Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 140 - Número 03-  Diciembre 2018  (en Castellano)

 
Anterior
Página 7
Siguiente

 

Nuestro trabajo para el siglo XXI

 

Vicente Hao Chin JR.

Presidente del Golden Link College, institución teosófica en Filipinas. Anterior Secretario General de la ST en Filipinas. Artículo basado en una conferencia dada en el Congreso Teosófico Mundial en Singapur, 8 de mayo 2018.

 

 

¿Cuál es nuestra visión de la Sociedad Teosófica (ST) en 2099?

Para mirar hacia adelante, es útil mirar hacia atrás. Han pasado 143 años desde la fundación de la ST. La expansión mundial de la ST alcanzó su punto culminante en 1928, cuando su membresía llegó a 45.000 con miembros altamente activos y dedicados en el mundo, dando conferencias, escribiendo libros, fundando escuelas, formando organizaciones para variados propósitos, etc. Sin embargo, después de 1928, la Sociedad declinó firmemente, de modo que hoy hay solo alrededor de 25.000 miembros, una disminución del 44%. Durante el mismo periodo la población mundial aumentño el 350% a 7 billones de personas. Ha disminuido la publicación de trabajos. Así poca gente joven se está uniendo a la Sociedad. Casi todas nuestras revistas son para nuestros miembros, no para el público.

 

Durante los pasados 90 años o algo así, la ST mayormente se ha concentrado en solidificar sus enseñanzas, muy sin éxito, porque la literatura teosófica hoy se ha dividido en dos funciones principales. Ramas y Secciones se inclinan a estar orientadas hacia adentro y están relacionadas principalmente con las actividades entre sus miembros. Hemos sido muy débiles en hacer llegar la Teosofía y la vida teosófica al público para ayudar a resolver los problemas de la humanidad.

 

¿Estamos llegando a tener menos y menos relevancia para los problemas del mundo?

 

No es exageración decir que el siglo pasado ha sido un periodo muy decepcionante, porque los Mahatmas pensaron que la ST sería un movimiento para todo el mundo, no solo para unos pocos miles de miembros. Necesitamos recordar de la exhortación del Mahachohan:

 

A fin de permitir que nuestras doctrinas ejerzan su acción sobre el código moral, como se le llama, o sobre las ideas tocantes a la veracidad, pureza, la abnegación, la caridad, etc., es necesario difundir en el público las nociones teosóficas. No es la resolución individual de alcanzar el Nirvana…que en definitiva no es más que un egoísmo superior y magnífico, es el buscar desinteresadamente medios mejores de hacer que nuestro prójimo siga el buen camino, y de llevar la mayor cantidad posible de nuestros semejantes a que aprovechen de ello, lo que constituye al verdadero teósofo”.

(Cartas de los Mahatmas a A.P.,Sinnett,Edic. Cron, Apéndice II)

 

Estamos ahora en el primer cuarto del siglo 21. ¿En qué dirección deberíamos enfocar el trabajo para detener nuestro descenso y hacer de la Sociedad un movimiento vibrante que tenga un impacto en la civilización y el pensamiento mundial? Hay muchas tendencias que pueden ser identificadas, y el Consejo General ha enumerado casi cuarenta de ellas. Por ahora, permítanme concentrarme en cinco áreas que pienso son importantes:

 

1.    Globalizar el trabajo teosófico

2.    Programas para el público (Teosofía Aplicada)

3.    Fundar escuelas teosóficas

4.    Atraer gente joven a la Teosofía

5.    Trabajar para una reforma religiosa

 

1.    Globalizar el trabajo teosófico

Durante un siglo o más, los países teosóficos se han inclinado a trabajar como islas separadas de un archipiélago. Están tan absortos en sus propios problemas internos y metas que difícilmente trabajan como una familia global. Ninguna Sección es fuerte si la ST mundial es débil. Muchas Secciones han muerto o están muriendo sin ser ayudadas o salvadas ya sea por la sede internacional u otras Secciones.

 

China, Hong Kong y Corea han desaparecido del mapa teosófico. Si hubiéramos apoyado a nuestra Rama en Hong Kong hace treinta años o algo así, y la hubiéramos mantenido dinámica, habría sido nuestra entrada para reanimar la ST en China, la tierra donde vive un cuarto de las personas del mundo.

 

Sri Lanka está solo a pasos de Adyar. Solía ser una de las Secciones más fuertes en el mundo, tuvo más de doscientas escuelas fundadas por la ST desde el tiempo de Henry Steel Olcott, nuestro Presidente Fundador. El mismo Olcott es oficialmente considerado un héroe nacional de ese país. Y aun así hoy queda solo una Rama en ese antiguo bastión de la filosofía teosófica, y está ahora jadeando y tratando de sobrevivir. Necesitamos hacer del trabajo teosófico una misión mundial unificada. Uno para todos y todos para uno. Para construir esto hay tres tendencias estratégicas que necesitan ser atendidas:

 

a.    Planificación y revisión estratégica anual internacional

 

Este aspecto del trabajo ha sido comenzado con nuestro actual Presidente, donde ha incluido a muchos miembros del Consejo General. Esperamos que esto será mantenido permanentemente como parte de nuestro trabajo mundial. Tenemos mano de obra y recursos limitados y necesitamos identificar y revisar cuáles serían nuestras prioridades de trabajo que crearán un impacto óptimo en la transformación social e individual. El grupo de planificación estratégica llegará a ser en efecto un grupo de expertos de alto nivel en la ST, compuesto de líderes que están en contacto con lo que está sucediendo en el mundo teosófico entero.

 

Este grupo previamente desaprovechado agranda efectivamente el número de voluntarios que están ayudando a los funcionarios internacionales a efectuar su trabajo mundial, no solo limitado al personal en Adyar. Porque son líderes activos de los diferentes países de la ST hay un elevado nivel de trabajo en conjunto que hace posible muchas cosas que no pueden ser hechas por una sola Sección. Este grupo que planea, implementa y revisa nuestros proyectos prioritarios logrará un  importante cambio en el futuro de la ST.

 

b.    .A través de Proyectos, aumentar el presupuesto para el trabajo internacional.

 

En 2017 el presupuesto de la ST para la “Difusión de la Teosofía”, incluyendo las oficinas de los funcionarios internacionales, fue de 4 millones de rupias, o aproximadamente de U$ 58.000. Esto es desconsoladoramente pequeño para una organización mundial en 55 o 60 países. A menudo escuchamos decir, “no tenemos el dinero” para aumentar este presupuesto, pero esto no es verdad. No es el dinero el que nos falta. Carecemos de proyectos o programas que valgan la pena. Es necesario recordar que es el dinero el que sigue al proyecto y no  a la inversa. Esto es, si hay proyectos que merezca la pena emprender, entonces el dinero llegará. Si tenemos el dinero y no tenemos proyectos, entonces los fondos solo se secarán.

 

Tomemos unos pocos ejemplos que demostrarán este principio: En 1993 se estableció una pequeña escuela en Bhubaneswar, India, para niños tribales, con 125 estudiantes. Era una escuela gratuita y sobrevivía solamente por la generosidad de sus donantes. Porque fue vista como algo que era noble y merecía la pena, la escuela creció por medio de las crecientes donaciones que venían de diferentes fuentes. Hoy, después de 25 años, ha crecido para volverse una enorme institución con 26.000 estudiantes, todos hospedándose en dormitorios independientes, con comidas y enseñanza gratuita. La escuela sirve 100.000 comidas todos los días. Este es el Kalinga Institute of Social Sciences, con un presupuesto anual de 760 millones de rupias (U$S 11 millones), todo proveniente de donaciones.

 

En 1922 un grupo de Masones en Louisiana, USA, decidió financiar un hospital para niños lisiados y quemados. Durante cuarenta años perseveraron en este no apreciado trabajo para servir a estos desafortunados niños. En 1962 el trabajo había crecido de tal manera que se construyeron tres hospitales más. Hoy tiene 22 hospitales en diferentes partes de los Estados Unidos. Estos son los Shriners Hospitals for Crippled and Burnt Children, con un presupuesto anual de u$s 500 millones todos provenientes de donaciones o ingresos de fondos donados por fundaciones.

 

En 1865, diez años antes que la ST fuera fundada, un ministro protestante y su esposa decidieron predicar a personas de muy baja condición social en el este de Londres, tales como prostitutas, mendigos, alcohólicos, etc.,  para ayudar  a elevarlos de diferente manera. Su perseverancia a pesar de sus penurias atrajeron la atención de muchas personas que comenzaron un voluntariado para esta misión y comenzaron a llegar donaciones en cantidades cada vez mayores. Esto se convirtió en el Ejército de Salvación, prosperando con voluntarios y donaciones. Su actual presupuesto es de U$S 3.7 billones todos los años. Todos los años.

 

No nos comparamos con otras organizaciones. No estamos ni aún cerca de la cantidad de dinero que estas organizaciones pueden mover. Es respecto a las posibilidades. Estas organizaciones comenzaron pequeñas o casi sin dinero, pero tenían proyectos que valían la pena. El dinero solo llegó porque la gente que tenía el dinero se identificó con estos respetables proyectos.

 

Este año, el Presidente de la ST y el Consejo General han identificado proyectos prioritarios internacionales. Estos deberían ser respaldados y promovidos. Si merecen la pena, entonces el presupuesto de la ST naturalmente crecerá. Habrá voluntarios que se presentarán. Al mismo tiempo, es importante que haya un equipo permanente de coordinadores que sigan estas iniciativas y que se ofrezcan de voluntarios.

 

c.    Entrenamiento sistemático para los trabajadores teosóficos dedicados y competentes.

 

La ST en Norteamérica tiene un programa de entrenamiento de personas, especialmente jóvenes, para convertirse en potenciales trabajadores, oradores y líderes de la Sociedad. Este no es solo una sesión de entrenamiento única sino un programa que se mantiene año tras año. Se propuso que Adyar estableciera un programa de entrenamiento similar para jóvenes teósofos que están deseando trabajar por la causa de los grandes Maestros de la humanidad. Diferentes Secciones pueden hacer nominaciones entre sus miembros. Puede diseñarse un currículo, respaldado de materias adecuadas, metodología y la oportunidad de hacer un internado o práctica. En el futuro, nuestras propias universidades  teosóficas en Filipinas pueden ofrecer un grado de Master en Teosofía como una manera formal de entrenar trabajadores, oradores, autores y líderes. Debería presentarse no como una institución académica sino como un ashram,  un plantel para líderes que viven la vida teosófica. Debemos ser cuidadosos, sin embargo, de que tal entrenamiento formal no eduque oradores y escritores dogmáticos que hagan parecer a la Teosofía como otro grupo de creencias religiosas. H. P. Blavatsky, al educar a futuros sucesores, aconsejó:

 

No me refiero al conocimiento técnico de la doctrina esotérica, aunque esto es de suma importancia; hablaba más bien de lo mucho que necesitarán nuestros sucesores un juicio claro y recto en la dirección de la Sociedad. Todos los intentos parecidos al de la Sociedad Teosófica han fracasado hasta ahora porque tarde o temprano han degenerado en sectas, formulado dogmas cerrados y perdido de esta manera por grados imperceptibles aquella vitalidad que sólo la verdad viviente puede dar.

(La Clave de la Teosofía, Conclusión)

 

2.    Programas para el público (Teosofía aplicada)

La ST debe ofrecer programas que beneficien al público en general, hombres, mujeres, niños, padres, maestros, servidores públicos, profesionales, etc. – no solamente a sus miembros. Lo que debemos ofrecer no es solo una filosofía o idea. Es la aplicación de las filosofías o ideas como soluciones para los problemas sociales y humanos. Esta, en realidad, es la misión de la ST. El Mahachohan ha señalado:

 

Para decir la verdad, la religión y la filosofía deben dar la solución a todos los problemas…y si nuestras doctrinas se muestran capaces de darlas, el mundo reconocerá bien pronto en ellas la verdadera filosofía, la verdadera religión, la verdadera luz que trae la verdad y nada más que la verdad.

(Las Cartas de los Mahatmas, Apéndice II)

 

Necesitamos  recordarnos: Las ideas no son poderosas a menos que se traduzcan en prácticas que puedan transformar.

 

¿Quiénes demostrarán que las ideas teosóficas pueden ser transformadoras? Los teósofos, por supuesto. Establecer programas a largo plazo que tengan un impacto en las personas y la sociedad puede ser difícil. Pero es el único camino para hacer las ideas transformadoras. ¿Cuáles son ejemplos de tales programas públicos?

 

a.    La Orden Teosófica de Servicio

 

Esta es quizás la más importante vía existente para la Teosofía aplicada para el público. El Mahatma KH escribió (agregado en cursiva):

 

El primer objetivo de la ST es la filantropía. El verdadero teósofo es un filántropo: “Vive no para él mismo, sino para el mundo.” Este principio, unido a la filosofía y a una comprensión exacta de la vida y de sus misterios dan la ‘base necesaria’ y muestran el buen camino.

Cartas de los Maestros de Sabiduría, I Serie, n° 45)

 

…nuestra Sociedad no es una simple escuela intelectual de ocultismo, como afirman quienes son más grandes que nosotros, si la tarea de trabajar por los demás parece demasiado penosa, mejor es no emprenderla. Los sufrimientos morales y espirituales de la humanidad importan más, tienen mayor necesidad de ayuda y de curación que la ciencia de nuestra asistencia en ningún género de descubrimiento. “Que el que tenga oídos para oír, oiga.”

Id.,n°46).

 

El Mahachohán pregunta:

 

¿Nos dedicaremos a enseñar a algunos europeos… y dejaremos a las innumerables masas de ignorantes, pobres, humildes y oprimidos, salir del paso como mejor puedan, hoy y en el más allá? ¡JAMAS! Perezca la ST con sus infortunados fundadores, antes que permitirle que se vuelva una simple academia de magia, un instituto de ocultismo.

(Las Cartas de los Mahatmas, Apéndice II)

 

Que nosotros, devotos servidores de ese espíritu encarnado de abnegación absoluta, de filantropía, de divina bondad… permitamos que la ST represente la personificación del egoísmo, el refugio de los pocos que no dedican ningún pensamiento a la multitud, es una rara idea, hermanos míos.

(Id.)

 

Está claro: nuestro trabajo es beneficiar a “las masas innumerables” que puede que no estén interesadas en la filosofía elevada o esoterismo. Sin embargo, el trabajo de  la OTS no es solo alimentar o prestar atención médica o ayuda. Es finalmente acerca del desarrollo humano, dignidad, auto-estima, servicio desinteresado, desarrollo moral, armonía social, paz, etc. Como la ST, la OTS necesita combinar los diferentes esfuerzos de modo que haya un mayor impacto a escala global. Puede haber una, dos o tres defensas, actitudes o políticas comunes sobre un cierto asunto a través de las naciones que pueden ayudar a cambiar la opinión mundial. Ejemplos son el bienestar de la mujer, vegetarianismo, bienestar animal, educación, alfabetismo, formación del carácter, crianza, etc.

 

b.    Meditación para el público

 

Otra forma de beneficiar al público es por la popularización de la práctica de la meditación. Es universalmente reconocido que la meditación es una práctica transformadora que puede cambiar a individuos y sociedades. Hay muchos movimientos de meditación que han  hecho un trabajo ejemplar en estas líneas, tales como la Meditación  Zen, Vipassana, atención plena y Trascendental. La ST debería estar similarmente comprometida ya que la meditación no solo causa la integración personal y equilibrio en los individuos, sino que es también la base esencial de la vida espiritual. Escojamos uno o dos enfoques clásicps a la meditación que la Sociedad pueda popularizar a través de los cientos de Ramas alrededor del mundo. Este ha sido elegido como uno de los proyectos prioritarios del Consejo General y esperamos que este pronto llegue a ser una característica común de nuestro trabajo de Rama.

 

c.    Seminarios sobre Auto-Transformación

 

Los Seminarios sobre Auto-Transformación han sido conducidos en veinte países y han sido efectivamente usados por Secciones y Ramas de la ST para su trabajo público. Muchas organizaciones externas los han solicitado, escuelas y universidades, unidades gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, grupos religiosos, asociaciones cívicas e incluso las militares. Se han ofrecido como un entrenamiento básico para la vida espiritual.

 

El Seminario puede usarse de este modo como un ofrecimiento de las Secciones y Ramas de la ST para ayudar a beneficiar a los individuos, organizaciones e instituciones para la transformación social y personal. Facilitadores ya han sido entrenados en diez países. El entrenamiento sistemático puede hacerse extensamente.

 

d.    Revistas públicas sobre Teosofía aplicada

 

Actualmente, hay muy pocas revistas teosóficas que estén destinadas a la circulación pública. Entre ellas están: Sofía, el Theosophical Digest, Quest, Peace Ideas, Wake Up India y Researches Relevant to Theosophy. Necesitan ser multiplicadas porque son esenciales para llevar la Teosofía aplicada a la mente del público, de lo contrario solo estamos tratando de convencer al convertido.

 

Se propuso que más y más revistas para el público, ya sean impresas o digitales, deberían ser editadas en tantos idiomas como sea posible alrededor del mundo. Aquí, nuevamente el trabajo conjunto es esencial. Las Secciones no tienen que invertir tanto tiempo y esfuerzo editorial para comenzar una revista así. Solo necesitan traducir o reimprimir buenos artículos de las revistas teosóficas al público existente y publicarlas regularmente.

 

3.    Establecimiento de Escuelas Teosóficas

La llave para el futuro se halla en nuestra juventud y niños. Cuando cambian, el mundo cambia. La institución más poderosa que puede influenciar al joven es la escuela. Puede ser más poderosa que la crianza y los medios de comunicación porque puede revertir la mala educación paterna y los valores dañinos de la televisión, internet, medios impresos y películas.

 

Si queremos que la Teosofía tenga influencia perdurable, debemos fundar escuelas como también influenciar los sistemas educacionales del mundo. H. P. Blavatsky acentuó la importancia de este trabajo:

 

Si tuviésemos recursos, fundaríamos escuelas…. Debiera, ante todo, enseñarse a los niños la propia confianza, el amor a todos los hombres, el altruismo, la caridad mutua, y más que nada, a pensar y razonar por si mismos… Deberíamos esforzarnos en tratar a cada niño como una unidad, y en educarlo para producir el desarrollo más armónico y equilibrado de sus poderes, para que sus aptitudes especiales hallasen su completo y natural desarrollo. Deberíamos tender a crear hombres y mujeres libres, libres intelectualmente, libres moralmente, despreocupados bajo todo concepto y sobre todo no egoístas. Y creemos que gran parte de esto, si no todo, podría conseguirse con una verdadera y adecuada educación teosófica.

La Clave de la Teosofía, sec. 13)

 

En el presente, hay un renovado interés en iniciar escuelas en diferentes países, particularmente, Filipinas, India, Argentina y Brasil.

 

4.    Atraer gente joven a la Teosofía

En mis viajes a muchos países teosóficos, he observado un patrón común entre muchas Ramas, el promedio de edad de los miembros teósofos es perturbadoramente elevado. En una gira reciente de conferencias he observado que la edad promedio de la audiencia asistente es alrededor de 65 años, sin asistentes más jóvenes de 40 años. Muchos líderes de Ramas han lamentado la ausencia de gente joven entre ellos. Algunos están cerrando las actividades o vendiendo parte de sus propiedades porque no barruntan sucesores que tomen sus lugares. ¿Cómo podemos extender el trabajo teosófico cuando estamos contrayendo nuestras Ramas o Secciones?

 

El mundo ha cambiado y los  enfoques tradicionales de difusión no está llegando a la gente joven de manera efectiva. Muchas personas mayores no saben cómo usar los computadores, curiosear el internet, crear cuentas en Facebook, enviar correos o usar WhatsApp o Twitter. Los idiomas de los libros clásicos ya no están interesando a la generación moderna. Necesitamos crear nuevos enfoques para la difusión, y la gente joven comprende mejor esto que los mayores.

 

Parte del problema es la tendencia de los mayores a no dar libre curso a los miembros más jóvenes para  que hagan su parte o hagan cosas a su propio modo. Como resultado, la juventud escapa de las reuniones teosóficas porque se aburren. Encuentran las reuniones inaplicables a los problemas que enfrentan o la atmósfera es demasiado restrictiva.

 

5.    Trabajo para reformas religiosas

La historia nos ha mostrado el daño que la religión popular ha traído al mundo: inquisiciones, guerras, terrorismo, genocidios, intolerancia, odio mutuo, etc. La guerra más larga de la historia fueron las Cruzadas entre cristianos y musulmanes. Una de las más crueles instituciones fue la Inquisición, cuando los líderes religiosos permitieron la horrorosa tortura para tratar la sospecha de herejía. La peor forma de violencia hoy es el terrorismo religioso, la matanza indiscriminada de hombres, mujeres y niños sin consideración de  nacionalidad, raza o religión.

 

El Mahatma KH había señalado fuertemente que los dos tercios de los males del mundo provenían de la religión y solo un tercio provenía del egoísmo humano. La creencia en dioses antropomórficos ha estado volviendo a las personas esclavas de la autoridad sacerdotal. El escribió:

 

Nuestro objetivo principal es liberar a la humanidad de esta pesadilla, enseñar al hombre a practicar la virtud por la virtud misma y a caminar por la vida contando con él mismo en lugar de apoyarse en una muleta teológica que, durante incontables edades, fue la causa directa de casi todo el sufrimiento humano.

(Las Cartas de los Mahatmas,Carta n°88)

 

El Mahachohan y el Mahatma KH han afirmado que: “La Sociedad Teosófica ha sido escogida como la piedra angular, el cimiento de las futuras religiones de la humanidad. (Las Cartas de los Mahatmas, Apéndice II)

 

Este trabajo no debe olvidarse. Necesitamos señalar las supersticiones religiosas, incongruencias, contradicciones y conflictos con sentido común y nuestro sentido ético. Este sentido moral interno debe ser una base importante de las futuras religiones más que dogmas “revelados”. Es importante difundir un conocimiento más amplio de la realidad del misticismo y la experiencia mística como la esencia de la experiencia religiosa. La ST debe ayudar a originar un mundo donde las religiones fomenten el amor en vez de la intolerancia, exclusividad, odio y violencia. Debe promover la espiritualidad no sectaria y el misticismo.

 

Los cinco puntos mencionados son importantes guías de trabajo, entre muchas, a las que necesitamos darle atención primaria en este siglo. ¿Cuál puede ser nuestra visión de lo que la Sociedad puede hacer por la humanidad? HPB expresó su sueño:

 

La Sociedad (Teosófica)… penetrará gradualmente en la gran masa de la gente pensadora e inteligente con sus grandes y nobles ideas sobre la Religión, el Deber y la Filantropía. Romperá lenta pero seguramente las cadenas de hierro de los credos y de los dogmas, de los antagonismos de casta y de las preocupaciones sociales; destruirá las antipatías nacionales y de raza, y abrirá el camino a la realización práctica de la Fraternidad entre los hombres…

 

Si la Sociedad Teosófica sobrevive y se mantiene fiel a su misión y a sus impulsos originales, en los cien años próximos, decidme, repito, si voy demasiado lejos al afirmar que la Tierra en el siglo XXI será un paraíso en comparación con lo que es ahora.

(La Clave de la Teosofía, Conclusión)

 

¿Estamos ahora en tal paraíso? Si no, entonces tenemos mucho trabajo que hacer delante de nosotros. Sostengamos juntas nuestras manos y hagámoslo!

 

 

Anterior
Página 7
Siguiente

 


 

 
 
www.000webhost.com