Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 141 - Número 02 -  Noviembre 2019  (en Castellano)

 
Anterior
Página 5
Siguiente

 

Discurso Inaugural de la Conferencia de Pascua

(Conferencia Teosófica de Pascua Nº 96, 19 Abril 2019)

 

Tim Boyd

 

 

 

Esta es la Conferencia Nº 96 que celebramos. Sin embargo, es la primera vez que tiene lugar en el Blavatsky Bungalow, recientemente renovado y restaurado. Es un espacio hermoso y maravilloso para acoger esta reunión. Esta reunión se ha rebautizado como la “Conferencia de Pascua”. En épocas anteriores, se llamaba la Conferencia del Sur de la India. Se le ha dado otro nombre para quitar énfasis a la idea de las diferencias regionales y para relacionar la fecha con una época que fuera predecible de año en año. El significado de la Pascua podría no tener tanto significado en la India como en el mundo occidental, donde el cristianismo y las historias sagradas que fundamentan esa tradición son más familiares. Generalmente, cuando la gente piensa en los días santos más significativos del calendario cristiano, al día de Navidad se le considera como “el gran día”. La pompa y las celebraciones que rodean al nacimiento del niño Cristo parecen prevalecer. Pero en términos de la práctica religiosa y de la espiritualidad del mundo occidental, la Pascua es, sin duda alguna, el día más sagrado del año. Hay cierta sabiduría en el hecho de relacionar esta Conferencia con ese momento en el que hay un aumento de la energía en el mundo, una sensación de reverencia y devoción hacia lo Divino. Nos beneficia a todos poder participar de esta energía que refuerza el trabajo de la Sociedad Teosófica (ST) y de cualquier organización espiritual. Tradicionalmente, la Pascua se celebra para recordar la historia del nacimiento, crucifixión y resurrección de Jesucristo. Como historia, resulta inspiradora, aunque algunos aspectos de ella sean poco probables en un sentido histórico. Yo crecí en la ciudad de Nueva York y recuerdo que, aunque no fuéramos a la iglesia ningún otro día del año, ese era el día en que todos acudían a ella para reconocer y celebrar al Cristo “ascendido”. Era el día en el que los niños estrenaban ropa y unos zapatos que nos hacían daño al caminar hacia la iglesia. La historia de la importancia del día se contaba siempre desde una perspectiva histórica. Para una persona inquisitiva, la simple historia sería seguramente insuficiente, porque, igual que con todas las historias realmente grandes, el significado de los mitos que subyacen en cada tradición espiritual no se encuentra en los simples hechos, sino en los símbolos divinos que transmiten un mensaje más profundo. Podría sernos útil reflexionar sobre la importancia de este momento pascual. Este día en el que nos reunimos en la tradición cristiana se llama “Viernes Santo” y siempre precede al Domingo de Pascua. En la tradición cristiana, es el día en que Jesús el Cristo fue crucificado. Entonces ¿qué tiene de santo eso? Desde un punto de vista histórico es una historia triste. Es el día en que a Jesús le llevaron a juicio y le dijeron que sólo escaparía al castigo si renunciaba a su afirmación de ser el hijo de Dios. No sólo se negó a hacerlo sino que lo reafirmó. El Viernes Santo es el día de la más profunda tristeza y temor para los discípulos de Jesús. Es el día en que el mismo Cristo, en los momentos atormentados de la cruz, cuestionó su relación con el Padre, Dios, diciendo “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” En términos teosóficos, es el símbolo de una experiencia profunda de iniciación. La crucifixión es la fusión del espíritu divino con la cruz de la materia, el símbolo del espíritu relacionado con la materia y confinado a ella, y de la muerte del espíritu en virtud de sus limitaciones al asociarse con este cuerpo. El Viernes Santo es “Santo” `porque es el cumplimiento de la “profecía” eterna de una divinidad auto declarada y auto lograda para el hombre. En los Yoga Sutras se describe la misma condición cuando se habla de la unión de Purusha y Prakriti, la unión del espíritu y la materia. Esto tiene un objetivo: revelar la conciencia de la verdadera naturaleza del espíritu, para que se puedan expresar las cualidades de la materia. Al clavar el espíritu a la cruz de la materia hay una limitación, descrita como la muerte en la Biblia, pero de ella surge la maravilla que renace de los muertos, la supremacía de la Vida Oculta, que sucede en el Domingo de Pascua. En todo caso, el mensaje teosófico tiene como fin dirigir nuestra conciencia hacia ese proceso evolutivo de la conciencia Crística renacida, el atma renacido, develado de los apegos materiales que lo han ocultado durante innumerables vidas. Es la historia del confinamiento y liberación última del espíritu. El tema de esta Conferencia de Pascua es “El verdadero propósito de la Sociedad Teosófica”. Creo realmente que, si comprendemos de alguna manera el significado de la Pascua, nos habla directamente de ese propósito. Hay dos palabras que son diferentes: propósito y misión. El propósito de cualquier cosa está relacionado con la intención de hacer que algo se lleve a cabo. Su misión son las actividades y las acciones que se realizan para conseguir ese propósito. Exploraremos ese propósito mientras estemos aquí reunidos, pero me gustaría compartir con vosotros la misión de la ST. Influirá en nuestro pensamiento mientras vamos explorando cosas en el curso de este breve fin de semana. La misión de la Sociedad Teosófica es “Servir a la humanidad mediante el cultivo y la comprensión y realización cada vez más profundas de la Sabiduría Perenne, la transformación espiritual y la unidad de toda vida”. Tanto si llegamos al propósito a través de su misión o llegamos a la misión a través de su propósito, hay una fuerza en esta reunión de Pascua, hay una fuerza en el hecho de que existe un propósito que solamente adquiere significado cuando hacemos el trabajo necesario para revelarlo dentro de nosotros y hay una fuerza en el hecho de que dondequiera que se reúnan dos o más personas en el nombre de la Verdad, esa Verdad se magnificará y estará presente entre nosotros.

 

 

 

Anterior
Página 5
Siguiente