Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 137 - Número 12 -  Septiembre 2016 (en Castellano)

 
Anterior
Página 10
Siguiente

 

Mi Ley

 

 

El sol siempre será, así el Sol esté nublado

Mientras el Ciclo continúe su curso seguirá trazado.

Y cuando en el caos el sistema sea lanzado

Nuevamente del Constructor un nuevo mundo será formado.

 

Tu sendero puede estar nublado, incierta tu finalidad:

Continúa – porque tu órbita en tu alma fijada está.

Y aunque a las oscuridades de la noche conducirte podrán

Una nueva luz la antorcha del Constructor le dará.

 

Tú fuiste. ¡Tú serás! Mientras seas esto sabrás:

Mucho y lejos tu espíritu ha viajado ya.

Proviene de la Fuente, a la Fuente volverá -

La Chispa encendida eternamente arderá.

 

En una joya adormece. De las olas saltará.

En los bosques vaga. De las tumbas se levantará.

Por largos eones de tiempo extraños ropajes atrapará

Y ahora en tu alma Él aparecerá.

 

De cuerpo en cuerpo tu espíritu apresurado va

Busca nueva forma cuando la vieja ya no está

Y la forma encontrada es la fábrica que está forjada

En la tela de la Mente de las fibras del Pensar.

 

Como gotas trazadas de lo alto, en la tempestad descienden

Tus pensamientos se alejan y con el Destino se funden.

Ya mezquinos o gloriosos, escapar de ellos no podrás,

Ya nobles o malvados, tu Destino moldearán.

 

En algún lugar en algún planeta, de alguna forma particular

Los pensamientos de tu Ahora vas reflejar.

Mi Ley es infalible, ninguna sangre puede expiar,

En la estructura que construiste – solo, vivirás.

 

De ciclo en ciclo, por el espacio y el tiempo

Tus vidas con tus anhelos siempre el paso mantendrán

Y todo lo que pides, y todos tus deseos

Como flamas aladas, a tu orden volverán.

 

Toda confusión se disipa con esa Voz escuchar

Tu vida es la Vida de la Infinita Unidad.

En la carrera desesperada, consciente de la pausa estás

Con amor al propósito, y amor por la Causa.

 

Tu propio Demonio tu eres, tu propio Dios eres tú

Has forjado los senderos que tus pies han hollado.

Y nadie puede salvarte del Error o del Pecado

Hasta que tu Espíritu interior hayas escuchado.

 

TIEME RANAPIRI

 

(Traducido del Maori por Kere Graham)

 

 

Anterior
Página 10
Siguiente

 


 

 
 
www.000webhost.com