Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 140 - Número 08 -  Mayo 2019  (en Castellano)
 

 
Anterior
Página 7
Siguiente

 

El Yoga de la belleza:

desarrollo de la intuición – I

 

BERNARDINO DEL BOCA

Bernardino del Boca (1919-2001) fue presidente del grupo "Besant-Arundale" de la ST en Novara, Italia,

durante muchos años. Fue un gran escritor, conferencista, artista y estudioso de la antropología cultural.

Traducción de la introducción italiana a El yoga de la belleza de Laurence J. Bendit, edición italiana

 

La belleza es el esplendor de la verdad.

Platón

 

En el Hatha y Raja Yoga, el Reino del Padre encontró los métodos para captar la idea de las fuerzas naturales; el Reino del Hijo se caracterizó por el Jnana Yoga, que fue utilizado por la humanidad para entrenarse con el conocimiento, para luego darse cuenta de que todo es un engaño sensorial. El Reino del Espíritu Santo, o la Era de Acuario, se caracteriza por el desarrollo del Yoga de la Belleza: yoga que nos enseña a ir más allá del plano mental, para alcanzar el de la Naturaleza omnisciente y omnipresente.

Las formas de religión que continuarán guiando a la humanidad hasta aproximadamente el 2275 (posteriormente las formas de religión se derrumbarán, y se derribarán muchas supersticiones mentales y engaños con ellas) serán el Sufismo reformado, la versión modificada de la fe Bahálí, y varios aspectos de otras religiones antiguas que evolucionarán hacia el Sendero del Corazón. Según el octavo de los diez principios del Sufismo: "Hay Un Objeto de alabanza, la belleza que eleva el corazón de sus adoradores a través de todos los aspectos, desde lo visto hasta lo invisible."

En la nueva Era de Acuario, cuando el Sendero del Corazón haya tomado completamente el lugar del Sendero de la Mente, la gente se dará cuenta de que la Belleza es la primera cualidad del Amor. La belleza da origen al amor, y el amor  en todas sus formas es bello para todos aquellos que logran percibir las manifestaciones de la Belleza en el momento. El amor es también bondad, paciencia, humildad, comprensión, generosidad, honestidad, benevolencia y discernimiento, pero, sobre todo es percepción de belleza. Como profetizó el avatar Chaitanya, ha llegado el momento de que la humanidad tome conciencia de la Belleza para embarcarse en la conquista de un nuevo plano de conciencia.

Durante milenios, los seres humanos se han esforzado por conquistar planos cada vez más elevados de conciencia, porque en toda la humanidad el sentido de la conciencia está en constante crecimiento. Desde criminales hasta sacerdotes y de campesinos a intelectuales, la conciencia de todos se eleva hacia niveles superiores de conciencia, que en algunos casos no son más que percepciones fugaces. Por lo tanto, fue el lado instintivo y natural de cada persona el que, al percibir individualmente nuevas dimensiones en la vida hizo que Frege y de Saussure descubrieran la semántica y el estructuralismo, llevó a Korzybski a esbozar la semántica general, ayudó a hacer que Teilhard de Chardin tomara conciencia de la noosfera, dirigió a Caycedo hacia la sofrología, etc. Todas estas figuras son inconcientes "guías en el tiempo" que nos ayudan a abrir nuevas ventanas en la gran torre de la conciencia. Desafortunadamente, en lugar de ver la realidad energética e inteligente que es la madre de todo, la gente de hoy solo ve algunos de sus aspectos infinitos, solo aquellos que han tomado forma material y ahora están sin vida.

Todas las cosas existen por sí mismas. Los seres humanos están afligidos por el antropocentrismo, de modo que solo ven las partes que les afectan, e incluso tienen una visión desarticulada y distorsionada de ellas. Sabios, esoteristas y místicos se dan cuenta de que nada existe fuera de nuestras conciencias y que todas las cosas fuera de ella son sólo medios ilusorios con los que la Vida tiñe nuestro sueño existencial. Toda la nueva literatura acuariana y los experimentos con la "Terapia E" y la radiación vital de elementos tales como plantas y piedras perfilan este nuevo aspecto de la vida que antes se pasaba por alto.

Al tomar conciencia del nuevo plano (conocido como la Era de Acuario porque se cree que es la nueva posición de la Tierra con respecto al espacio en el cielo, la que pronto nos estará influenciando), los individuos deben despertar al "conocimiento de las cosas en sí mismas", es decir, rebelarse contra la esclavitud de Maya, la gran ilusión. Sin este "conocimiento de las cosas en sí mismas," no podremos prevalecer sobre las complicaciones de la acción mental. Las mentes indisciplinadas siguen estando dominadas por los sentidos, que solo nos dan la capacidad de un conocimiento extremadamente limitado de lo que llamamos "realidad". Sólo el conocimiento de la esencia de las cosas puede liberar la mente de la esclavitud sensorial. Y sólo el ojo del espíritu puede alcanzar el plano de la Esencia.

El Yoga de la Belleza de Laurence J. Bendit es una breve guía para tomar conciencia de la idea de la belleza. En otras palabras, nos conduce hacia el descubrimiento de las nociones mentales que pueden ayudarnos a sentir una realidad más profunda. Todas las fuerzas de la Naturaleza tales como la electricidad, el magnetismo, la luz y el calor son esencialmente manifestaciones diferentes del Movimiento Universal. De manera similar, la Belleza es sólo un aspecto de la Trinidad que cuenta a la ley del Movimiento Universal entre sus atributos. El estudio del hinduismo puede ayudarnos a comprender las infinitas cualidades de estos atributos.

Hay una crisis en la cultura internacional. Están surgiendo nuevas culturas, pero todas ellas se remontan a las culturas antiguas cuyos orígenes se remontan a las primeras intuiciones de las formas arquetípicas. Algunos de los valores de estas antiguas culturas son redescubiertos cada siglo.

Actualmente está de moda redescubrir las tradiciones antiguas y mezclarlas, a veces al azar, con nuevos conocimientos. Esto lleva a la mente a aceptar el misterio, la fantasía, la ciencia ficción y el futuro. Todo esto da lugar a un tipo de pensamiento en cuya cristalización se puede reflejar la luz del nuevo plano de conciencia. Muchos católicos hoy siguen las prácticas del Sufismo o aceptan tradiciones teosóficas, mientras que otros siguen las enseñanzas del Budismo Zen o participan en los diferentes tipos de Yoga. Otros, en una sincera búsqueda espiritual, aceptan el evangelismo de Jesucristo, Buda y Marx al mismo tiempo. Todas las enseñanzas espirituales y místicas se funden con teorías sociales o culturas alternativas y ahora son accesibles al mismo tiempo, y para el mismo tipo de personas, en toda la Tierra. Por lo tanto, los individuos se ven empujados a buscar valores más sólidos y duraderos, aprenden a saborear las alegrías de superar sus límites mentales y a deleitarse en su propia comprensión y en la de los demás.

Mientras que muchas personas en todo el planeta ya no pueden vivir sin practicar algún tipo de yoga, para otros el "yoga" se ha convertido en un término que carece de sentido. Estos últimos consideran que el yoga no es más que una forma de ejercicio de moda. El término sánscrito yoga significa "unión" y se refiere a la unión del yo inferior y el Yo superior, es decir, a la toma de conciencia de una realidad espiritual de la que la realidad física no es más que la sombra. La Luz que hace sombra es la creadora de toda la Belleza que ilumina las creaciones en todas partes.

El segundo aforismo de Patanjali afirma: "El yoga restringe la mente de tomar diferentes formas, o vrittis." Estos vrittis son las olas de la piscina de la mente. Nos ayudan a tomar conciencia de la Vida, pero pueden constreñirnos si nos engañamos a nosotros mismos haciéndonos creer que son la realidad. Lo que se conoce como "cultura oficial" es la cristalización de estos vrittis: los intelectuales, que se juzgan y se consideran superiores a los demás simplemente porque ignoran su ignorancia, sólo buscan las cosas que sus vrittis les han hecho reconocer como reales. Es precisamente cuando piensan que están siendo más eficientes e inteligentes, que caen en las restricciones del conformismo. Muchas revistas y periódicos de todo el mundo están luchando ahora mismo por falta de inspiración. No han podido evitar las trampas del conformismo, los miedos ocultos y el egoísmo engañoso. Y lo que es más importante, son "ignorantes de su ignorancia".

La cuestión de la Belleza no se había tenido en cuenta hasta ahora, no sólo porque aún no había llegado su momento, sino también porque las miradas conformistas habían etiquetado a la Belleza como una cuestión relacionada con el gusto estético y artístico, sin preguntarse nunca por qué la Naturaleza hace orquídeas impresionantes en selvas donde los humanos nunca pisan, o por qué una belleza se marchita en medio de la indiferencia general. Una cultura basada en el conocimiento superficial de los hechos ni siquiera tomará en cuenta ciertas realidades que han sido señaladas por la investigación antropológica a nivel horizontal, como la existencia de una clase de jóvenes que cumplen 17 años todos los días en todo el mundo. Mañana cumplirán 17 años y un día, y otro grupo cumplirá 17. Otros grupos están formados por miembros de todas partes que están unidos por esta realidad horizontal desconocida y que tendrán 13 años y 6 días de edad, o 2 años y 16 días de edad, y así sucesivamente. Formo parte del grupo internacional cuyos miembros tienen hoy 57 años y 36 días de edad, y sé lo que eso significa en el mundo paralelo.

¿Quiénes son las personas que tienen exactamente la misma edad que yo y dónde están? ¿Qué representamos en la vida? ¿Qué representamos en el incesante florecimiento de la Belleza en nuestras vidas? ¿Qué lazos hay entre yo y un gatito esponjoso cuya belleza suave y flexible admiro? ¿Por qué me fascinan los soles rojos de los amaneceres de invierno? ¿Por qué los ojos pensativos de un niño tienen la capacidad de hacerme sentir purificado y bien? Todas estas son preguntas que los conformistas son incapaces de tomar en consideración. Poder comprender estas "otras realidades" lineales en el espacio y en el tiempo nos permite liberarnos de los marcos de la ilusión, que son puestos en marcha y mantenidos vivos por el engaño mental.

En 1971, Geoffrey Chapman publicó en Londres un libro titulado "Honest to Man" de Leroy Augenstein. El autor considera la responsabilidad humana en la futura revolución biológica. Aunque lo hace indirectamente, con frecuencia toca temas estéticos para los humanos. Todos los padres quieren tener hijos hermosos. Esa es una parte establecida de nuestra realidad, pero también lo es el hecho de que todos los padres piensan que sus hijos e hijas son los niños más hermosos del mundo. El libro también discute la eutanasia. ¿Por qué algunas personas mayores horribles siguen ocupando espacio en el mundo y actuando como una carga para sus familiares y la sociedad? Una abuela vieja puede ser desdentada y demacrada como una anciana bruja, pero la gente olvida que sus nietos la adorarán y que a sus ojos ella será casi más hermosa que sus padres. Aquellos que solo ven la belleza en forma de coche o de piernas de secretaria, a menudo no se dan cuenta de que una abuela anciana y "fea" puede ofrecer un amor inestimable y no posesivo, que la hace resplandecer con la luz de la belleza juvenil de sus nietos.

Los jóvenes de hoy se ven impulsados por una rebelión inconsciente a cuestionar los valores de la cultura conformista y sienten el deseo de crear. Este impulso inconsciente de expresar algo individualmente se canaliza en diferentes tipos de música y, sobre todo, en la danza. Los jóvenes de hoy han monopolizado el campo del canto. Los festivales de música son ejemplos de cómo los jóvenes buscan por sí mismos sus propias formas de belleza. Casi todos los jóvenes son capaces de expresarse con alguna forma de arte. Los artistas eran minoría en el pasado, pero pronto serán mayoría.

Antes de ser retorcidos y desdibujados por compromisos impulsados por el egoísmo y el miedo, las conciencias de los jóvenes se rebelan contra las injusticias y los vacíos de nuestra sociedad de consumo. Utilizando formas de expresión artística y deportiva, se esfuerzan por olvidar las cosas que corroen sus conciencias. Sin embargo, el deporte, la música y el arte nunca pueden hacerles pasar por alto el hecho de que dos tercios de los habitantes del planeta siguen viviendo en la desesperanza, la miseria; que las ruedas de la justicia están casi siempre guiadas por el poder, los prejuicios y el dinero; y que la gente está estrechamente vigilada por los muchos aspectos de las ilusiones organizadas.

En consecuencia, la naturaleza crea rebeldes que, consciente o inconscientemente, se levantan contra el mal y se dan cuenta de que las nuevas formas de espiritualidad ofrecen una forma de dejar atrás el materialismo. Sin embargo, si estos rebeldes no encuentran su sentido de libertad y dignidad humana en el corto período en que sus conciencias están despiertas (cuando tienen entre 16 y 24 años de edad), caen prisioneros de los marcos vacíos de las palabras y símbolos que las nuevas formas de política, sociología, espiritualidad y religión utilizan para expresarse en el plano mental. Una nueva forma de yoga puede así ayudar a todos aquellos que son atraídos por la luz del nuevo nivel de conciencia.

Usted dice: "La calidad de la libertad es notable; si la libertad existe, nada puede limitarla. El cuerpo puede ser encadenado, pero nada puede disminuir la conciencia excepto la fealdad. Cuando tocamos las alturas de la libertad, debemos protegernos contra la fealdad. Si queremos exaltar la materia, debemos pensar sabiamente acerca de la belleza."

En la Belleza se manifestará el Infinito. En la Belleza las enseñanzas de los Buscadores del espíritu son iluminadas. En la Belleza no tememos manifestar la verdad de la libertad. En la Belleza reavivamos el resplandor en cada gota de agua. En la Belleza transformamos la materia en un arco iris. No hay fealdad que no se vea envuelta en los rayos del arco iris. No hay grilletes que no se desintegren en la libertad de la Belleza.

¿Cómo encontraremos las palabras para enfocarnos en el concepto del universo? ¿Cómo hablaremos de la evolución de las formas? ¿Cómo elevar la conciencia al estudio de los fundamentos? ¿Cómo estimular a la humanidad a la cognición científica de los mundos? Cada realización nace en la Belleza. Sepa cómo pensar de manera radiante, y nada aterrador lo tocará. Recuerde, no tenemos prohibiciones. (Hojas del Jardín de Morya, p. 323).

Durante décadas, el materialismo científico ha reinado en la civilización occidental y la gente se ha acostumbrado a tener una visión materialista de todo. Durante décadas, la investigación de las dimensiones que están más allá de nuestra percepción sensorial fue opuesta, ignorada o despreciada. Ahora se han hecho descubrimientos en el mundo científico que prueban que el amor prevalece en toda la Naturaleza, y fuerzas espirituales desconocidas están detrás de todos los procesos vitales. El psiquiatra alemán Karl Jaspers dijo: "Somos mortales cuando estamos sin amor e inmortales cuando amamos." Mucha gente es ahora capaz de comprender el significado completo de esta frase.

En 1973 se publicó un libro de dos escritores norteamericanos llamados Peter Tompkins y Christopher Bird, que se sintieron atraídos por "cosas que marcan el camino hacia el nuevo plano de conciencia." Se titula La vida secreta de las plantas (traducido como La vita segreta delle piante cuando se publicó posteriormente en Italia en 1975), por SugarCo Edizioni) y documenta todos los experimentos realizados en los últimos 100 años, de acuerdo con el tema propuesto por la Sociedad Teosófica (ST). En 1975, año del centenario de la fundación de la ST, era justo decir que la tarea encomendada a la Sociedad por los Maestros se había llevado a cabo con éxito. Hoy en día, nadie puede dejar de ser consciente de la realidad del Espíritu. Si las personas fracasan, es porque sus mentes limitan y constriñen su patrimonio cultural. Por lo tanto, es hora de volver de nuevo al camino para nuevos logros, especialmente aquellos del sendero del corazón y de la sabiduría. El Yoga de la Belleza, en su dimensión, en la que todas las cosas están teñidas con el matiz violeta de Acuario, es una guía confiable hacia estos logros.

En la edición de marzo de 1913 de El Teosofo (vol. XXXIV, pp. 842-852), se publicó un artículo de la teósofa Lily Nightingale Duddington. Se titula "El lugar de la belleza en la vida humana" y se inspiró en un artículo de Helena Petrovna Blavatsky titulado "Civilización - La muerte del arte y la belleza," que apareció en la revista Lucifer en mayo de 1891. En estos dos artículos, la Belleza ya estaba siendo descrita como una fuerza espiritual dinámica que ofrece la única manera de guiar a la humanidad hacia su forma más elevada de evolución. El fuego sagrado de la Belleza, que los ocultistas creen que es la raíz de los fuegos tres, siete y cuarenta y nueve, sostiene todo lo que es visible y todo lo que es invisible. No hay razón para que el esoterismo continúe existiendo, por lo que el misterio de los fuegos se revelará gradualmente a aquellos en el sendero hacia las nuevas percepciones. En palabras de Duddington: "El Fuego de la Belleza sigue las mismas reglas que todos los fuegos, que el mayor calor proviene de la parte más blanca de la llama."

Las llamas de los bhaktas (devotos de Krishna) arden en muchos altares, con diferentes niveles de calor y pureza. Sin embargo, en muchos casos no hay nada más que tibieza, que erróneamente se llama templanza y es alabada como el principio y el fin de la virtud y la sabiduría. La gente con mentes más sabias ve las cosas de manera diferente.

Leonardo da Vinci se entregó a sí mismo y toda su vida a una pasión por el conocimiento que lo consumía todo, como una ofrenda en el altar de la Belleza. Dante tenía una pasión sagrada por Beatriz, un símbolo de la belleza divina. Giordano Bruno dejó que su cuerpo ardiera por la verdad de la visión de esa Unidad de Todas las Cosas atrapada por su gran mente. Estos tres hombres viven porque murieron por amor. La belleza es al mismo tiempo el Sol de la Vida, la Ley de la Manifestación y una espada de doble filo: puede ser la luz del Dios del Fuego Consumidor o el esplendor eterno conocido como la Belleza de las mujeres. El símbolo de esta última es Helena de Troya, por quien se perdieron miles de naves y se destruyeron reinos enteros.

El poder ardiente de la Belleza arde débilmente en el mundo de hoy, pero el viento del renacimiento ya está en marcha para finales de este siglo veinte. La hipocresía, que es propugnada por todos los fariseos y todas las personas engreídas, es una de las plagas de nuestro mundo y uno de los enemigos más directos de la Belleza.  La parábola de la hipocresía y la humildad es tan actual hoy como lo era cuando el Maestro Jesús la usó en dos de sus poemas espirituales más sublimes, sobre un hombre que era recaudador de impuestos y una mujer que era pecadora. En la cruz, hizo una de sus promesas más sublimes a un condenado: "Hoy estarás conmigo en el Paraíso." Hasta hoy, el Maestro nos repite las palabras: "No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores al arrepentimiento."

Pero, ¿quiénes son los pecadores? Los que creen que tienen razón y limitan las expresiones vitales de los demás; los que empobrecen la vida de todos porque son incapaces de ver la Belleza; los que causan sufrimiento en todas partes porque no se dan cuenta de que lo que cuenta en la vida es "ese momento en que el pájaro aún no está volando, pero ya no está en la rama." Esto es algo que el Yoga de la Belleza revela a aquellos que comienzan a caminar por la senda del corazón.

Muchos lectores ya se habrán preguntado: "¿Qué es este Yoga de la Belleza?" Sin embargo, no es una cuestión que se planteará en la mente de aquellos lectores que ya saben cómo adoptar un enfoque psicotemático. La intuición ya ha permitido a estos últimos ver los horizontes que se abren a la humanidad en su nueva era. No ven las cosas repulsivas que fueron presentadas como "Máquinas de Bachillerato" en la Bienal de Venecia (en 1975) como obras de arte o expresiones de belleza, sino más bien como formas aberrantes que atestiguan la decadencia de todos los valores exagerados del pasado.

Los lectores que se preguntan qué es el Yoga de la Belleza serán aquellos que nunca se han preguntado por qué la incompetencia y ciertos métodos terroristas y mafiosos (que se utilizan hoy en casi todos los ámbitos, y en todas partes), desempeñan un papel en la gestión de eventos artísticos y culturales en todo el mundo. Son los lectores que nunca se han preocupado por la astucia y la xenofobia que se ha extendido por gran parte de la humanidad, ni por las formas en que el consumismo hechiza a la gente incauta, llevando a los japoneses a vestirse como los americanos, a los italianos a vestirse como los ingleses, etc.

Las costumbres y las tradiciones se confunden, y esto puede resultar perjudicial para la expresión espontánea y fatal para la artesanía. Además, estos lectores no se preocupan por cómo la ignorancia de los técnicos, científicos y capitalistas destruye la armonía de la Naturaleza al crear un mundo artificial en el que la Belleza ya no puede mostrarse o no puede ser percibida. Estos lectores han confundido las ideas sobre la belleza.

Tienden a ser individuos que nunca han tenido la intención de "hacer de sus vidas una obra de arte". En cambio, siguen los mandamientos del consumismo y del conformismo, y parten, los domingos y los días obligatorios festivos, hacia las grandes autopistas que cada día se cobran víctimas en nombre del progreso. Esa es su idea de vivir: divertirse y no pensar en una forma de vida sin ideales, sino en un triste futuro de soledad y vacío.

El Yoga de la Belleza es la búsqueda consciente del Espíritu a través del desarrollo de la senda del corazón. Los ejercicios son interiores, a nivel de percepción consciente e inconsciente, y se inspiran en la armonía del momento. El desarrollo del sentido de la belleza (ver la interesante charla dada por Rukmini Devi en el Gran Salón de Adyar, publicada en la edición de junio de 1936 de El Teósofo) es una búsqueda individual y un logro personal. Sin embargo, no hay personalidad real en la expresión artística, y no puede haber autoridad en la Naturaleza. Sólo existe el espíritu eterno, que se revela a los que lo buscan, dentro de sí mismos y en las cosas. Aquellos que logran percibir al Espíritu en sus infinitas formas llegan a la fuente de la Belleza. El instinto y la intuición son los guías que nos enseñan a descubrir en la Belleza lo que elimina la fealdad, la vulgaridad y la mezquindad. Los que aprenden a vivir de una manera hermosa, traen felicidad en torno a ellos. El mundo necesita felicidad.

Con el Yoga de la Belleza, no hay necesidad de que el cuerpo asuma las posiciones utilizadas para descargar o cargar los chakras, que armonizan la química y las funciones de los órganos. Más que en el exterior, funciona en el interior, como un acto de fe puro y espontáneo. No es el cuerpo o la mente la que actúa, sino el espíritu. Nos hace percibir cosas que nunca habíamos notado conscientemente: la transición de la belleza intangible y misteriosa que roza todas las cosas, que da valor a las palabras de poetas que antes desconocíamos, que permite a músicos, pintores, escultores y bailarines sentir los valores espirituales que pueden elevar a la gente por encima de la monotonía de la existencia material.

(Continuará)

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El amor es concreto, como la verdad y la belleza. El amor no es fundamentalmente un sentimiento dulce; no es, en el fondo, una cuestión de sentimiento, apego o de ser "atraído hacia". El amor es activo, eficaz, se trata de establecer una relación recíproca y mutuamente benéfica con amigos y enemigos.

Carter Heyward

"Nuestra Pasión por la Justicia"

 

 

 

 

Anterior
Página 7
Siguiente