Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 138 - Número 06 -  Marzo 2017 (en Castellano)

 
Anterior
Página 9
Siguiente

 

Perspectivas cambiantes y

valores convergentes

 

PRADEEP TALWALKER

Miembro de la Rama Poona de la Sociedad Teosófica de India. Charla dada en su Rama en 2009.

 

 

"PERSPECTIVA" es el arte de representar objetos tridimensionales (3D) sobre superficies bidimensionales (planas), como lienzo o papel. Los objetos más cercanos parecen más grandes y los distantes más pequeños, en proporción a cuán lejos están del observador, y así se dibujan; si nos movemos, la perspectiva cambia, y se dibuja según se ve. La imagen plana debe parecer real, en 3D. En el cielo nocturno, la luna parece mucho más grande que las estrellas, que es como se dibuja. Pero sabemos que cada estrella es realmente un sol, y la luna sería insignificante comparada con éstas. Lo que vemos es sólo la realidad aparente, que muy a menudo está lejos de la realidad; pero el proverbio popular es: "Ver para creer".

 

De niños, cuando jugábamos al aire libre, el suelo parecía plano y creíamos que realmente lo era; luego aprendimos en la escuela que la Tierra es redonda como una bola —también la vimos más tarde. Sin embargo, sabemos que durante siglos la gente creyó que la Tierra era plana. Galileo fue declarado hereje y permaneció bajo arresto domiciliario durante toda la vida por defender el modelo copernicano. Aquellos que ven la realidad antes que sus semejantes siempre se enfrentan al ridículo, o peor, a la ira pública. ¡Tal es el poder de la "apariencia" y de una perspectiva errónea, ilusoria! Lo que es sólo una ilusión no puede ser la realidad. Pero parece tan real que nunca lo dudamos. Sólo cuando el nivel de nuestra observación y conocimiento aumenta, sólo cuando observamos las anomalías en nuestras creencias, empezamos a ver la necesidad de corregir nuestra perspectiva.

 

Esto nos lleva al uso figurativo de la palabra: cómo vemos la realidad desde nuestro punto de vista personal es nuestra perspectiva. Nacidos con una mente egocéntrica, cada uno de nosotros ve la realidad de manera diferente —y las diferencias pueden ser amplias. Debido a esta diversidad, el uso figurativo de la palabra ha adquirido mayor importancia y actualidad que su uso literal. En esta oportunidad también estamos considerando perspectivas "individuales" —el ángulo figurativo.

 

Incluso a nivel personal, nuestra perspectiva sigue cambiando. De niños nuestra percepción es diferente. A medida que crecemos, vemos nuestra puerilidad y redefinimos nuestra percepción. Nos damos cuenta de que estábamos equivocados cuando éramos niños. Sin embargo, eso no significa que ahora tengamos razón. Incluso cuando somos adultos, nuestras opiniones sobre el mismo asunto varían de vez en cuando. Por otra parte, tenemos nuestros prejuicios —casi nadie está libre de ellos: todos vemos el mundo a través de nuestros propios "lentes de colores". Esto es una complicación, ya que ni siquiera somos conscientes de que nuestros lentes están coloreados. Todo el mundo niega rotundamente tal posibilidad—cada uno insiste en que es él quien tiene razón.

 

Una historia del Mahâbhârata se refiere a este tema. Después del Rajasuya Yajña, Duryodhana (el mayor de los "malvados" Kauravas) sintió mucha envidia de los Pândavas, y acusó a Sri Krshna de ser parcial con los Pândavas. Krshna afirmó que para él todos eran iguales —que la perspectiva de Duryodhana era defectuosa. Para ilustrar su punto, Krshna le pidió a Duryodhana que seleccionara a un sacerdote que mereciera un honor especial entre los cientos de sacerdotes presentes. Duryodhana los observó a todos e informó a Sri Krshna que todos los sacerdotes eran pecadores, y ninguno merecía honor. Entonces Krshna le pidió a Yudhishthira (el mayor de los Pândavas) que señalara a un sacerdote que no fuera digno de ser honrado. Yudhishthira los observó a todos e informó que cada sacerdote era tan glorioso como el sol y cada una merecía honor. Las opiniones diametralmente opuestas expresadas por Duryodhana y Yudhishthira subrayan enfáticamente la cuestión de los sesgos. Nuestro sesgo cambia nuestra perspectiva —nuestra "visión del mundo" individual.

 

Una persona que, al igual que Duryodhana, ve a la mayoría de las personas a su alrededor como malas, se guía por la máxima "ojo por ojo" y pasa su vida "corrigiendo a la gente”; en el trato se le olvida el gran daño que se ha causado a sí mismo, y se gana una mala reputación. Todo el mundo le paga con la misma moneda, lo que él piensa, es una confirmación y justificación de su actitud. Simplemente no se da cuenta de que él mismo cometió el gran error. La astucia, la traición, el oportunismo, se convierten en sus instrumentos de supervivencia. Lo semejante se atrae y nace una pandilla. (Los niños de tales familias están naturalmente arraigados en la misma filosofía, perpetuando la desafortunada tendencia.) ¿Quién puede decir cuántas vidas pasará en esta herencia desafortunada, antes de que evolucione hacia el Sendero Correcto? Por supuesto, todo esto es más digno de lástima que de censura, ¡un juego de perspectivas! ¿Sería correcto rotularlo como una mala persona, absolviéndonos a nosotros mismos de una parte de la culpa? Él es una criatura de las circunstancias creada por todos nosotros.

 

Muchas partes del mundo son altamente conflictivas. La causa puede ser política, religiosa o cualquiera otra. Ambas partes insisten en que están luchando por una causa justa. Lo que un lado considera como terrorismo, para el otro es luchar por una religión o una ideología. Están dispuestos a morir por la causa. Cada lado pone su propia perspectiva "sobre un pedestal". ¿Quién puede decir qué lado está bien y cuál está equivocado? Europa también ha visto persecución religiosa, inquisición y "herejes" enviados a la hoguera. Las religiones enseñan el amor, pero nuestras perspectivas egoístas sólo aprenden el odio.

 

Si Dios está en cada uno de nosotros en igual medida, debe ser igual en un Mahatma, en un político corrupto, un criminal, o el "enemigo"; tanto en el violador como en la víctima de la violación; en el asesino, ¡así como la persona asesinada! Si todo es un resultado del karma pasado, esto también podría ser karma de alguna vida que está siendo vengado —no que la explicación sea un consuelo para la víctima, por supuesto. La gente siente lástima por la víctima y acusa al culpable. Es comprensible que se expresen en términos de blanco o negro— sin grises. ¡Es natural! El sánscrito también tiene muchos aforismos (subhâshita-s) ampliamente citados, supuestamente escritos por personas sabias, acerca de señales "claras" que clasifican a las buenas y las malas personas; este es un tema antiguo.

 

Pero un teósofo no encasilla a las personas en esos compartimentos. Para él no hay malos —todos son Budas en construcción. Jesús estaba enseñando a la gente una mañana, cuando escribas y fariseos vinieron a "exponer" a Jesús a los ojos del pueblo. Le habían traído una mujer atrapada en adulterio. Ellos dijeron que Moisés había ordenado que "ese tipo de personas fueran lapidadas". Le preguntaron a Jesús qué tenía que decir él al respecto. Al principio Jesús siguió escribiendo con el dedo en el suelo, como si no los oyera. Pero cuando continuaron preguntando persistentemente, él respondió: "El que esté libre de pecado entre vosotros, que tire la primera piedra". Entonces continuó escribiendo, y todos, excepto la mujer, se fueron, "condenados por su propia conciencia" (Juan, 8: 2-9). Jesús advirtió: "No juzguéis, para no ser juzgados" (Mateo 7: 1). ¡Un consejo excelente, especialmente para aquellos que están en el Sendero!

 

Al vivir las vicisitudes de la evolución, nos damos golpes reiteradamente, cuando la sabiduría comienza a brotar en nuestra mente, comenzamos el verdadero progreso —un pequeño y laborioso paso a la vez. Y entonces empezamos a darnos cuenta de la necesidad de cambios en nuestras perspectivas fijas. Al sentirlo con intensidad, los cambios se establecen automáticamente. Nuestra visión mejora y poco a poco empezamos a ver las cosas con más claridad, como realmente son —ya sin lentes tan oscuros. Al dejar nuestros caminos equivocados, nos volvemos hacia el Sendero en sí. Logramos un crecimiento duradero en nuestra positividad, despejamos muchas situaciones probatorias en cientos de encarnaciones y nos volvemos útiles al Maestro.

 

En realidad, no hay escasez de gente "generalmente buena" en el mundo, se puede decir que una persona ha resistido la prueba del tiempo sólo después de haber sido probada por las circunstancias cambiantes  y haber visto que aún se mantiene firmemente virtuosa, sin ser afectada por las experiencias dolorosas y las negatividades del mundo y después de haberse despojado de sus propias negatividades,. Su perspectiva ahora será infinitamente mejor. Ahora él amará libremente a todos. Incluso entonces tendrá que estar en unas pocas vidas terrenales más para el "aderezo final", antes de alcanzar la perfección durante la vida terrena. En un mundo de siete mil millones, ¿quién puede decir si hay incluso setecientas personas "perfeccionadas" a nuestro alrededor? ¡Los criterios son muy rígidos!

 

Las cualidades necesarias para la perfección han sido manifestadas por los santos: amor, devoción, humildad, honestidad, no-violencia, servir a los necesitados, etc. —valores eternos— los conocemos de memoria. El único problema está en su práctica. Los buenos pensamientos que leemos en los libros se ven bien en los libros. No estamos seguros acerca de su utilidad real en la turbulencia de la vida. Es dudoso que sepamos lo que realmente significan. El amor puede significar amor por un compañero, o por el propio hijo, pero ¿nos damos cuenta de que es una emoción hermosa que también incluye la compasión, y que se extiende incondicionalmente a todos los seres — de hecho, a toda la creación y al Creador?

 

Para algunos, la devoción significa una visita a un Templo en un día "santo", o realizar rituales. Pero devoción realmente significa una entrega total a la voluntad de Dios, aceptando con gratitud incluso eventos "desagradables" como gracia de Dios, estando llenos de alegría sin importar lo que pase. ¿Estamos de acuerdo y practicamos esto? Ya sea que vayamos a un templo o no, que realicemos o no los ritos "prescritos", no importa para nada.

 

La no-violencia no consiste sólo en evitar enfrentamientos —en el momento en que un pensamiento brusco entra en la mente, la violencia ya ha tenido lugar. Del mismo modo, insistimos en que la honestidad y la humildad son cosas que todos debemos practicar; excepto nosotros. Verá, tenemos "razones convincentes" para hacer pequeñas concesiones —bien intencionadas, por supuesto. . . ¡la comedia humana cotidiana! ¡Las perspectivas pueden ser útiles y convenientes! Otras cualidades necesarias también son bienvenidas. No señalamos a nadie —-todos los que estamos atrapados en el ciclo de los renacimientos estamos involucrados en mayor o menor medida. De lo contrario, no estaríamos aquí. Todos necesitamos compartir pensamientos para agrupar nuestro conocimiento, y también por seguridad mutua —como sonreír mientras caminamos, para evitar la soledad en este persistente viaje.

 

Nosotros que nos reunimos en la Rama de la ST quizá no estemos todavía "liberados", pero hasta cierto punto ya estamos en el Sendero, evolucionados hasta cierto grado. Aquí vienen sólo aquellos que por lo menos en principio están de acuerdo en la importancia de todas las virtudes santas. Algunas virtudes han sido recogidas por nosotros, y las practicamos. Puede que no sea posible infundir hasta el momento todas las virtudes, algunas de las cuales podemos hacerlo, según nuestras capacidades individuales, mientras que otras son difíciles por el momento. Debido a esta etapa "a mitad de camino" en que estamos, vemos estas virtudes como varias y distintas entre sí. Posiblemente sea una ramificación de la ilusión de separación (dualidad). A medida que una persona evoluciona cada vez más, comienza a percibir la profunda semejanza entre todas las virtudes. El servicio comunitario es una excelente manera de dirigir nuestra mente egocéntrica hacia el exterior, y avanzar rápidamente en el Sendero. A medida que las perspectivas cambian, vemos los valores convergir —una supresión gradual de la ilusión.

 

A medida que nos acercamos a la permanencia, nuestra perspectiva se vuelve completamente firme, como un diamante,  una verdadera visión de la Realidad Última. Ya no será una ilusión. A medida que nos libramos de la dualidad ilusoria, a medida que el perímetro del Ego (nuestro "Yo") sigue ampliándose, experimentamos que todas las virtudes son las mismas a un nivel fundamental. Todas son corolarios del Amor incondicional en el que ahora estamos inmersos. . . al perder nuestra dualidad, no es una pérdida realmente, ¡sino una ganancia de principio a fin! Ahora los valores no sólo convergen, sino que se ven como ramas y ramitas del mismo Árbol del Amor: la devoción brota del amor por el Creador, lo que además conduce a la gratitud, humildad, entrega todo. Si me veo en todos, ¿a quién consideraré enemigo, a quién le haré daño, con quién seré violento? La persona con la que sería violento sería conmigo mismo, y la persona que causa la violencia también sería yo. ¡La violencia se corta de raíz! ¿A quién engañaré, sino a mí mismo? Si no voy a engañar a nadie, ¿qué es la honestidad? La veracidad es automática. No sólo la Verdad y la No-violencia, sino que todo el Yoga óctuple (ashtânga) se funde aquí -todas, facetas del Amor.

 

Es posible que ahora estemos transitando lenta y pesadamente por un túnel oscuro, pero podemos ayudarnos unos a otros. Poderes inteligentes guían nuestro paso, llevándonos indudablemente hacia la Meta. ¡Y LLEGAREMOS! La guía del Cardenal Newman es útil aquí: "No pido ver la escena lejana; Un paso suficiente para mí."

 

 

 

 

 

Fue la comprensión del poder de la percepción lo que permitió a las generaciones de Martin Luther King, Jr. permanecer fieles a la estrategia de no violencia, negándose a tomar represalias cuando cada instinto emocional justificaba hacerlo.

Burgess Owens

 

 

 

 

 

Anterior
Página 9
Siguiente

 


 

 
 
www.000webhost.com