Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 140 - Número 01-  Octubre 2018  (en Castellano)

 
Anterior
Página 11
Siguiente

 

HPB: Libertad de la esclavitud mental – I

 

JOE HASIEWICZ

Presidente de la Rama Wheaton-Olcott de la ST en Norteamérica (TSA),

tiene experiencia en ingeniería electrónica, es gerente de desarrollo de software y compone música.

Artículo basado en una conferencia dada en la sede de la ST Norteamericana, Wheaton, Illinois, EE.UU.,

el Día del Loto Blanco, 4 de mayo del 2016.

 

 

Helena Petrovna Blavatsky, conocida cariñosamente por sus amigos como HPB, dejó este mundo en 1891. En un artículo escrito poco después de su muerte en 1892, el Dr. Albert Leighton Rawson[1], un testigo importante de algunos de los viajes de HPB, describió su encuentro con ella en El Cairo en 1851, cuando ella tenía unos veinte años y él era un joven estudiante de arte de los Estados Unidos. Ella le reveló que estaba comprometida con un trabajo que algún día "liberaría a la humanidad de la esclavitud mental". También comentó que "su desinterés por la misión encomendada a ella era sublime, pues ella decía con frecuencia que 'esta obra no es mía, sino de quien me envió'", refiriéndose evidentemente a lo escrito en el libro de Juan (7:16), en el Nuevo Testamento de la Biblia.

¿Qué es la esclavitud mental?

¿Cuál es la esclavitud mental de la que hablaba HPB? No sé si alguna vez la definió per se o si usó mucho el término incluso en sus propios escritos. Pero intentaré arrojar algo de luz sobre lo que creo que quiso decir, utilizando algunos ejemplos.

 

Manzanas golpeadas

Tal vez la experiencia de mi esposa Julie pueda servir como un ejemplo para ilustrarlo desde algún punto de vista. En la primavera de 2015, ambos formamos parte de un proyecto de servicio organizado por la Orden Teosófica de Servicio (TOS) en el Centro de Recursos Humanos (PRC) en Wheaton. Este es un lugar donde las personas en situación precaria pueden venir a buscar ayuda para encontrar trabajo, mejorar su alfabetización y recibir capacitación en computación. También proporciona alimentos para los que padecen hambre.

El grupo TOS ayudó con la distribución de alimentos y Julie ayudó a los compradores a hacer sus selecciones finales. Afuera había cajones de manzanas golpeadas y se les dijo a los compradores que podían llevarse todas las que quisieran. Julie llamó a una señora que estaba terminando sus compras: "¿Querría algunas de estas manzanas?" La mujer se negó cortésmente, pero Julie, viendo el valor de las manzanas, continuó: "¡Puede cortar esos pedazos y convertirlos en compota de manzana!" A lo que la mujer respondió: "Bueno, no sé cómo hacer puré de manzana, no sabría cómo hacerlo." Así que Julie procedió a decirle lo rápido y simple que era, y le detalló una receta corta. "No, no creo que pueda hacer eso", dijo la mujer, y se marchó sin sacar ninguna manzana.

A veces se nos presentan oportunidades en forma de ideas que pueden ser aprovechadas y utilizadas para producir algún tipo de cambio positivo. Inicialmente, la mujer no sabía cómo hacer puré de manzana y probablemente nunca pensó que podría haber una posibilidad de hacerlo usando las manzanas golpeadas. Lamentablemente, ese día, insistió en mantener su statu quo, pero esperamos que la idea haya permanecido con ella.

Cegueras mentales

La esclavitud mental puede tomar la forma de una "ceguera mental" de nuestra propia creación. Aquí es donde elegimos ignorar o negarnos a aceptar cierta información razonable que encontramos sobre algún tema en particular. Puede que se nos presente una idea o un concepto, pero, por alguna razón, lo encontramos desagradable. Tal vez entre en conflicto con alguna creencia que ya hemos trabajado para establecer dentro de nosotros mismos, o tal vez no la veamos como algo útil, simplemente no creemos que pueda ser cierto, etcétera.

Una ceguera mental también puede ser el resultado de algo que damos por sentado, posiblemente algo en lo que ya no pensamos porque ya nos hemos decidido y hemos desestimado la idea de una investigación más profunda hace mucho tiempo, diciendo, "bueno, así son las cosas." Del mismo modo, las "cegueras" pueden ser cosas que fueron lanzadas en la categoría de "Dios lo hizo así, y no debemos cuestionar", por lo que hemos detenido efectivamente cualquier otra investigación en la que nos hayamos embarcado.

En cualquier caso, nos negamos a indagar lo suficiente en el tema para llegar a una conclusión que satisfaga nuestra razón imparcial, así que la "ceguera" permanece. Al permitir que una "ceguera" permanezca, nos privamos de una percepción o de una intuición, o quizás de una cierta habilidad, y la verdad de ese asunto particular que elegimos ignorar permanece desconocida, no revelada a nosotros mismos por un largo tiempo más.

Algunos pueden llamar a esto mente cerrada. A veces la negativa a aceptar nuevas ideas puede ser intencional porque estamos eligiendo ocultar la verdadera naturaleza de algo de nosotros mismos, ya que no queremos aceptarlo por ninguna razón, y terminamos creando una forma de prejuicio o una superstición religiosa dentro de nosotros mismos que puede eventualmente incitar a la intolerancia o incluso al odio. Por otro lado, HPB nos anima a abrir los ojos a las cosas que damos por sentadas y enseña que necesitamos cuestionar, indagar en nuestra propia naturaleza así como en la naturaleza del universo, del cual somos una parte inextricable.

 

Encontrar el modo de avanzar

Otro enfoque para comprender la esclavitud mental puede ser pensar en cómo podemos ver nuestro modo de avanzar. Podemos imaginarnos a nosotros mismos luchando para encontrar nuestro modo de avanzar en la vida. HPB ilumina el camino diciéndonos que en cada encarnación o vida terrestre, la mente inferior, la que usamos para nuestro pensamiento cotidiano, está dotada de ciertos instrumentos para ayudarse a sí misma en su desarrollo. Ella escribe:

 

Así, el Manas Inferior [Mente Inferior], tomado como un todo, es, en cada vida terrestre, el que se forma a sí mismo. Es posible por ello que actúe de manera diferente en las distintas ocasiones, aunque rodeado cada vez de condiciones similares, ya que tiene la razón y el conocimiento autoconsciente de lo Recto y lo Erróneo, de lo Bueno y lo Malo, que le ha sido dado. De hecho, está dotado de todos los atributos del Alma Divina, y uno de estos atributos es la Voluntad.(C. W. (Escritos Recopilados), vol. 12, p. 711)

 

La voluntad es posesión exclusiva del hombre en este nuestro plano de conciencia. Lo separa del animal en el que sólo el deseo instintivo está activo..... La tarea [del hombre] es .... despertar la voluntad, fortalecerla mediante el uso y la conquista, hacerla gobernante absoluta dentro de su cuerpo;....(C. W. (Escritos Recopilados), vol. 8, p. 109)

 

Nuestra tarea es aprender a usar las herramientas que se nos han dado para romper con la esclavitud mental que viene con las circunstancias particulares en las que nacemos, y encontrar maneras de usar nuestra vida como una oportunidad para el crecimiento individual, así como para ayudar a otros a hacer lo mismo. Pero incluso si logramos superar las cegueras mentales de nuestra propia creación, la esclavitud mental puede tomar la forma de una educación insuficiente.

Ciencia

Desde el nacimiento, entrenamos y condicionamos la mente de varias maneras para ayudarla a encontrar con éxito su camino a través de la vida y, si es posible, hacer algún tipo de contribución duradera. Le enseñamos artes, ciencias, a veces religión, filosofía, etc., todo lo cual contribuye a la formulación de la visión del mundo de esa mente, gran parte de la cual sigue siendo subjetiva. Pero si, además, esa mente es capaz de detenerse y pensar en lo que realmente sabemos, y contemplar las grandes verdades que aún pueden ser aprendidas, muy probablemente tendrá el potencial de progresar.

La esclavitud mental puede tomar la forma de información insuficiente. Si estás pensando: "Bueno, eso fue hace más de 125 años, seguramente hemos recorrido un largo camino desde entonces," considera la charla TED 2013 de Rupert Sheldrake (que puedes encontrar en YouTube) sobre "el espejismo de la ciencia", en la que abre su charla afirmando:

 

El espejismo de la ciencia es la creencia de que la ciencia ya entiende la naturaleza misma de la realidad en sus principios, dejando sólo los detalles para ser completados. Esta es una creencia muy extendida en nuestra sociedad. Es el tipo de sistema de creencias de la gente que dice "No creo en Dios, creo en la ciencia". Es un sistema de creencias [o una visión del mundo], que ahora se ha extendido a todo el mundo… Y, desafortunadamente, el aspecto de la visión del mundo de la ciencia ha llegado a inhibir y constreñir la libre indagación que es el alma misma del quehacer científico.

 

Un día nos graduamos en una institución educativa excelente, presumiblemente liberada de la esclavitud de una educación deficiente. Pero, ¿sólo nos hemos suscrito a la sabiduría convencional, simplemente entrenándonos para volver sobre las modalidades existentes de pensamiento y continuar trabajando dentro de los límites de nuestra limitada comprensión, o nos hemos preparado verdaderamente para abrir nuevos caminos y promover el progreso de la humanidad? En su artículo "¿Ciencia Oculta o Exacta?" HPB nos dice que la ciencia oculta es la clave de los misterios de la Naturaleza. Ella escribe:

"...sólo la ciencia oculta puede dar la clave de los misterios de la naturaleza, y desvelar los problemas del universo y del hombre psicofísico".[2]

 

Grandes Mentes

Los escritos de HPB no escaparon a la atención de aquellas grandes mentes cuyos ojos ya estaban abiertos, buscando la verdad y buscando comprender los misterios de la Naturaleza. Parece que ellos ya pueden haber coincidido con HPB, al menos hasta cierto punto, en que la ciencia oculta tiene la clave para una comprensión más profunda de la naturaleza.

 

Einstein

Evidentemente, Albert Einstein, el físico teórico que desarrolló la teoría de la relatividad, tenía interés en los escritos de HPB porque una sobrina suya informó que una copia de La Doctrina Secreta de HPB siempre estaba en su escritorio. Otro testigo, Jack Brown, que había conocido a Einstein en 1935, informa algo similar en un artículo de 1983, "Visité al Profesor Einstein".[3] En este artículo, Einstein comenta: "Incluso le he dicho al Prof. Heisenberg, mi colega físico, que consiga una copia [de La Doctrina Secreta] y la guarde en su escritorio. Le insté a que se sumerja en ella cuando se sienta incapacitado ante algún problema".

(Continuará)

 

Notas finales


 

[1] Rawson también fue autor de libros sobre religión, filología y arqueología.

<teosofía.ph/encyclo/index.php?title=Rawson,_Albert_Leighton>

[2] "Ciencia Oculta o Exacta?" H. P. Blavatsky Collected Writings, vol. 7, p. 55.

<katinkahesselink.net/blavatsky/articles/v7/y1886_004.htm>

       [3] Sylvia Cranston, HPB: La Extraordinaria Vida e Influencia de Helena Blavatsky, Prefacio,

p. xx.

<blavatskyarchives.com/brown/jackbrownoneinstein.htm>

 

 

Es un hecho universalmente admitido que el maravilloso éxito de la Sociedad Teosófica en India se debe enteramente a su principio de tolerancia sabia y respetuosa de las opiniones y creencias de los demás. Ni siquiera el Presidente-Fundador tiene el derecho directo o indirecto de interferir con la libertad de pensamiento del miembro más humilde, y menos aún de tratar de influir en su opinión personal.

Las Cartas de los Mahatmas, carta 120, ed. cron. (C.85)

 

 

 

 
 
Anterior
Página 11
Siguiente

 


 

 
 
www.000webhost.com