarnos.

El Loto como símbolo del Universo

HPB escribió:

 

Esta misteriosa y sagrada planta ha sido considerada desde tiempos inmemoriales un símbolo del Universo, tanto en Egipto como en India. Escasamente hay un monumento en el Valle del Nilo, o un papiro en el que esta planta no tuviera un lugar de honor. Desde los capiteles de las columnas egipcias hasta los tronos y los cofres de los reyes-dioses, el loto se encuentra en todas partes como un símbolo del Universo. Se convirtió por necesidad en un atributo indispensable de todo dios y diosa creativa.

(Escritos Recopilados, -C.W.- Vol. XII, "La leyenda del Loto Azul", p. 177)

Ella continuó diciendo que el Cosmos condicionado provenía de "Padma- yoni - 'el seno del loto' - del Espacio absoluto del Universo, fuera del espacio y del tiempo".

LA ÚLTIMA VIBRACIÓN DE LA SÉPTIMA ETERNIDAD VIBRA A TRAVÉS DE LA INFINITUD. LA MADRE SE HINCHA, EXPANDIÉNDOSE DESDE EL INTERIOR HACIA EL EXTERIOR, COMO EL BROTE DEL LOTO.

La Doctrina Secreta, Stanza III, sloka 1, p. 62.

El huevo dorado (o matriz) del que surgió Brahma se denominaba a menudo el loto celestial. Por lo tanto, esta flor también se asocia con la representación de varias deidades. Vishnu flota en el sueño durante las noches de Brahma, en las aguas primordiales, estirado en una flor de loto.

La Trimurti Hindú está personificada en el mundo de las ideas por la Creación, Preservación y Destrucción o Brahmâ, Vishnu y Shiva; en el mundo de la materia por la Tierra, el Agua y el Fuego, o el Sol, y simbolizada por el Loto, una flor que vive de la tierra, el agua y el sol. El Loto, sagrado para Isis, tenía el mismo significado en Egipto, mientras que en el símbolo Cristiano, el Loto, que no se encuentra ni en Judea ni en Europa, fue reemplazado por el lirio de agua.

(Escritos Recopilados, -C.W.- Vol. XIV, 14, p. 100)

Claramente, por lo tanto, el loto tiene una profunda asociación con todo lo que es sagrado.

El Loto en el antiguo Egipto, Budismo e Hinduismo

En el antiguo Egipto había dos tipos principales de lotos, el blanco y el azul; la variedad azul es científicamente un nenúfar (Nymphaea caerulea), pero simbólicamente un loto. Más tarde, la flor de loto rosa también se introdujo en Egipto. Sin embargo, es la flor azul la que tiende a ser representada comúnmente en el arte egipcio, así como en pinturas y tallados en las paredes de templos y tumbas.

Los antiguos egipcios observaron que el loto se abría durante el día y se cerraba durante la noche, asociando así la flor con el ciclo del renacimiento, y también con el Sol. Porque el Sol también tiene su propio ciclo, apareciendo durante el día y desapareciendo de la vista por la noche.

En esta tradición también encontramos el loto asociado a la resurrección. El siguiente pasaje se encuentra en el "Papiro de Ani", el Libro Egipcio de los Muertos:

Como si hubiera dormido mil años bajo el agua, me despierto en una nueva estación. Soy el loto azul que se eleva. Soy la copa de los sueños y la apertura de la memoria, yo, la flor de mil pétalos. Al amanecer el sol se levanta desnudo y nuevo como un bebé; me abro y me entra la luz. Esta es la dicha, el lento despertar en el fuego como uno por uno los pétalos se abren, como los dedos que sostienen con fuerza el secreto, se despliegan.

Dejo atrás el pasado y libero la fragancia de las flores. Me abro y la luz desciende, me llena y pasa a través de cada pétalo azul delgado reflejado perfectamente en el agua clara. Soy ese loto lleno de luz reflejada en el mundo. Floto contento dentro de mí, una flor con mil pétalos, una vida vivida mil años sin prisa, un universo que enciende mil estrellas, un dios vivo en mil personas.

Si te pararas en una mañana de verano en la orilla bajo un cielo brillante, verías los mil pétalos y dirías que juntos forman el loto. Pero si vivieras en su corazón, invisible desde fuera, podrías ver cómo el éxtasis en su fragante núcleo da lugar a sus mil pétalos. Lo que es bello es siempre lo que es en esencia, una certeza de ser. Me maravillo de mí mismo y de las cosas de la Tierra.

Floto entre los días en paz, contento. No es parte del mundo, el mundo es todas las partes de mí. Me abro a la luz y me elevo a los dioses con el perfume de la oración. No pido nada más allá de mí mismo. Soy dueño de todo lo que necesito. Estoy contento en compañía de Dios, una oración que contiene su propia respuesta. Soy el loto.

Budismo

En el Budismo el loto se asocia con la pureza, con el despertar espiritual y el desapego. Se asocia con la Tara blanca. La flor se considera pura porque es capaz de emerger de aguas turbias y estar perfectamente limpia. El hecho de que el agua pueda desprenderse fácilmente de sus pétalos puede ser comparado con el desapego, y los pétalos que se abren pueden ser asemejados con el despertar espiritual.

No es de extrañar que el loto también simbolice el despertar del Señor Buda, y sirve como un recordatorio de que todos los seres tienen el mismo potencial para alcanzar la Iluminación. La flor crece desde el barro y se eleva a la superficie del agua para florecer en belleza y pureza; de forma similar, los humanos tienen el potencial de elevarse por encima del deseo y el apego para que se revele la verdadera naturaleza.

La flor de loto en sí misma representa las etapas del camino espiritual. Esto se debe a que un capullo cerrado se considera como sinónimo del comienzo del viaje. Cuando la flor está parcialmente abierta, entonces se está caminando por ella. Y una flor completamente abierta significa el final del viaje, la Iluminación.

Podemos encontrar el loto en todo el arte y la literatura budista. Una de sus más importantes representaciones en la literatura es el Sutra del Loto. Las flores de loto son de muchos colores, cada uno tiene un significado diferente como veremos ahora:

Loto blanco: Esto simboliza Bodhi, el estado de total pureza mental y perfección espiritual, y la pacificación de nuestra naturaleza. Generalmente tiene ocho pétalos que corresponden al Noble Óctuple Sendero de la Buena Ley. Es el loto que se encuentra en el corazón del Mandala Garbhadhâtu, que es el útero o embrión del mundo. Es característico de las sectas esotéricas y es el loto de los Budas.

Loto Rojo: Simboliza la naturaleza original del corazón (hrdaya). Es el loto del amor, la compasión, la pasión, la actividad y todas las cualidades del corazón. Es el loto de Avalokitesvara.

El Loto Azul: Es el símbolo de la victoria del espíritu sobre los sentidos, de la inteligencia y la sabiduría, del conocimiento. Siempre se representa como un capullo parcialmente abierto, y (a diferencia del loto rojo) su centro nunca se ve. Es el loto de Manjusri (un Bodhisattva asociado con prajñâ, la sabiduría), y también uno de los atributos de Prajñâpâramitâ, la encarnación de la "perfección de la sabiduría“.

Loto Rosa: Este es el loto supremo, generalmente reservado para la más alta deidad, a veces confundido con el loto blanco, es el loto del Buda histórico.

Loto Púrpura: Este es el loto místico, representado sólo en imágenes pertenecientes a algunas sectas esotéricas. Las flores pueden estar en plena floración y revelar su corazón o en capullo. Pueden estar sostenidas por un tallo simple, un tallo triple o un tallo quíntuple. Los ocho pétalos representan el Noble Óctuple Sedero y las ocho principales deidades acólitas de la deidad central en los mandalas. Las flores también pueden estar representadas en una taza o en una bandeja, como símbolo de homenaje.

Es muy claro cuán apropiado es el Día del Loto Blanco en conmemoración a HPB, ya que un loto de este color representa la pureza mental y la perfección espiritual, y también por el hecho de que ella tomó Pañchasila. A pesar de sus imperfecciones personales, era un gigante espiritual.

Hinduismo

Ahora llegamos a la tradición hindú. El término padma se traduce como "loto". En el Hinduismo tiene varias expresiones.

Al reproducirse a partir de su propia matriz en lugar de la tierra, el loto simboliza la generación espontánea (svayambhu en Sánscrito). Puede utilizar tanto la dispersión de semillas como su sistema de raíces para la reproducción. Crece en el barro, pero se eleva con una pureza inmaculada hasta la superficie y se abre al sol. Por lo tanto, su evolución comienza en el fango de Samsâra, pero se eleva a la pureza e Iluminación completa, de la que es el símbolo por excelencia. La pureza es también una de sus principales asociaciones en la tradición budista, como hemos visto. El loto inmaculado que surge de la profundidad de las aguas y lejos de la orilla se asocia con la idea de la pureza, pero también con sattva, el equilibrio y la armonía. El loto no sólo representa la pureza de la mente, sino también la pureza del cuerpo y del habla.

El loto cerrado simboliza el potencial; abierto, simboliza la realización. Además, el agua salpicada sobre una hoja de loto nunca permanece, sino que inmediatamente se desliza. De la misma manera, la suciedad de la mundanalidad nunca mancha al Ser Iluminado.

Lakshmi es usualmente representada como sentada sobre un loto, representando la mente pura e iluminada que ya ha sido mencionada. También, flores como el loto (padma) y el lirio azul (nilotpala), generalmente se ven en las manos de las imágenes de las diosas, especialmente en las manos de las diosas Lakshmi y Bhumidevi. El loto es, por lo tanto, uno de los "atributos" o "accesorios" de tales deidades.

Al igual que Lakshmi, la diosa Saraswati es a menudo representada como sentada en un loto blanco que simboliza la luz, el conocimiento y la verdad. También, desde el punto de vista cósmico, el loto de la mano derecha inferior de Vishnu representa el universo manifestado, la flor que se despliega en toda su gloria desde las aguas informes e infinitas de la causalidad.

El Loto y el ser humano

Volviendo ahora al desarrollo del ser humano, como se ha visto, el loto tiene un hermoso significado. Sigue toda la trayectoria del desarrollo humano, desde el lodo del reino terrenal, hasta el estado de la divinidad. La flor crece a través del agua, con sus raíces en el barro, que representa el reino material. El tallo que sube por el agua está relacionado con la existencia en el mundo astral. Las hojas a veces flotan en la superficie del agua. Y las flores de loto se encuentran en gruesos tallos, normalmente elevándose varios centímetros por encima del agua. La flor que eventualmente abre su corazón al aire, es emblemática del ser espiritual, abierto a la libertad e inmensidad del aire y a la luz del sol.

Esta flor, ricamente alegórica, simboliza varias cualidades relativas al viaje humano, al desarrollo espiritual humano, como la resistencia o la tenacidad (recuerden las cualidades de la planta); también la pureza de la mente, la calma, la serenidad; sattva; la perfección espiritual; el conocimiento, la sabiduría y el amor; la naturaleza original del corazón, compasión, pasión y nuevamente, amor; la más alta deidad; el Noble Óctuple Sendero; la belleza; el desapego, el ser espiritual; y, por último pero no menos importante, la Iluminación.

Es profundamente inspirador considerar que dentro de cada uno de nosotros habita la "Joya en el Loto", que puede ser considerada como Padmapâni, Krishna, Buda, Cristo o cualquier nombre que le demos a nuestro Yo Divino. De hecho, nuestra búsqueda de muchas vidas es llegar a ser y realizar plenamente nuestro potencial divino, a pesar del hecho de que esto puede ser olvidado a veces en medio de las muchas demandas de la vida física en este reino material. HPB observó:

Se ha dicho lo suficiente para mostrar que mientras para los orientalistas y las masas profanas la frase, Om Mani Padme Hum, significa simplemente "Oh, la Joya en el Loto", esotéricamente significa "Oh, mi Dios dentro de mí". Sí, hay un Dios en cada ser humano, porque el hombre era y volverá a ser Dios. La frase señala la unión indisoluble entre el hombre y el universo. Porque, el Loto es el símbolo universal del Kosmos como la totalidad absoluta, y la Joya es el hombre espiritual o Dios.

(Escritos Recopilados, -C.W.- Vol.XII, p. 561, "Jerarquías")

Resumiendo, la simbología del loto es verdaderamente sublime e inspiradora, imbuida de un profundo significado. Porque el ciclo del loto contiene, alegóricamente, el potencial de los universos y del ser humano Auto-realizado.

Terminemos reflexionando con estas palabras inspiradoras:

Aquel que percibe el mundo

Con verdad, pureza y vasto conocimiento,

Y con benevolencia y compasión,

Debe ser siempre anhelado y admirado.

Es un puro rayo de luz sin manchas,

Un sol de sabiduría que destruye la oscuridad,

Una llama que soporta los vientos de la calamidad.

Ilumina brillantemente el mundo entero.

Es un puro rayo de luz sin manchas,

Un sol de sabiduría que destruye la oscuridad,

Una llama que soporta los vientos de la calamidad.

Ilumina brillantemente el mundo entero.

El Sutra del Loto, capítulo XXV,

"La puerta a todas las direcciones manifestadas

por el Bodhisattva Avalokitesvara“

 

 

 

Referencias

Blavatsky, H. P., (Escritos Recopilados, -C.W.- Vol.XII, Clásicos Teosóficos.

Id., vol. XIV.

Ellis, N., Despertando a Osiris: El Libro Egipcio de los Muertos, 1988.

<bdk.or.jp> (consultado el 9 de diciembre de 2019). El Sutra del Loto, traducido del chino de Kumarajiva por Tsugunari Kubo y Akira Yuyama, Bukkyo Dendo Kyokai y Numata Center for Buddhist Translation and Research, 2007.

Zambala Roja: Iconos y símbolos hindúes | Devi.

<Buddhanet.net> (acceso 29 Nov 2019) - simbología de los lotos de varios colores en la tradición budista.

<flowermeaning.com> (accedido el 29 de noviembre de 2019).

<lotusflowermeaning.net> (accedido el 21 de noviembre de 2019).

<wisdomlib.org/buddhism/book/the-lotus-sutra/d/doc62801.html> (accedido el 10 de enero de 2020)

-   El Sutra del Loto, capítulo XXV.

 

 

 

Anterior
Página 6
Siguiente