Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 138 - Número 01 -  Octubre 2016 (en Castellano)

 
Anterior
Página 8
Siguiente

 

Coro de los Rishis

 

¡Oh Ravan! ¿no podrías tú decir por qué?

¿No conoces tú la marca y la señal

del alma descendida de la cúspide

que proclama su parentesco celeste?

A ella descanso eterno no le es dado

Breve en su cielo nativo.

Amor tras amor, alegría tras alegría,

Como juguete desgastado, desechada,

A lo alto siempre proyectada y extendida,

De las pruebas ascendiendo nube a nube;

Toda esperanza mundana lejos ha echado,

Todo mundano amor pasado y renunciado,

Y el espíritu considerado tan débil y abrumado,

Iluminado, fortalecido, y redimido,

Triunfante descansa al final,

Para nunca más vagar,

En su propia, su morada natal,

Su amor primordial, y su último

¡El Amor celestial!

 

El Sueño de Ravan

 

 

Anterior
Página 8
Siguiente

 


 

 
 
www.000webhost.com