Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 140 - Número 07 -  Abril 2019  (en Castellano)
 

 
Anterior
Página 10
Siguiente

 

El trabajo interno y externo

de la Sociedad Teosófica

 

GASPAR TORRES

Ex Secretario General de la Sociedad Teosófica (ST) en Cuba.

Comentarios sobre una charla de Radha Burnier (1923-2013), ex Presidenta Internacional de la ST de 1980 a 2013.

 

 

"El trabajo interno y externo de la ST" fue la charla más importante que Radha Burnier compartió con los miembros de la Sección Cubana de la Sociedad Teosófica (ST) durante su última visita a este país en 2004. (Estuvo en Cuba en tres ocasiones anteriores: 1987, 1993 y 2000).

 

El estudio de sus conferencias mantiene viva su presencia, el recuerdo de su dedicación a la Teosofía, a la Sabiduría, en el sentido más elevado de la palabra. Todavía tenemos su invocación utilizada en su primera Convención como Presidenta internacional de la ST, que llegó a Cuba a través de la revista El Teósofo de enero de 1981, y que sigue siendo utilizada por la mayoría de las Ramas cubanas. Este es un vínculo que tenemos con ella y que perdurará. Lo siguiente se refiere a uno de los Fundadores Internos de la ST, es decir, a uno de los Maestros de Sabiduría y sus Cartas.

Cartas de los Maestros.

La importancia de las Cartas de los Maestros es fundamental. Como explicó H. P. Blavatsky (HPB), C. W. Leadbeater, Annie Besant y otros grandes líderes de la ST que tuvieron contacto con estos Grandes Seres, se sabe que no es que se comunican entre sí, o que tienen oportunidades de cooperación, sino que constituyen una Unidad consciente, la Jerarquía, o la Fraternidad Trans-Himaláyicas, tal y como se les llama en la terminología Teosófica. En esa Jerarquía sólo hay una relación, como expresión de la Unidad de Vida, de sabiduría aplicada a la acción, como ayuda al Plan de Evolución del Logos. Sin embargo, no tienen una capacidad ilimitada para ayudar a los reinos inferiores, porque esta relación requiere que se cumplan ciertas normas.

Estos Fundadores Internos, especialmente los dos que tomaron la responsabilidad con la ST, los Maestros M. y KH, recibieron la petición de A. P. Sinnett de ser instruido por ellos, de responder a sus preguntas, y que lo ayudaran más directamente. El Maestro KH particularmente, como se ha dicho, debido a razones kármicas de gratitud, estuvo de acuerdo primero con Sinnett y luego con A. O. Hume, en que ellos podían recibir respuestas, ayuda, comunicación, etc.

Pero para establecer esta comunicación, tuvieron que usar dos seres relacionados con ellos que todavía pertenecían al reino humano. Uno era discípulo del Maestro, posiblemente un Iniciado del Lejano Oriente, y el otro, HPB, que a veces estaba en India y otras en Londres o en otro país. La limitación del idioma, en el caso del discípulo, y las ocasionales limitaciones de salud a las que fue sometida HPB, resultaron en cierta debilidad en estas comunicaciones. Es por esto que nunca podemos tomar nada de lo que aparece en las Cartas como la verdad absoluta. (Esto es además del hecho de que la Verdad Absoluta no puede ser puesta en palabras.)

Sin embargo, las Cartas contienen una colección incomparable de enseñanzas que el Maestro comunicó eventualmente a la humanidad, gracias a la autorización dada por su Superior el Mahachohan para que esas Cartas pudieran llegar a sus destinatarios. En las cartas dirigidas a Sinnett se encuentra el mayor tesoro, ya que suman más de 100. Ellos inspiraron la obra de Sinnett, Budismo Esotérico, que junto con Isis sin Velo de HPB, constituyen la primera gran riqueza de enseñanzas teosóficas modernas.

El verdadero teósofo es un filántropo.

La Sra. Burnier dice en su conferencia que uno de los fundadores internos de la ST escribió: "El verdadero teósofo es un filántropo; y la filantropía no significa sólo distribuir comida y ropa". Y lo explicó citando de nuevo la Carta del Maestro: "Vive no sólo para ti, sino para el mundo." Ella explica que HPB también dijo que la ST es ante todo una fraternidad universal, y que ésta es la única base segura para la moralidad universal.

Los Maestros insistieron en esto desde el principio. Sinnett protestó y se puede decir que no fue capaz de entender; esta era una de sus limitaciones. Era un titán y tenía un vínculo obvio con los Maestros, pero no entendía el significado de la "fraternidad universal." Insistió en tratar de atraer la atención del mundo sobre estos fenómenos. El Maestro KH se negó, y cuando dejó la correspondencia con Sinnett en manos del Maestro M., Sinnett insistió de nuevo y M. también se negó.

La fraternidad universal es lo más importante, y la Sra. Burnier insistió en ello: "Le damos a la Fraternidad significados superficiales." Le damos un sentido de cortesía externa, en lugar de enfocarnos en la realidad del hecho de que aunque podamos sentir, pensar o actuar de manera diferente, somos hermanos en un solo ser. Esta fraternidad no puede basarse más que en la comprensión de las diferencias de opinión, del énfasis que las grandes religiones han tenido en sus respectivas misiones en el mundo, etc.

Dogmatismo.

Más adelante, dijo la Sra. Burnier: "Esta es la razón por la cual, desde los inicios de la ST, estos Maestros en sus cartas nos dieron la instrucción de rechazar cualquier forma de dogmatismo, y usualmente pensamos que el dogmatismo es la actitud asumida por ciertas personas religiosas". La religión es la sabiduría traída a la humanidad en un contexto histórico, religioso, político y social particular. Cuando miramos adecuadamente a cada una de las grandes religiones podemos ver que ha abarcado una etapa de la civilización. Pero no podemos encontrar en la historia una sola religión libre de dogmatismo, o que haya mantenido su pureza original hasta el presente. La prueba está en las tres grandes religiones occidentales: Judaísmo, Cristianismo e Islam.

El dogmatismo no puede estar presente en la ST si ésta aspira a realizar su misión. A veces las personas con intereses creados quieren dar importancia al estudio comparativo de las religiones para que ciertos dogmas de las instituciones religiosas puedan ser impuestos dentro de la ST. El estudio comparativo de la filosofía, la ciencia y la religión no incluye en ningún momento dogmas de ninguna institución religiosa, si se estudia inteligentemente el legado de los Maestros. Necesitamos estudiar de manera comparativa lo que une a todas las religiones en la Sabiduría Divina, que carece de la posibilidad de expresiones dogmáticas. En el momento en que haya un dogma, por ejemplo "Si no asistes a misa irás al infierno", eso estará fuera del estudio teosófico. Esto es muy importante, y la Sra. Burnier lo subrayó en su conferencia.

Actualmente ocurre lo mismo en el campo de la ciencia. En La Doctrina Secreta HPB dio prueba, refiriéndose al desarrollo del universo y de la humanidad, de que la ciencia materialista estaba y estará totalmente equivocada, siempre y cuando no estudie al hombre en forma integral y continúe refiriéndose sólo a la envoltura física. Por su parte, Annie Besant y C. W. Leadbeater, mientras estudiaban los átomos de la materia física, publicaron varios artículos que más tarde formaron parte de su libro Química Oculta. Decían que los átomos eran divisibles, que estaban compuestos de una serie de sub-partículas y que había campos de fuerza entre ellos. Este libro permaneció en la mayoría de las bibliotecas y los científicos lo rechazaron, como lo hicieron con La Doctrina Secreta. Actualmente, el primero ha sido reeditado y está siendo corroborado por investigadores australianos y canadienses que han podido desarrollar el mismo tipo de visión.

Nuestra mente y nuestros pensamientos

"No estamos preparados para examinar la actitud que existe en nuestra propia mente." Este es el gran problema que ha planteado la Sra. Burnier. Sabemos que la mente humana tiene niveles conscientes que intentamos utilizar en nuestra vida diaria, pero hay niveles subconscientes e inconscientes, y tenemos que intentar establecer contacto y desarrollar la parte supra consciente y supra mental si queremos acelerar nuestra evolución. Cuando el ser humano progrese, va a integrar mejor todos estos aspectos. Ninguno de nosotros puede creer que sólo nuestros pensamientos motivan nuestras acciones y opiniones, porque hay otros niveles en los que hay una carga de prejuicios, traumas infantiles y experiencias de vidas anteriores, por lo que no todo es tan simple como parece.

Nadie puede garantizar que lo que hoy pensamos es una decisión definitiva, y que lo que hacemos, decimos y sentimos hoy es lo que todo nuestro ser ha determinado. Puede ser que esto sea el resultado del trabajo de la parte más superficial de nuestra mente funcionando a través del cerebro, y que cuando despertemos mañana nos demos cuenta de que algún aspecto inferior nos ha arrastrado, y que uno diferente y superior comienza a inspirarnos.

Es por esto que debemos repasar constantemente nuestra vida, como lo recomiendan los Versos de Oro de Pitágoras. Antes de ir a dormir es bueno examinar lo que se ha hecho, vivido, pensado, hablado y sentido; alegrarse por lo bueno y decidir no repetir lo indeseable. Diariamente, antes de dormir, necesitamos reevaluar nuestra vida, y luego levantarnos al día siguiente con el propósito de hacer lo que es correcto, justo, bueno y noble. También es importante ser sincero y ver por qué fracasamos y qué es lo que hay en nuestro inconsciente o subconsciente que nos traiciona y nos hace ser tan falibles. La Sra. Burnier dijo que de este modo evitaríamos caer en lo que es más perjudicial para la humanidad: el prejuicio y la falta de voluntad para cambiar nuestros pensamientos.

Ella nos dijo que el prejuicio es algo curioso, que la naturaleza humana ha sido la misma durante milenios, y que desde que los Mahatmas escribieron esas cartas no ha habido ningún cambio, ya que los prejuicios han continuado. En la actualidad, algunas personas no están de acuerdo y dicen que la mente se ha liberado de muchas cosas, pero no parece que ese sea el caso. Tenemos que trabajar para revertir esta situación. Este es nuestro trabajo fundamental.

 

No nos conformemos demasiado fácilmente. No pensemos que hay gente buena en este mundo. Por supuesto que hay mucha gente agradable, incluso en este mundo desagradable. Pero ser amable es diferente de estar libre del egocentrismo, de la auto-preocupación, del yo en sus variadas manifestaciones. El cambio fundamental tiene que ver con desarraigarse completamente, no necesariamente en un día. Significa realmente trabajar para el nirvana, porque el nirvana es "poner fin" al yo egoísta.

Radha Burnier, “Regeneración Humana”

 

 

Anterior
Página 10
Siguiente