Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 140 - Número 02-  Noviembre 2018  (en Castellano)

 
Anterior
Página 8
Siguiente

 

Tributo a Surendra Narayan

 

 

PEDRO OLIVEIRA


 

Coordinador de Educación de la Sección Australiana de la ST,

ex Secretario Internacional y Jefe de la Oficina Editorial en Adyar.

 

 

El ex vicepresidente internacional de la Sociedad Teosófica, Sr. Surendra Narayan, falleció a las 2.40 pm del 22 de noviembre de 2017 en su hogar en Nueva Delhi, rodeado de su familia.

 

Fue elegido Vicepresidente de la ST en 1979, luego de ser nominado por el entonces presidente internacional, John Coats. Después del fallecimiento del Sr. Coats en diciembre de 1979, Surendra Narayan presidió la siguiente elección y fue nombrado nuevamente como Vicepresidente por la Sra. Radha Burnier, la nueva Presidenta Internacional, y se retiró del cargo en diciembre de 1995. Su presencia, experiencia y sabiduría durante esos años en la Sede internacional fueron verdaderamente invaluables. Profesionalmente había trabajado como Presidente de la Junta Central de Impuestos Directos del Gobierno de India.

 

En muchas ocasiones contribuyó a los comentarios editoriales, “Desde la Atalaya”, en The Theosophist (El Teósofo). La nota clave de sus escritos y su trabajo para la Sociedad fue que la Teosofía debe convertirse en una fuerza viva en la vida de cada uno.

 

Era tranquilo, modesto, amable, pero era capaz de tomar medidas firmes cuando las circunstancias lo requerían. Me ayudó durante mis años de servicio en Adyar y me llevó a comprender que realmente no vale la pena alterarse por los acontecimientos de la vida.

 

Intenté mantenerme en contacto con él después de su jubilación y después de dejar Adyar, en 1996. En 2010 le hice una visita a Nueva Delhi y recordamos los años en los que trabajamos en Adyar. Fue extraordinariamente conmovedor ver cómo brillaban sus ojos cuando compartió conmigo su convicción absoluta de que los Hermanos Mayores aún estaban cerca de la ST, a pesar de sus muchas dificultades.

 

La Sociedad Teosófica tiene una profunda deuda de gratitud por su vida de dedicación y servicio desinteresado. Siento la pérdida de un mentor, un guía amable y un brillante ejemplo de una vida en la que la Teosofía encontró una morada completa y profundamente benéfica.

 

 

Anterior
Página 8
Siguiente

 


 

 
 
www.000webhost.com