Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 140 - Número 10 -  Julio 2019  (en Castellano)
 

 
Anterior
Página 8
Siguiente

 

El Yoga de la Belleza:

desarrollo de la intuición – III

 

Bernardino del Boca

 

Bernardino del Boca (1919-2001) fue presidente del grupo "Besant-Arundale" TS en Novara,Italia, durante muchos años.

Fue un gran escritor, conferencista, artista y estudioso de la antropología cultural.

Traducción de la introducción italiana a La Yoga de la Belleza de Laurence J. Bendit, edición italiana.

 

La belleza es la vida, cuando la vida revela su rostro santo.

                                                                                 Kahlil Gibran

 

Así como es posible utilizar la psico-temática para entrar en la pintura y la escultura, dejar que la música nos transporte a la eterna quinta dimensión, y adorar la belleza humana para hacer que la serpiente de la ilusión se coma su propia cola, también es posible utilizar expresiones artísticas como medios para el desarrollo de la comprensión de nosotros mismos y de los demás. Las personas que no desarrollan la comprensión nunca podrán percibir la belleza profunda y creadora del fuego.

La música es uno de los misterios más maravillosos de la humanidad. Recientemente fue investigada utilizando un método filosófico inspirado en la fenomenología husserliana de Ernest Ansermet en su libro Los fundamentos de la música en la conciencia humana (La Baconnière, Neuchâtel, 1962). Según el autor, el secreto de la música es el de la humanidad, EL SECRETO DE DIOS. Con este y otros libros de este tipo, la cultura humana está preparando los "medios" para ascender a una conciencia más amplia y a una mayor comprensión de la Belleza.

Se han publicado libros en el campo de las artes visuales que enseñan a la gente no sólo a apreciar las obras de arte sino también, y lo más importante, a despertar sus conciencias a la belleza, y contemplar el tema de la Belleza. Dos que merecen especial atención son la Conciencia Visual de Frederick Palmer (Batsford, Londres 1972) y Psicología y Estética Visual de R. W. Pickford (Hutchinson, Londres 1972). Mientras que la mayoría de la gente está cayendo bajo las influencias negativas y destructivas que están trabajando para poner fin al mundo de la Era de Piscis, hay una pequeña minoría que se siente atraída por la belleza, la armonía y los valores espirituales de la vida. La naturaleza ha hecho sensible a esta minoría a la idealización de las cosas, que es la forma espontánea de ir más allá de la imaginación (un proceso puramente mental, porque se basa en modelos mentales que ya se han experimentado) y ganar el poder creativo de los sueños y la fantasía. Esta minoría responde a la naturaleza con la cultura e inconscientemente dice con el poeta: "Soñé con hacer saber a Dios cómo hacer mi paraíso."

Así como hasta ahora los físicos solo han tenido en cuenta los dos polos de los imanes (positivo y negativo) mientras pasan por alto la importancia de la parte central que es la fuente del fenómeno magnético, cuando se trata de las expresiones de la Belleza, hasta ahora la gente solo ha estudiado el objeto en sí mismo, así como a aquellos quienes lo perciben pero no el objeto en transición; el objeto trans-narcisista, cuyos mensajes y concentraciones de fuerzas y formas atraviesan inmensas dimensiones desconocidas para llegar, a partir de la ENERGÍA UNA, a la gente que merece recibir los mensajes. El contacto con el espacio potencial, entre el mundo oculto y nuestro mundo sensible, es el objetivo último del Yoga de la Belleza. Aquellos que establecen las bases para el arte acuariano escribirán sobre esto en el futuro.

Todas las cosas en la vida y todas las personas, están atadas entre sí por hilos de tejido existencial. Todas las cosas tienen un propósito y nada sucede por casualidad. Por lo tanto, innumerables cosas, tanto hoy como en el pasado, han funcionado, existido y han sido creadas para facilitar el advenimiento del Yoga de la Belleza, que es el medio ideal para el nuevo desarrollo de la conciencia humana. La clarividencia de Besant y Leadbeater, el contacto de Roerich con "High Roads", las visiones de Baháulláh, las inspiraciones de Hazrat Inayat Khan, aplicaciones prácticas como el aikido del japonés Osensei Morihei Ueshiba, y muchas otras expresiones en la misma área de investigación, son simplemente ventanas abiertas a la otra Realidad, para ampliar el horizonte de nuestra conciencia.

Con el objetivo de percibir una visión de Belleza arquetípica, divina, es necesario neutralizar la resistencia de la mente consciente para que pueda adaptarse a la dimensión universal de la imaginación. Según el Sufi Pir Vilayat Inayat Khan, la puerta entre el inconsciente y el consciente debe mantenerse abierta, para que el tejido elusivo del inconsciente colectivo pueda fluir hacia el consciente, ya que la voluntad consciente no puede tomar acción más allá del umbral entre los dos. Es necesario confiar en la voluntad inconsciente, que puede ser puesta en marcha por autosugestión a la voluntad consciente. La voluntad consciente entonces retrocede, absteniéndose de cualquier acción adicional.

Cuando la voluntad consciente de un pianista ha ejercitado sus dedos, una especie de automatización se hace cargo y transfiere el control, de los dedos que están tocando, a la voluntad inconsciente. En ese momento, si el pianista tratara de usar su voluntad consciente, perturbaría la acción de su voluntad inconsciente. Sin embargo, la conciencia del pianista que no se preocupa por el movimiento de sus dedos, puede actuar pasivamente mirando y escuchando, añadiendo color y calidez a su forma de tocar, y ya no se preocupa de su técnica, pero sí se concentra en la Belleza que percibe y que es capaz de transmitir.  

Cuando nos movemos en el umbral entre el inconsciente y el consciente, mantenemos abierta la puerta de la realidad espiritual. Sin embargo, debemos asegurarnos de preservar un estado de equilibrio, porque si empujamos demasiado lejos en el inconsciente, el consciente se vuelve inconsciente y todo se pierde en nuestra percepción, porque nos dormimos. Mientras tanto, si salimos demasiado hacia el lado consciente, que es lo que sucede si recuperamos la identificación, perdemos el control de la trama del inconsciente.

El Sufismo enseña a la gente a conquistar la Belleza haciendo que sus seguidores tomen conciencia de que son Seres de Luz. A los seguidores del Tantrismo se les enseña a buscar la belleza para encontrar el éxtasis. A su vez, el éxtasis es la serpiente devorándose a sí misma, es la energía apana la que disuelve el fuego de kundalini.

En el capítulo "La Teosofía en el Arte" de Teosofía Práctica, C. Jinarâjadâsa escribió que "la belleza de un rostro humano puede llevarnos a donde todas las filosofías conducen en busca de verdades eternas." Al mismo tiempo, refiriéndose a la falta de belleza en nuestro entorno ecológico, escribió:

Poco nos damos cuenta de cómo las líneas de los objetos que nos rodean en el hogar y en las calles afectan nuestro cuerpo astral y por lo tanto nuestra naturaleza emocional; las discordancias de color y sonido, las impurezas de la línea y la forma, dan una deformación a nuestras naturalezas, lo que se suma a nuestras debilidades morales y debilita nuestra fuerza mental. A los hombres les resulta difícil ser virtuosos, en gran parte porque hay mucha fealdad que los rodea, así como las bacterias en el polvo y en el aire, y los parásitos de varios tipos, provocan muchas enfermedades y disminuyen la vitalidad física de los hombres, tan invisibles, pero no por ello menos dañinas, huéspedes de bacterias emocionales, las feas líneas, formas, colores y sonidos, infectan nuestros sentimientos y provocan en ellos una mala salud moral crónica que mina la vitalidad del alma.

Nuestra sociedad aún no se ha dado cuenta de cuán grave puede ser esta infección oculta y continua pero poco notoria, ya que las personas se han "acostumbrado" a ella, pero no está en la naturaleza del alma "acostumbrarse" a las cosas malas y feas. La restricción interna se hace evidente por la irritabilidad externa. El mal humor en los niños siempre es causado por algo que les afecta el cuerpo, tal como una dieta inapropiada o algún objeto que les está molestando. En gran parte, las malas inclinaciones en los adultos están influenciadas de la misma manera. A veces, la responsabilidad por los crímenes recae mucho más en la fealdad visible e invisible que en las tendencias criminales de las propias personas.

Cada objeto que nos rodea tiene una influencia invisible en nuestra capacidad de sentir, que puede hacerse menos sensible y más tosca o más sensible y profunda. Del mismo modo, la comprensión práctica del papel del arte en la vida implica una reconstrucción completa de todos nuestros entornos. Esto es particularmente importante para los niños, cuyo cuerpo astral es mucho más sensible que el de los adultos. Desde el momento en que nacen, todos los objetos que rodean a los niños deben tener un toque de belleza. Las líneas, las curvas, los colores de las paredes, el techo y los muebles deben tener una influencia significativa en sus sentimientos. Hay algunos letreros horribles, sucios solares abandonados y sonidos desagradables que deberían ser desterrados de nuestros pueblos y ciudades, si no por nuestro bien al menos por el de los niños.

Actualmente la higiene es una prioridad para proteger la salud física de las personas. ¿Por qué no deberían dar la misma importancia a la higiene moral para salvaguardar la salud y la sensibilidad de nuestros vehículos más sutiles? Los sentimientos puros están entre los factores de un sentimiento honesto, al igual que la simpatía. No puede haber rectitud si el sentimiento no refleja el vasto mundo de alegría y dolor humanos. Todos los sentimientos con la capacidad para producir la sensación superior que genera arte deben contener, en una pequeña escala, sentimientos como los que se pueden encontrar en toda la humanidad. Si se considera que "el arte por el arte mismo" significa que puede haber un mundo de arte y belleza totalmente desconectado del mundo de la humanidad, entonces este simplemente no existe. Consciente o inconscientemente, el arte más elevado tiene sus raíces en los corazones humanos, por más que sus ramas y sus flores alcancen el mismo cielo. Incluso el pasaje más abstracto de la música de una sinfonía de Beethoven se refleja en nuestros sentimientos humanos.

Cuanto más se expandan los sentimientos de los artistas a través de la simpatía con el sufrimiento, las esperanzas y las aspiraciones de sus semejantes, más amplios serán sus horizontes y más universalmente comprendidas serán sus creaciones artísticas. Por lo tanto, los artistas deben cultivar su simpatía a través de la observación, la meditación, los viajes y el servicio práctico. Aunque harán uso deliberadamente de sus sentimientos purificados como herramientas de su arte, siempre deben estar apoyados por un intelecto puro, amplio y abierto. Para los artistas, nada puede ser más bienvenido que la Teosofía, porque puede enseñarles todo sobre los sentimientos humanos universales y "el plan de Dios para la humanidad," cuya contemplación es una fuente perenne de sabiduría y purificación.

Mientras que el desarrollo puramente artístico sólo puede ser alcanzado por las pocas personas que tienen el temperamento adecuado, nadie nace sin algún grado de habilidad para sentir o expresarse artísticamente. Por esto, se debe hacer todo lo posible para despertar en los niños esta capacidad latente de apreciar la belleza. Además de rodearlos de objetos hermosos, debemos enseñarles a producir cosas hermosas. Para ello, la energía del cuerpo físico debe ser dirigida hacia el ritmo a través de la danza; los ojos y el cerebro deben ser entrenados a través del dibujo; deben ser enseñados acerca de los tonos puros del sonido expresándolos hablando y cantando; y la imaginación debe ser cultivada a través de la música abstracta y la poesía. Es deber de los padres asegurarse de que los cuerpos de sus hijos estén sanos, pero una responsabilidad aún mayor es tratar de hacer que sus gustos sean refinados.

Contar con la naturaleza emocional intacta y sensible de los niños, con solo lo mejor en términos de buen gusto y sentido artístico, favorece enormemente el desarrollo del Espíritu Divino en los seres humanos, ya que el arte no es tanto una facultad del alma sino un aspecto de su estructura más íntima.

El proceso evolutivo va desde la insensibilidad de las piedras a la sensibilidad de las plantas, de los sentimientos vagos de las plantas a las pasiones furiosas de los animales, y del pensamiento caótico de estos últimos a los pensamientos coherentes de los humanos. Del mismo modo, la facultad humana de comprender a través de la mente debe estar sujeta al conocimiento obtenido a través de la intuición. En la mayoría de las personas, esta intuición es latente o apenas perceptible. La etapa posterior de la evolución humana será comprender la vida a la luz de la intuición. En consecuencia, la educación artística es estrictamente necesaria para todos. Permite hacer nuestro trabajo en la vida utilizando el proceso de la intuición, que es mucho más rápido y comprensivo que el enfoque mental.

Los pensamientos más elevados, que son totalmente impersonales e impulsados por el deseo de servir, están al borde del reino de la intuición. En particular, los grandes filósofos muestran la misma clarividencia sobre los problemas de la vida que nos revela la intuición pura cuando se refleja en el arte. Sin embargo, es mucho más fácil hacer que la gente tenga sentimientos puros y comprensivos, que pensamientos impersonales. Por lo que, mientras que la ciencia y la filosofía desempeñan un papel esencial en la cultura humana, ésta se desarrolla más rápidamente si se recurre a los instintos artísticos de las personas.

Una vez que los humanos estén rodeados de belleza y acostumbrados a responder a ella, la intuición se despertará completamente y descubrirán una verdad más elevada y duradera de lo que la ciencia puede ofrecer. La gran ventaja de esta visión intuitiva de la verdad es ser concisa. Toda verdad en la vida, que se descubre a través de la intuición, está conectada con la verdad total. Los humanos pueden seguir adelante con sus descubrimientos a lo largo de un camino sin interrupciones ni divergencias. En el proceso intuitivo, el progreso de las cosas se puede ver mucho más claramente y desde un punto de vista mucho más central que incluso por el proceso puramente mental más elevado.

Una vez que se entiende la fuerza interior del arte y se usa conscientemente, es difícil pensar en una influencia más humanitaria que ésta. Cada sentimiento que es producido por el arte y la belleza es como un segmento en un círculo universal en el que todos los sentimientos de los demás son segmentos similares.

Todas las creaciones artísticas, basadas no en la fantasía imaginativa sino en la creación real que abre una grieta en el Divino Mundo de las Ideas, vinculan al artista creador con todas las personas y lo ponen en sintonía con toda la humanidad. En la vida, un alma que es capaz de una sola obra de arte, ya sea en el mundo del pensamiento o en el mundo de las emociones, unirá a toda la humanidad en medida proporcional a su capacidad artística. Un gran poeta, pintor, escultor o músico se convertirá en una especie de sacerdote eterno de la humanidad que siempre unirá al hombre con Dios. Esta función armonizadora y unificadora del arte es todavía una fuerza poco conocida, pero cuando la civilización en todas partes sea instintivamente artística, la enemistad y la falta de caridad desaparecerán por completo, porque amar el arte y amar la belleza significan amar el Todo, del cual cada uno de nosotros es sólo una parte infinitesimal.

El desarrollo artístico conduce finalmente a un descubrimiento que revoluciona totalmente la vida de quienes lo realizan. Como se mencionó anteriormente, el verdadero arte nace donde hay sentimientos puros y simpatía. Cuando se vuelve creativo, produce una impersonalidad superior. Los resultados que los científicos logran al "deshacerse de sus yoes," también pueden ser alcanzados por los artistas creativos. Todos los grandes artistas están de acuerdo en que cuando están más inspirados, todos los pensamientos y todo el sentido de su propio yo se desvanece. Cuando los pequeños yoes de los artistas son desterrados, son temporalmente reemplazados en sus vidas por un Yo superior, una Personalidad indescriptible que es un maestro absoluto del arte, con una sabiduría infalible. Descubrirlo es el acontecimiento clave en la vida de un artista. Para él, representa la "salvación": la realización de la salvación eterna de la humanidad y de su naturaleza eterna, una realización que las religiones tratan de provocar en nosotros a través de la contemplación y el éxtasis. Existe la posibilidad de que el gran descubrimiento solo se haga en unos pocos momentos de la vida creativa de los artistas, pero cada momento del descubrimiento es como un hito en sus interminables carreras artísticas. Aquellos que se han encontrado con una persona así, aunque solo sea una vez en su vida, desde ese momento en adelante, ven todo en la vida a través de "ojos diferentes" a los de los simples mortales.

En lugar de una sola era, los artistas que han tenido esta visión pertenecen a todos los tiempos. Un Mundo Ideal flota a su alrededor, iluminando con sus rayos multicolores incluso los acontecimientos más cotidianos de este mundo mortal. Aunque sólo los grandes artistas son capaces de hablarnos de su inmensidad, el mundo en cuestión está siempre a nuestro alrededor y todos podemos vislumbrarlo entrenando nuestros sentimientos para ser puros e impregnados de comprensión y simpatía. Gracias a su corazón honesto y a su inocencia, por un instante, hasta los niños pueden convertirse en verdaderos artistas al captar un destello de este mundo, del cual somos brillos en el color de las nubes, el tono azul claro del mar y el sonido de las olas.

Las cadenas montañosas reflejan el mundo en cuestión y en cada lago y estanque, en los campos, en la floresta y en el bosque, se muestra a nuestros corazones y a nuestras mentes. Los rostros de amigos y seres queridos son un reflejo de ello, mientras que las armonías musicales nos hablan de ello con una insistencia casi inquietante. La gran Realidad, en la cual yacen las raíces de nuestras inmortales naturalezas, no está tan lejos de ser realizada. Tal vez solo pueda ocurrir después de la muerte. ¿Quién sabe? Es aquí y ahora, la fuente de todas las formas de consuelo y al mismo tiempo, la causa de todo el dolor y la muerte misma. El arte tiene la llave para abrirles la puerta a todos los que lo buscan.

Hemos transcrito en su totalidad una conferencia de Jinarâjadâsa, celebrada en Chicago en 1910, como ejemplo de lo que la Sociedad Teosófica ha hecho para prepararse para el advenimiento de este nuevo plano de conciencia. La conferencia fue traducida al italiano en 1915 por Mario Ingaramo, un ingeniero de Turín. Lo hizo en Tailandia, donde trabajaba en ese momento. El teósofo turinés, cercano a las expresiones espirituales del arte siamés, fue sensibilizado sobre el misterioso tema de la Belleza por los monjes de Wat Arun, el Templo de la Aurora, de la nueva humanidad.

Cuando la Era de Acuario alcance su apogeo, la experimentación con la belleza alcanzará su aspecto místico. Incluso ahora, hay individuos entre nosotros que experimentan la belleza de una manera diferente a lo que es común en este tiempo. No pueden decir lo que perciben porque aún no existen las palabras adecuadas para expresar algo que solo unas pocas personas aprehenden. Ellos son los que nacieron de los sueños de aquellos que vivieron creando, y han tomado forma corporal para guiar a aquellos que están ascendiendo al nuevo plano de conciencia. Son los "niños con ojos de sol" de los cuales habla Sri Aurobindo en su poema "Savitri."

Vi a los pioneros llameantes del Omnipotente

Sobre el borde celestial que se dirige hacia la vida

Bajar agrupados por las escaleras de ámbar del nacimiento;

Precursores de una multitud divina,

Vinieron de los senderos de las estrellas de la mañana

A la pequeña estancia de la vida mortal.

Los vi cruzar el crepúsculo de una era,

Los hijos con ojos de sol de una aurora maravillosa,

Grandes creadores de frente amplia y calma,

Poderosos destructores de las barreras del mundo

Y luchadores contra el destino en sus listas de deseos,

Trabajadores en las canteras de los dioses,

Mensajeros de lo Incomunicable,

Arquitectos de la inmortalidad.

Ellos entraban en la esfera derrotada de los hombres,

Sus rostros llevaban aún la gloria del Inmortal,

Sus voces aún comulgaban con el pensamiento de Dios,

Sus cuerpos embellecidos por la luz del espíritu,

Portadores de la palabra mágica del místico fuego,

Llevando la copa dionisíaca de la felicidad,

Ojos de un hombre más divino,

Labios cantando un himno desconocido del alma,

Pasos resonando en los pasillos del Tiempo.

Sumos sacerdotes de sabiduría, dulzura, fuerza y felicidad,

Descubridores de los caminos iluminados por el sol de la belleza

Nadadores de los torrentes risueños del amor ardiente

Bailarines dentro del templo dorado del éxtasis,

Un día sus pasos cambiarán el sufrimiento de la tierra,

Y justificarán la luz sobre la faz de la Naturaleza.

 

La lectura de las líneas de Laurence J. Bendit en El Yoga de la Belleza debe conducir a la intuición de las energías de la Belleza que siempre han guiado a los hombres hacia los nuevos límites de la consciencia y más allá de ellos.

 

0i0

 

 

 

La búsqueda de la belleza es universal en la experiencia humana. Sus innumerables formas han surgido del juego de la imaginación creativa y la fantasía, y proporcionan algunas de las satisfacciones más profundas conocidas por el hombre.

Melville J. Herskovits

 

 

 

Anterior
Página 8
Siguiente