Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 139 - Número 07 -  Abril 2018  (en Castellano)

 
Anterior
Página 8
Siguiente

 

Teosofía:

Una plataforma unificadora en el mundo moderno

SVITLANA GAVRYLENKO

Secretaria Organizadora de la ST en Ucrania.

 

 

Actualmente, muchas personas reconocen las dimensiones, la profundidad y la oportunidad del impacto producido en la visión humana del mundo por el patrimonio dejado por H. P. Blavatsky (HPB), cuyo 187º aniversario de su nacimiento celebramos este año. Sus obras principales, su creación, la Sociedad Teosófica (ST), el efecto que se produjo en la sociedad humana, en la ciencia, en la conciencia de la gente en diferentes países y en diferentes continentes indican claramente una nota clave, la tendencia básica intrínseca a su impacto. Más allá de cualquier duda, este es un poderoso principio unificador que se manifestó en varias esferas de la vida humana. Consideremos algunas de ellas con más detalle.

1. Las ideas teosóficas produjeron un impacto significativo en el desarrollo de varias ciencias. Las ideas teosóficas que se basan en principios fundamentales integrados del sistema de vida en el universo en una estructura multifacética y en leyes comunes de la Naturaleza, pueden reunir diferentes conceptos científicos en aras de la búsqueda imparcial de la Verdad y el desarrollo de nuevos paradigmas y métodos científicos de búsqueda. La Ciencia recibió un estímulo que impulsó su desarrollo y se enriqueció con el descubrimiento de nuevas áreas y métodos de investigación.

La actual etapa de desarrollo de la sociedad humana se caracteriza por un nivel extremadamente alto de dominio del plano material. Hasta hace poco, esta etapa se definía como la era de la revolución científica y técnica. La confrontación entre dos sistemas sociales (capitalismo y comunismo) fue su poderosa fuerza impulsora. Basta decir que sólo en el siglo XX, los descubrimientos científicos y técnicos constituyeron el 10% de todos los descubrimientos registrados.

El foco principal de las actividades científicas era la sustancia material y las manifestaciones externas, visibles y tangibles del mundo, detectadas por órganos sensoriales humanos o instrumentos inventados. Es precisamente la ciencia, sus logros y descubrimientos, su penetración en la profundidad del Universo y en las propiedades veladas de una célula y de un núcleo atómico, lo que sirve de base para dibujar el mundo del hombre moderno y para construir su visión del mundo. Al mismo tiempo, es exactamente la visión del mundo de los individuos la que sirve de base para su comportamiento, y es el núcleo de su personalidad así como la base para el funcionamiento de la sociedad en su conjunto. Debido a tal efecto dominante sobre la mente y la conciencia de los individuos, la ciencia, en esencia, comenzó a desempeñar el papel de la religión, que consiste en establecer principios éticos básicos y explicar los misterios de la vida y las leyes de la existencia misma. El académico V. I. Vernadsky escribió sobre ello en sus obras.

Sin embargo, hoy se han empezado a ver cambios perceptibles que difícilmente pueden pasar desapercibidos o ignorados incluso por los partidarios más conservadores y ortodoxos de los antiguos paradigmas científicos.  Y lo que es más, las bases para tales cambios se establecieron ya en el siglo XIX. La búsqueda de la teoría del campo integrado, la hipótesis de la creación del universo a través del big bang, la probada relación fundamental entre los procesos fisiológicos y psíquicos en la humanidad, todo esto sirve como evidencia de la realización científica del principio de unidad, interconexión e interrelación de todo lo que existe en el mundo.

1.         La ciencia misma ha avanzado e inevitablemente ha alcanzado los planos más delicados del universo. A mediados del siglo XIX, la comprensión del mundo material alcanzó los planos etéricos invisibles, y el vocabulario científico adquirió términos tales como energía, niveles de energía, interacción de la información, espacios multidimensionales, magnetismo biológico, campo y estructuras de campo. La transferencia de pensamientos a través de la radio, el  teléfono y más tarde la televisión se ha convertido en una práctica común.

Además, vale la pena mencionar un nuevo enfoque holístico en las ciencias físicas que actualmente está tomando forma y tratando de explorar una naturaleza integrada de los fenómenos físicos. El holismo es una cualidad de la mente del investigador, su enfoque fundamental para explorar el universo, tanto físico como mental.

2.         La Teosofía describe una imagen generalizada del proceso evolutivo, incluyendo la descripción detallada del reino humano y sus etapas de evolución. Este conocimiento permite descubrir el destino universal de la humanidad en su conjunto y tomar conciencia de un objetivo universal para cada ser humano individual. Este conocimiento conlleva un fuerte impacto ideológico capaz de expandir la conciencia de las personas, ayudándolas a pasar por alto las diferencias que las hacen sentir separadas.

Cuando la ST, que fue establecida y guiada ideológicamente por Blavatsky, declaró su objetivo de crear un núcleo de Fraternidad Universal, mucha gente consideró que la idea era utópica e inalcanzable. Después de años de existencia de la ST, el ideal de la Fraternidad de la Humanidad ya se ha hecho realidad y ya no es una abstracción teórica. Hoy, la Sociedad es una organización mundial con filiales en más de 60 países, y con el objetivo principal estipulado por los grandes Maestros de la humanidad como la creación de un núcleo de la Fraternidad Universal de la Humanidad sin distinción de raza, credo, sexo, casta o color.

Nuestra meta como miembros de la ST, que debe situarse a la vanguardia en la promoción de la idea de fraternidad, es hacer que este ideal sea mejor comprendido por diferentes personas. Sin embargo, bajo el impacto de ciertas circunstancias de su vida, experiencia de vida y visión del mundo, cada persona comprende esta idea en forma personal. Así, nos damos cuenta de que hasta ahora ya hemos acumulado una gran cantidad de conocimientos teóricos y prácticos que deberían permitirnos poner en práctica la idea de la fraternidad. De hecho, toda la enseñanza teosófica tiene por objeto explicar la unidad fundamental de todas las cosas, incluyendo la unidad fundamental de toda la humanidad. La idea de la fraternidad no es una especie de objetivo remoto que todos deberíamos intentar alcanzar, sino un hecho natural real que deberíamos hacer realidad en nuestra mente.

Pensemos acerca de tan problemática afirmación. La idea de fraternidad no se limita sólo al reino humano, sino que también es relevante en el contexto de nuestra percepción de los reinos animal, vegetal y mineral. Las relaciones fraternas pueden existir en el contexto de todo el universo, expresadas también hacia los seres que viven en otros mundos. Por lo tanto, esta idea puede ser percibida tanto en contextos más estrechos como más amplios, y puede extenderse al principio teosófico universal de la unidad de todas las cosas.

¿Cómo muestra la humanidad su disposición a aceptar e implementar la idea de la fraternidad? Se demuestra dominando las correctas relaciones humanas, la interacción entre las personas, entre los reinos naturales, entre las naciones, entre los países y estados, en la política, en la economía e incluso en el proceso de abordar los problemas drásticos y vitales a los que se enfrenta la humanidad. Entonces, ¿en qué principios deben basarse estas relaciones?

Algunas personas afirman que existen métodos puramente científicos para construir relaciones humanas y que dominando tales métodos es posible establecer relaciones armoniosas entre individuos y también construir relaciones sociales armoniosas en la comunidad. Sí, de hecho, la ciencia ha tenido éxito en el campo de la psicología comunicativa. Además, la tendencia natural en el desarrollo de la ciencia puede traer o ya ha traído instrumentos hechos por el hombre basados en las últimas tecnologías que permiten construir un modelo de reacción de comportamiento humano de acuerdo con el programa instalado. Hoy contamos con un amplio arsenal de tecnologías de manipulación implementadas en la política, la gestión y la publicidad, desarrolladas a partir de los más recientes logros científicos en el campo de la psicología, la sociología y la ciencia política. Es por ello que podemos afirmar con plena confianza que gran parte del éxito de estas tecnologías ha sido el resultado del desarrollo de una nueva ciencia sobre el intercambio de energía e información en la Naturaleza que se llama eniología. Esto confirma que, como antes, el hombre trata de utilizar todas las nuevas ciencias principalmente para satisfacer sus intereses egoístas personales o corporativos. Nuestra experiencia actual demuestra que cuando actuamos, cuando empezamos a construir nuestras relaciones con el mundo que nos rodea y nos centramos en nuestras personalidades, por lo general perseguimos nuestros objetivos egoístas personales que nos llevan a la desarmonía y la confrontación, los conflictos y la desconfianza, la represión y la protesta. Este es un peligro producido por la mente inferior, la mente de deseos que no está iluminada por la influencia espiritual. Sí, esta es una etapa necesaria, pero ahora está una posibilidad de seguir adelante, para fomentar el despertar de nuestra naturaleza espiritual más elevada.

3.         En el contexto del área de la vida práctica y real en nuestra vida diaria, las ideas que HPB misma profesó y que usó como base para sus famosas obras producen un efecto unificador significativo por su habilidad para movilizar la energía de la Buena Voluntad. La nueva visión del mundo empuja a una persona a asumir nuevas y avanzadas responsabilidades y despierta la necesidad de una participación personal en la reconstrucción de la vida basada en principios más nuevos, más nobles y perfectos. En su libro La Clave de la Teosofía, HPB llamó al altruismo "una parte integral del auto-desarrollo". También escribió lo siguiente: "El poder de conocer no proviene del estudio de libros ni de la mera filosofía, sino sobre todo de la verdadera práctica del altruismo en acto, palabra y pensamiento; ya que esa práctica purifica las envolturas del alma y permite que esa luz se vierta en el cerebro-mente. Como el cerebro-mente es el receptor en el estado de vigilia, tiene que ser purificado de la percepción de los sentidos, y la manera más verídica de hacerlo es combinando la filosofía con la más elevada virtud externa e interna” (Conversaciones sobre Ocultismo) Según HPB, "Es el altruismo... el que puede llevar la unidad para fusionar su pequeño yo en el Yo Universal". ("Occultism Versus The Occult Arts" – Ocultismo versus Artes Ocultas -, Collected Writings, Vol. 9)

La necesidad de servir es un resultado natural del desarrollo espiritual de una persona, por lo que la cooperación que se desarrolla sobre la base de objetivos e intenciones comunes se manifiesta fuertemente en numerosas iniciativas cívicas, movimientos voluntarios, actividades caritativas y patrocinios. Es un progreso de la sociedad civil en muchas regiones del mundo que demuestra el hecho de la aceptación de la responsabilidad y la movilización de la Energía de Buena Voluntad. Hoy, millones de personas en todo el mundo responden al llamamiento de esas iniciativas y están dispuestas a ponerlas en práctica.

4.         Existe otro ámbito importante en el que las ideas teosóficas son capaces de dar un nuevo impulso a la unión de fuerzas para el desarrollo de la comprensión mutua. Este es el campo de las religiones. Hoy, esta es un área muy dolorosa para la humanidad, ya que dos tercios de todos los conflictos militares en el mundo son causados por razones religiosas. En Isis sin Velo y otras obras, HPB toca temas relacionados con las fuentes comunes de todas las religiones, la naturaleza idéntica de los mandamientos éticos en todas las enseñanzas religiosas, la explicación de la consistencia natural de las características específicas o las formas de transferir el conocimiento de la Sabiduría Eterna por cada religión en particular, etc. El término mismo "fraternidad de las religiones", que se adoptó como base para comprender la idea de las bases comunes de estas instituciones sociales, es la mejor manera de reflejar la posición de la Teosofía sobre esta cuestión; pero al mismo tiempo provoca protesta y rechazo por ciertos confesionistas y organizaciones religiosas.

Actualmente, las religiones del mundo no hacen frente a su tarea de satisfacer las necesidades espirituales de las personas. Es triste, pero las religiones mismas se convierten a menudo en una fuente de agresiones y conflictos en todo el mundo, fomentando el fanatismo en sus seguidores. El conocimiento dogmatizado de la Iglesia se cierra a nuevas ideas, no satisface la mente inquisitiva de un hombre moderno y educado, y es incapaz de asimilar los conceptos científicos modernos. Asimismo, la idea de la Fraternidad de las Religiones atrae cada vez a los mejores partidarios en todo el mundo.

Hay también otros campos de la actividad humana en los que el poder unificador de las ideas teosóficas ha comenzado a manifestarse; y ésta es una tendencia futura muy prometedora ya que nosotros como humanidad estamos pasando a un giro ascendente de nuestra espiral evolutiva.

En conjunto, estos procesos son los mensajeros de una Nueva Era y forman la base para el establecimiento de una futura cultura y civilización. No nos desesperemos por el hecho de que las tendencias y la síntesis de la unificación no son tan rápidas como nos gustaría que fueran. La naturaleza no tiene prisa. Además, la mente humana es el mayor tesoro para el Creador. Es por eso que estamos agradecidos a HPB por los potenciales otorgados, y nos regocijaremos en cada pequeño paso que cada uno de nosotros y todos nosotros juntos podamos dar en el proceso de desarrollar nuestra propia percepción del universo y de la humanidad, y miraremos hacia el futuro con esperanza.

Porque nuestro futuro es brillante y hermoso!

 

 

 

Esto no debería olvidarse jamás, y el siguiente hecho tampoco debería dejar de tenerse en cuenta. El día en que la Teosofía haya cumplido su más sagrada e importante misión, esto es, aunar firmemente a un grupo de hombres y mujeres de todas las naciones en amor fraternal e inclinarlos hacia una labor puramente altruista, no un trabajo realizado con motivos egoístas, solo ese día la Teosofía será más grande que ninguna otra fraternidad nominal del hombre. Será algo verdaderamente milagroso y maravilloso, porque habrá realizado lo que la humanidad ha estado aguardando en vano durante los últimos 18 siglos y que ninguna asociación ha podido lograr.

Carta I de H. P. Blavatsky - 1888

A la Segunda Convención Anual, ST en América.

 

 

 

Anterior
Página 8
Siguiente

 


 

 
 
www.000webhost.com