Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 141 - Número 03 -  Diciembre 2019  (en Castellano)
 

 
Anterior
Página 10
Siguiente

 

Ahimsa: La solución

sin sufrimiento animal

Derechos Animales: Visión Científica y Espiritual III

 

Michiel Haas

Antiguo miembro de la ST Adyar y arquitecto, cambió a consultoría durante décadas y más tarde a profesor de arquitectura sustentable con énfasis en el cambio climático en la TU-Delft. Luego se interesó en los derechos animales y una visión holística de la Naturaleza. Es activo en el proyecto de renovación de Adyar.

 

Introducción

En la parte I de esta serie de artículos vimos que la mayor parte de los científicos coinciden en que todos los vertebrados, mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces son conscientes en cierta medida, tienen sentimientos y pueden sufrir dolor. Espiritualmente, la evidencia sugiere firmemente que los animales tienen alma, a menudo un alma grupal, pero ciertamente hay animales que ya se han individualizado. Y hay claras indicaciones de la reencarnación de los animales, como aparece en conversaciones relacionadas con animales.

 

En la parte II supimos que no podemos ignorar una sola especie animal en el ecosistema. Si pensamos que al menos algunos de los insectos pueden ser exterminados y por lo tanto usamos muchos productos para proteger a las plantas, esto finalmente se volverá en nuestra contra. Los insectos son una parte esencial de la biodiversidad. Actualmente, en la ganadería se usan los animales como máquinas productoras de carne animal, leche y huevos, y a menudo son tratados de esa manera. A la luz del conocimiento de hoy, esto ya no es aceptable.

 

Nuestra dieta actual, basada en himsa o violencia, en contra del reino animal, ha influenciado negativamente el pensamiento de la gente, se ha vuelto más violenta que el pensamiento de los vegetarianos. Nuestra carne animal y productos lácteos recuerdan la historia humana de la esclavitud. En suma, la ganadería intensiva hace una contribución importante al calentamiento global. Es inevitable que tengamos que dar derechos a los animales basados en su propia naturaleza y capacidades. Eliminar toda carne, huevos y productos lácteos es la mejor manera de reducir el sufrimiento animal asociado con la ganadería intensiva y su impacto ambiental sobre el planeta.

 

¿Todos deberíamos ser veganos?

Esa sería la mejor opción para el planeta y nuestra salud. Sin embargo, sería una ilusión, al menos a corto plazo. Aunque habría un enorme impacto en el mundo si todos nos volviéramos veganos. Miren las consecuencias de escoger comer carne animal y productos lácteos:

 

·         70-75 billones (1 billón=1.000 millones) de animales, principalmente vacunos, cerdos y pollos son engendrados, brutalmente tratados y sacrificados, por la carne y productos lácteos que las personas consumen cada año.

·         2.7 trillones (1 trillón=1.000 billones) de peces y otros animales marinos se los mata para el consumo humano, 40% de los cuales son capturados y tirados a la basura (por ser la especie o el tamaño equivocados) y no deberían ser sacrificados de ninguna manera. Los peces también tienen sentimientos.

·         La producción de alimentos es responsable de más del 25% de las emisiones de CO2 mundiales, la  mayor parte de las cuales, hasta el 80%, las produce la ganadería.

·         El consumo de carne y productos lácteos significa el 83% del uso mundial de la tierra agrícola.

·         50 millones de hectáreas de bosques han sido eliminadas en los últimos diez años. El 80% de estas son para la industria agrícola, esencialmente destinadas para la alimentación de la creciente ganadería, aceite de palma y cacao.

 

¿Es saludable la dieta vegana?

Cuando las personas se cambian a una dieta vegana, quienes las rodean pueden preocuparse acerca de si los veganos obtendrán suficientes proteínas y otros nutrientes necesarios. El asunto es si esto se justifica. ¿No deberían ser los veganos quienes se preocupen, en el caso de los carnívoros, si estos últimos están comiendo de una manera lo suficientemente saludable?

 

El hecho es que la amplia mayoría de los estudios realizados muestran que una dieta vegana tiene más fibra, antioxidantes, magnesio, potasio, ácido fólico y vitaminas A, C y E que la dieta omnívora normal.1 Los científicos generalmente son de la opinión que una dieta vegana reduce el riesgo de cáncer de próstata, mamas y colon.2 Esto se debe en parte a que no comen carne ni alimentos procesados. En suma, los veganos a menudo comen alimentos que parecen tener un efecto protector contra el cáncer, tales como frutos secos, semillas, legumbres, vegetales y frutas.

 

Sin embargo, hay también una limitación. Los veganos pueden desarrollar una deficiencia en vitamina B12. Esta vitamina es principalmente tomada de los productos animales tales como la carne, productos lácteos y pescado. La vitamina B12 es importante para transformar los carbohidratos, grasas y proteínas en energía, y también ayuda a proteger las células nerviosas. Para evitar esta deficiencia, se recomienda comer vegetales marinos tales como algunos tipos de algas como kelp, nori y otras, alimentos vegetarianos fermentados tales como el yogur de leche de coco y otros suplementos de la vitamina B12.

 

¿Podemos alimentar a la población mundial sin proteína animal?

En el 2050, las NU esperan que la Tierra tenga 9.7 billones de residentes. Que son tres billones más que la población de 2019. Estos tres billones de bocas extras no solamente tendrán que ser alimentadas, sino que muchos de los actuales habitantes cambiarán sus hábitos alimenticios debido a una mayor prosperidad. Esto significa una desproporción mayor en el consumo de carne y productos lácteos de lo que actualmente es el caso, porque la carne y productos lácteos en países donde actualmente se come relativamente poco alimento animal (pienso en India, China y Brasil) son vistos como productos de lujo, y si uno puede permitírselo, deseará comer eso también. Si continúa el desarrollo a su ritmo actual, con una población mundial creciente, bienestar en aumento y por consiguiente la demanda de más alimento, entonces correremos el riesgo de exceder mucho más la actual capacidad de la Tierra.

 

Con todos los riesgos asociados, la elevación del nivel del mar, desaparición de bosques, desmoronamiento de la biodiversidad, tanto en la tierra como en las extensiones de aguas, los ecosistemas se desequilibran, poniendo en riesgo los ciclos naturales de vital importancia para los humanos. Si no hacemos nada, el impacto ambiental de la producción de alimentos aumentará por otro 50 a 90% en el 2050, escribe un grupo de renombrados científicos internacionales en un artículo reciente en la revista Nature. Esto sobrepasará los límites de nuestro planeta.3 Por lo tanto, el actual consumo de carne animal y productos lácteos es una receta para el desastre.

 

La carne animal y productos lácteos no son eficientes para alimentar a la población mundial. Transformar el alimento del ganado en carne es muy ineficiente. Por ejemplo, solo el 3% de las calorías vegetales se transforman en calorías en un bistec, una pérdida nutricional del 97%. El rendimiento es mejor para otras carnes, pero incluso solo el 20% para los pollos, la mejor puntuación para un trozo de carne. Además, debido al alto consumo de carne, la ingesta de proteínas en Norte América, Europa y Australia es de 70% más de lo que es saludable para nosotros.

 

En síntesis, nuestra actual estrategia nutricional con abundantes proteínas animales, no puede durar. Es necesario el cambio. Como afirmó Albert Einstein: “El Mundo no será destruido por aquellos que hacen el mal, sino por quienes los miran sin hacer nada”. Hacer nada también te hace responsable por lo que sucede.

 

Si comenzamos a cultivar alimento para la gente, en tierras cultivables que ahora se usan para cultivar alimentos para el ganado, podremos cultivar alimentos para muchas más personas.

 

1. Alimentar a los humanos directamente con proteínas vegetales es mucho más eficiente, al menos con un factor de 1 a 6, porque los animales usan en promedio 6 kilos de proteína vegetal para producir un kilo de proteína animal.

 

2. Mucha más tierra agrícola estará disponible para alimento, ya que ahora el 83% del uso mundial actual de tierra agrícola se usa para el ganado, la cual puede entonces usarse directamente para cultivar campos para alimentar a la gente.

 

Por supuesto, no son solo las proteínas, hay mucho espacio para cultivar toda clase de vegetales y frutas. Incluso podremos escoger solo las tierras agrícolas más ricas y podremos disponer de los suelos más pobres para plantar los 1.200 billones de árboles necesarios para revertir una parte significativa del impacto climático.4 Una ventaja adicional de esta combinación es que muchos árboles absorben CO2, haciendo así posible los objetivos del clima de un máximo de 1 grado y medio de calentamiento, y por el otro lado, la emisión de gases de invernadero por el ganado desaparece completamente, así se resolverán dos problemas al mismo tiempo.

 

Muchas personas plantean la pregunta de si podemos labrar sin abono animal. Esa pregunta puede también ser respondida positivamente. La agricultura basada en roca molida y preparaciones con algas marinas es posible, y podemos omitir completamente todo abono animal.

 

¿Es la ideología del carnismo correcta?

El carnismo, como lo define la Wikipedia, es la ideología prevaleciente que condiciona a las personas a justificar el consumo de productos animales, en particular la carne de ciertos animales. Por lo tanto, estamos condicionados a comer carne y productos lácteos a causa de que nuestra cultura siempre lo ha hecho así. La mayoría de nosotros nos criamos con productos lácteos y carne, y nos enseñaron que era necesario para nuestra salud. A su vez, hemos aprendido que debemos tratar bien a nuestras mascotas, y lo hacemos, a menudo son nuestros amigos.

 

Entonces, ¿cómo podemos tratar tan brutalmente a los animales de granjas, patearlos, golpearlos, encerrarlos en jaulas demasiado pequeñas en las que difícilmente pueden moverse, engordarlos de modo que casi no pueden caminar, sacarles sus crías tan pronto como nacen y matarlos aún cuando están perfectamente sanos (los pollos jóvenes son degollados o gaseados, los toros jóvenes son asesinados, todos como productos residuales) y mucho más. Esto es posible porque nuestra ideología permite esto, lo consideramos normal, necesario y natural.

 

Pero si comprendemos que esta es una ideología, así como el veganismo, un sistema de creencias, entonces podemos cambiarla también. Las partes anteriores de este artículo han mostrado claramente que no hay necesidad de comer carne ni productos lácteos, ya sea para nuestra salud (al contrario en realidad) o que tienen suficiente nutrición o proteína. Podemos crecer sin productos animales. Entonces, ¿la única razón para continuar comiendo carne y productos lácteos es que nos gustan mucho? ¿Cómo se justifica esto, considerando todo el sufrimiento animal que causamos?

 

Aquí hay parte de una conversación que el intérprete animal Eddy Mulder tuvo con una vaca:

 

“Mulder: ¿Vaca, podemos hablar?

Vaca: Si, ¿qué quieres? (Un poco hosca, no realmente benevolente).

M: Me presentaré...

C: No sé si puedo contarte mucho, pero pregunta.

M: ¿Cómo era tu vida en la granja o en la industria agropecuaria?

C: Fui una vaca de granja. Éramos 60-80 vacas en un establo, donde todos teníamos nuestro lugar permanente, y difícilmente podíamos movernos. Eso era muy molesto, nada que hacer, y generalmente solo permanecíamos paradas, lo que causaba dolor en nuestras pezuñas y articulaciones. Entonces solíamos echarnos. Pero acostarnos y pararnos nuevamente era muy difícil y doloroso. De hecho, mis articulaciones siempre duelen y eso no era agradable.

M:¿Cómo era el ordeño?

C: No me gustaba, pero al menos obteníamos algo de atención de las personas. Esta persona era generalmente agradable, a menudo me acariciaba si me portaba bien y me quedaba bien quieta. Pero algunas veces mis articulaciones me dolían tanto que no podía permanecer quieta y entonces golpeaba mis huesos y eso dolía también.

M: ¿Cómo fue quedar preñada?

C: Quedarse preñada no fue divertido, pero una vez que lo toleré, se me permitió pasar un rato en el prado con otras vacas. Cuando tuve mi cría, me regresaron adentro. Entonces tenía mi propio cobertizo donde podía moverme. Era entretenido, tenía algo que hacer, tenía que cuidar de mi cría, olfatearla y lamerla. Pero nunca por mucho tiempo, cuando se la llevaron nunca más la vi de nuevo. Me pusieron en el establo de nuevo, otro lugar en el mismo cobertizo y además, perdí a mi cría. Incluso volvió un mayor hastío con los dolores de mis articulaciones. No muy agradable.

M: ¿Cómo fue cuando  fuiste llevada al matadero?

C: Realmente no quiero hablar de eso.

 

El grupo internacional de investigadores del clima de las Naciones Unidas (IPCC) emitieron un reporte en agosto de 2019 en el cual escribieron, entre otras cosas, que debería usarse una dieta más basada en vegetales para detener el cambio de   clima mundial. El uso agrícola para los animales tiene un impacto mucho más grande en el clima, comparado con el uso agrícola usado en los vegetales.5 La Fundación para la Vida Salvaje en el Mundo responde: “Nuestro actual sistema de alimentación es la amenaza más grande para la Naturaleza, en todo el mundo. Volviendo a la agricultura amistosa con la Naturaleza, consumiendo más alimentos basados en vegetales en lugar de carne y productos lácteos, y combatiendo la pérdida de alimentos, podemos hacer una contribución importante para resolver la crisis climática mundial”.6

 

¿Cuáles son las alternativas para los granjeros?

Si todo el mundo comiera vegano, ¿qué les sucedería a los granjeros que tienen animales? Muchos granjeros comenzaron criando animales de granja solo por amor a sus animales. Hay historias maravillosas de granjeros que comenzaron por idealismo y realmente querían dar y continuar dando a los animales la mejor vida posible. Todavía tienen problemas con la industria ganadera. Tienen que decidir, en algún momento, llevar a sus animales al matadero. Eso es difícil, especialmente si se está en un sistema que requiere que se produzca carne. Usted puede cuidar sus cerdos y darles una bella vida, aunque llega un momento en que el cerdo tiene que ir al matadero. Más y más granjeros se sienten culpables acerca de esto.

 

Lo bueno es que ha comenzado todo un movimiento que apoya a los granjeros para que cambien el ganado por las granjas agrícolas. Los Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Escandinavia, Alemania e Israel son países donde se han iniciado movimientos que apoyan a los granjeros en esta enorme transición, y con éxito. Los ayudan con su consciencia y pasan felizmente por la vida cultivando vegetales, incluso sin usar abonos animales, porque es posible.

 

No hay alternativas para los horribles lugares de abuso animal que conocemos hoy, que se encuentran en muchos países, debido a la ganadería intensiva. Solamente la eliminación de estas fábricas animales es una solución.

 

¿Qué alternativas existen para la carne?

Sería una ilusión suponer que repentinamente nadie va a comer carne nunca más. Después de todo, hay todavía gente que dispara a un león o a un elefante por diversión y posa orgullosamente en Facebook. Estas “criaturas” continuarán comiendo carne animal a toda costa. Desgraciadamente, los costos serán por consiguiente, altos para ellos.

 

Pero hay buenas alternativas para todas las personas bondadosas que se preocupan por el sufrimiento animal, la salud humana, y la ecología mundial, y quienes se sienten responsables por lo que hacen a los animales y al mundo en general. Hay muchos substitutos de la carne que están basados en la soya, coco, maíz y otros productos vegetales, con nombres como “Beyond Meat”, “Impossible Burger”, una hamburguesa sin carne que puede sangrar como un bistec, etc. Un verdadero experto en hamburguesas difícilmente puede distinguir entre las dos, y algunos optan por la variante vegana, que son tan deliciosas como son estas hamburguesas. Sin embargo, algunas de estas imitaciones han sido sobre-procesadas y no son tan buenas para la salud humana.

 

En suma, hay también muchas alternativas para la gente que extraña los productos lácteos: leche de coco, soya, almendras, avena, y recientemente incluso banana, etc. Para los amantes del queso entre nosotros, quienes pueden difícilmente estar sin su rebanada diaria, hay ahora más y más alternativas sin productos lácteos que tienen un aceptable buen sabor. Estos están basados en aceite de coco, harina de papas, o frutos secos e incluso incluyen tipos específicos tales como camembert, queso azul, etc.

 

En unos cuantos años habrá carne cultivada en los mercados, carne real que ha sido cultivada de células madres de animales adecuados que no han sido faenados para ello. Lo mismo se aplica a productos de cuero u otros productos para los cuales, hasta ahora,  se usó un  animal y por lo tanto, también se mató. Los acontecimientos se están moviendo muy rápido y las expectativas de inversionistas de emprendimientos con estos productos son muy altas. Piense en esto: el método actual de producir carne y productos lácteos a través de una enorme dosis de sufrimiento animal, uso de tierras e impacto ambiental negativo no puede sostenerse. Si hay productos alternativos para la carne real, a la que la mayoría de estas objeciones no se aplica, usted tiene un producto mundial.

 

Se están desarrollando alternativas para testear animales que dan mucho mejores resultados que usar células cultivadas del animal testeado.

 

Los tiempos están cambiando, ¿cuánto tiempo falta hasta que lleguemos allí?

Una proporción inequívoca de jóvenes están optando por un estilo de vida vegano. No hay muchas cifras, pero en 2010 había 67 millones de veganos en el mundo y ese número está creciendo rápidamente, guiándonos por el interés en Google, Twitter, Facebook e Instagram.

 

*Buscar resultados de las Tendencias de Google muestra un crecimiento mundial del interés por el veganismo entre 2004 y 2018. Los principales países son Israel, Australia, Canadá, Austria y Nueva Zelanda.

 

*En los Estados Unidos, ha habido un 600% de aumento en la cantidad de personas que se identifican como veganos en los últimos tres años. En el Reino Unido este es del 350% comparado con hace 10 años.

 

*Una dieta basada en vegetales está creciendo en popularidad en Asia. El gobierno chino ha publicado nuevas pautas de nutrición que animan a la población de 1.3 billones de personas a reducir su consumo de carne en el 50%.

 

Científicos del Instituto Politécnico Rensselaer concluyeron en el 2011 que una opinión que es apoyada por el 10% de las personas en un grupo puede volverse rápidamente una opinión de grupo, porque surge un punto donde una opinión, forma de vida o filosofía, repentinamente llega a ser “genial” y todos desean pertenecer a este grupo. Un estudio completamente diferente del Dr. Ian Pearson, un culto futurólogo, de quien se comprobó estar en lo correcto en un 85% de sus pronósticos, mostró que toma casi 30 años que una idea que fue considerada imposible se volviera realidad. Esto se aplica a cambios sociales generales que fueron primero rechazados y en los cuales, al final, casi todos participaron. Gracias a los medios de comunicación sociales, esta tendencia puede ahora acelerarse. Entonces, hay esperanza.

 

Nota personal

A causa de mi investigación al escribir esta serie de artículos, las cosas han cambiado para mí también. Creo que lo estuve haciendo bien como vegetariano. Pero eso está muy lejos de la verdad. Por supuesto, es bueno que en teoría los animales no tengan que morir para nuestro alimento, pero en la práctica es diferente. La leche se toma de la vaca, la leche destinada a sus crías. Si la cría es un toro, esto es una lástima, es un producto residual que a menudo lo matan inmediatamente o primero lo maltratan, enjaulando al ternero y luego lo matan. Las gallinas ponen huevos, pero cuando nace un pollo del huevo, se convierte en un producto residual y lo matan. Comiendo productos lácteos y queso, las personas contribuyen casi tanto al sufrimiento animal como cuando comían carne. No tuve otra opción que sacar mis propias conclusiones, y me convertí en vegano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anterior
Página 10
Siguiente