Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 137 - Número 12 -  Septiembre 2016 (en Castellano)

 
Anterior
Página 7
Siguiente

 

El tercer objetivo de la

Sociedad Teosófica

 

CLEMICE PETTER

Antiguo miembro de la Sociedad Teosófica en Brasil, ahora trabaja como voluntaria en la sede de la ST en Adyar.

 

 

La Sociedad Teosófica (ST) fue fundada en 1875 para ayudar a la humanidad a superar la crueldad, el materialismo, la superstición, el dogmatismo religioso y, finalmente, despertar a la sabiduría divina. La tarea no es fácil, y se dice que la Teosofía no tiene lugar donde posar sus pies en este mundo, que la humanidad no la quiere. No es una sorpresa que sea así porque la mente humana, al ser dual, divide todo en bueno y malo, correcto e incorrecto, pero la Sabiduría Divina es la totalidad, no conoce división y funciona en la unidad. La mente humana es competitiva, agresiva y cruel. La Sabiduría Divina es todo misericordiosa, cooperadora. No colaborará con aquellos que trabajan bajo una motivación egoísta, y el egoísmo puede ser muy sutil. Se dice también que la humanidad ha alcanzado una etapa en donde la transformación de la conciencia no solo es posible, sino necesaria. H. P. Blavatsky dice que La Doctrina Secreta no puede ser entendida por la mente concreta o egocéntrica, sino que es la mente transformada la que la comprenderá.

 

De modo que el trabajo de la Sociedad Teosófica es ayudar a la humanidad en este punto de inflexión, desde una mente dual hacia una conciencia "única". Y si uno puede señalarlo, es un trabajo delicado. Para lograr este propósito la Sociedad comenzó con tres objetivos declarados. "Investigar las leyes inexplicadas de la naturaleza y los poderes latentes en el hombre" es el tercer Objetivo declarado de la Sociedad. De los tres Objetivos declarados, el tercero puede ser el más malinterpretado. Tal vez sea así porque en la mayoría de las personas el deseo de poder es todavía muy fuerte, esto demuestra que esas personas no son aptas para ayudar a la humanidad, que es lo que la ST está tratando de hacer.

 

Además, la palabra "ocultismo", que fue utilizada estrictamente por HPB como sinónimo de filosofía perenne y autoconocimiento, nunca tuvo la desafortunada connotación dada con posterioridad. Ahora está muy mal entendida y muchos piensan que ella está hablando de algún tipo de hechizo que hará que quienes posean este así llamado conocimiento "oculto" realicen todo tipo de trucos. Es la codicia de esas personas la que les hace desear el conocimiento de lo que es oculto, desconocido, esperando conseguir poderes sobrenaturales, pero no será en esta Sociedad que se satisfaga la avaricia.

 

Es verdad que Blavatsky realmente sabía sobre las leyes de la Naturaleza y tenía algunos poderes, con los cuales nació. También se sabe que nunca animó a nadie a ir tras poderes psíquicos; al contrario, siempre advirtió que no vale la pena ir tras tales poderes. En una carta a la Sección Americana escribió que los anhelos psíquicos son sólo otra forma de materialismo. Hay ciertos poderes que vienen naturalmente junto con el desarrollo del hombre interno. Tener estos poderes antes de que uno esté preparado y, por preparado queremos significar ser altruista, puede causar la destrucción. Blavatsky definió el ocultismo en pocas palabras: dijo que el Verdadero Ocultismo o Teosofía es la "Gran Renuncia al Yo", de manera incondicional y absoluta, tanto en pensamiento como en acción. En el pequeño libro Ocultismo Práctico escribió:

 

El ocultismo no es magia. Resulta relativamente más fácil aprender las artimañas del hechizo y los procedimientos para valerse de las sutiles pero todavía materiales fuerzas de la naturaleza  física,  porque muy pronto se despiertan las potencias del alma animal del hombre, las fuerzas que su amor, su odio, su pasión activan, se desarrollan rápidamente. Pero esto es Magia Negra, Hechicería. Porque es el motivo y solo el motivo, lo que hace que cualquier ejercicio de una facultad se convierta en Magia negra, maligna o blanca y benéfica. Es imposible emplear fuerzas Espirituales si existe la más leve huella de egoísmo en el actuante. Porque, a menos que la intención sea totalmente pura [desinteresada, limpia, íntegra], lo espiritual se transformará en  psíquico, obrando en el plano astral, y tal vez por esto se puedan producir funestos [desastrosos] resultados. Los poderes y fuerzas de la naturaleza animal pueden igualmente ser utilizados por el egoísta y vengativo, como por el desinteresado y misericordioso; los poderes y las fuerzas del espíritu solo cederán al manejo de quien tenga perfectamente puro el corazón — y esta es la MAGIA DIVINA.

 

Esta sólo es una breve cita, donde queda muy claro que el trabajo de la ST es la transformación del hombre. Y también está claro que lo psíquico no es espiritual. Es importante destacar que HPB dice: "A menos que la intención sea totalmente pura [limpia, total], lo espiritual se transformará en psíquico, obrará en el plano astral, y tal vez se produzcan resultados funestos [desastrosos] por ello." Esperamos por ahora que todo el mundo haya entendido, porque su lenguaje no deja lugar a dudas, porque es clara como el resplandeciente sol.

 

Mientras haya cualquier forma de egoísmo en nuestros motivos al usar estos poderes, lo espiritual se transformará en psíquico y actuará en el plano astral, esto también muestra que el plano astral no es el plano espiritual, el plano astral es aún material, parte del animal en el hombre. Esto muestra cuán sutiles son estas cosas. La más mínima pizca de egoísmo, no es necesario que sea un egoísmo ostentoso, sólo el más mínimo rastro es suficiente para transformar lo espiritual en psíquico. Estamos siendo repetitivos debido a que éste es un punto crucial que tiene que quedar muy claro, para que se entienda de una vez por todas; este malentendido ha pasado demasiado tiempo en esta Sociedad.

 

Otro punto que se debe entender es que no somos realmente conscientes de nuestros motivos, porque nos hemos vuelto especialistas en la justificación de todo, de modo que la mente es muy inteligente y tiene una explicación o justificación para casi todo lo que hacemos. Para ser conscientes de nuestros motivos tenemos que ser muy honestos con nosotros mismos, no justificar o correr buscando explicaciones de ningún tipo, debemos quedarnos solamente con el hecho. Mientras necesitemos justificar o explicar lo que está detrás de nuestra forma de pensar y de actuar, no estamos siendo honestos, porque no podemos soportar la verdad que está detrás de esto. Tengan en cuenta que nos referimos a explicaciones en la esfera psicológica, y estas explicaciones son un escape psicológico, huir, perder el contacto con la realidad y cultivar la ilusión.

 

La Teosofía, en el sentido de la Sabiduría Divina, es para aquellos que no tienen ningún rastro de egoísmo, que se han transformado. Sólo aquellos que no tienen ningún rastro de egoísmo pueden conocer sin riesgos los secretos de la Naturaleza. Y ésta es la dificultad: queremos el resultado, pero no estamos dispuestos a hacer el trabajo necesario, porque para llegar a este estado uno tiene que trabajar duro,  dar nuestra mente y corazón en su totalidad, dar nuestra vida para esto. Tiene que haber pasión y, como señaló Blavatsky, un intelecto despierto. Sentimos que es más fácil hablar acerca de esto y nunca tomar el camino del auto-conocimiento, porque en este camino uno será destrozado en pedazos. No quedará ningún rincón oscuro, nuestro mundo estará al revés. Y me temo que no queremos esto. La mayoría de nosotros estamos buscando una manera cómoda de vida, con la recompensa por lo hecho “bien”, que significa: "Voy a ser bueno si hay una recompensa esperando por mí en alguna parte en esta vida o en una vida futura." y esto no es bondad en absoluto. Debemos plantearnos cuán serios somos y si no somos lo suficientemente apasionados está bien, ser consciente de ello es ya un gran paso.

 

Los poderes latentes en el hombre que la ST está investigando son los poderes que surgen del auto-conocimiento y estos son los poderes del Amor, la Compasión y la Bondad. Como el Señor Buda dijo: el Amor es la fuerza capaz de sanar el odio. De modo que el Amor y la Compasión son los poderes dignos de tener, porque ellos pueden sanar a la humanidad de la enfermedad mortal que se llama "yo" y "mío", también conocida como egoísmo. Después de todo, los seres humanos son la única forma de vida en este planeta capaces de auto-percepción y auto-conocimiento. El primer paso para los estudiantes serios es trabajar en la auto-indagación, conocerse a sí mismo. Esto no es algo que la Sociedad Teosófica sea la primera que hable al respecto, fue dicho por los antiguos Griegos: "Conócete a ti mismo y conocerás todos los misterios de los dioses y del universo". Para saber sobre las leyes inexplicadas de la Naturaleza y los poderes latentes en el hombre, la primera condición es adentrarse en uno mismo, para conocer todos los motivos ocultos que impulsan nuestras acciones, para liberarse de toda ilusión.

 

Se dice en La Voz del Silencio: “El discípulo debe ir en busca de Râjâ (rey) de los sentidos, el productor del pensamiento, aquel que despierta la ilusión.” Uno necesita no sólo librarse de toda ilusión, sino que, para detenerla, también necesitamos conocer al productor del pensamiento, que es el despertador de la ilusión. Está claro que el pensamiento es el despertador de la ilusión, tenemos que detener los procesos del pensamiento. Cuando vemos (ver es un sentido) un coche hermoso o un bonito vestido de colores, de inmediato viene el pensamiento y pensamos qué bien se sentirá poseer ese coche, la gente nos admirará; o qué hermosa esa camisa verde en la vitrina de la tienda, la tocamos, sentimos el material, vemos el hermoso color, inmediatamente se despierta el deseo por este proceso de pensamiento y sabemos muy bien todo lo que sigue. (Este ejemplo ha sido dado muchas veces por J. Krishnamurti.)

 

Detener este proceso de despertar de la ilusión, que es el proceso del pensamiento, es el primer paso. ¿Cuántos lo han hecho? ¿Cuántos consideran seriamente ésta pregunta? Muy pocos, al parecer. No hemos hecho el trabajo básico, no estamos dispuestos a hacerlo, y sin embargo queremos que nos enseñen los temas complejos, sólo porque pueden darnos fama o importancia. Nos comportamos como niños mimados. Una vez más, nos olvidamos de una instrucción muy simple dada por HPB: "Sé humilde si quieres alcanzar la Sabiduría, más humilde aún después de haberla alcanzado". Así que es una pérdida de tiempo y energía buscar instrucciones sobre cómo adquirir cualquier tipo de poder en el reino oculto antes de dominar el conocimiento básico, que es el conocimiento de uno mismo.

 

Si el conocimiento básico (de uno mismo) permanece oculto, escondido, ¿cómo llegaremos a lo que está más allá de nosotros mismos? Es imposible. Ningún maestro puede ayudar en el proceso de autoconocimiento. HPB recordó más de una vez el peligro de la imprudencia y que éste no es un patio de recreo. En Ocultismo Práctico escribió:

 

Ningún hombre puede nadar a menos que entre en aguas profundas. Ningún pájaro puede volar a menos que sus alas hayan crecido, que tenga espacio ante él y valor para lanzarse al aire confiando en sí mismo. Un hombre que maneje una espada de dos filos, debe ser un maestro total del arma afilada, si no se dañara a sí mismo o, lo que es peor, a otros, en el primer intento.

 

Las cartas a A. P. Sinnett tienen abundantes ejemplos de personas que, habiendo conocido a maestros serios, no estaban contentos por no haber sido instruidos en la forma en que ellos querían, y los dejaron por un maestro fraudulento que estaba dispuesto a satisfacer sus deseos y, al así hacerlo, arruinaron su salud o tuvieron peores consecuencias.

 

Dado que la ST fue entregada a la humanidad cuando estaba en un estado profundo, materialista y espiritualmente subdesarrollado, era también más o menos natural que las enseñanzas fueran malentendidas por muchos y que la gente pensara en términos de adquisición de poderes para el uso del "yo" y lo "mío"; después de todo, la naturaleza de la mente es adquisitiva, no se da cuenta de que el Amor y la Compasión pueden ser, sólo cuando el mi, el yo, desaparece. Uno espera que en este punto esté claro de una vez por todas, que la ST no está destinada a convertirse en una escuela de magia, que sólo se ocupa de la transformación total del hombre desde un estado de conciencia dual y egoísta a un estado de consciencia indivisible y altruista, un estado que no conoce división, como yo y ustedes, mi país y tu país, mi religión y tu religión, un estado de ser que es todo compasión y responsabilidad.

 

Por "responsabilidad" no se entiende el sentido común con el que se carga a esta palabra y que se convierte en un asunto pesado y desagradable, sino el sentido real de la palabra responsabilidad, que significa capacidad de respuesta, la capacidad de responder. Pero para ser capaz de responder uno primero tiene que oír, escuchar. Y para oír uno tiene que estar totalmente atento, ser sensible, escuchar todo en la vida, sin elección, no sólo nuestras preferencias o inclinaciones. Ser responsable significa estar despierto, consciente de lo que sucede sin juicio, ser consciente sólo de la belleza de la Tierra con el agua que corre, el árbol y el cielo, los pájaros que vuelan inconscientes del peligro del hombre y de la fealdad de este mundo causada por la avaricia, la envidia, la arrogancia, la brutalidad de los seres humanos y de la lucha interminable por el poder que está destruyendo la Tierra.

 

Se dice que en la historia humana hubo una vez una civilización muy avanzada tecnológicamente llamada Atlántida, y a pesar de haber alcanzado un alto nivel de tecnología, no desarrolló el corazón, permaneció egoísta. Según Blavatsky, la razón de que este gran pueblo tecnológicamente avanzado desapareciera de la faz de la tierra fue el mal uso del conocimiento de ciertas leyes de la Naturaleza. Al ser egoístas y en posesión de esas leyes, todo el continente fue llevado al fondo del océano, en una noche, debido a la ley kármica. Esto demuestra lo peligroso que es adquirir conocimiento sin la cualidad del Amor en nuestro corazón, porque no importa cuánto conocimiento se adquiera, mientras nuestra conciencia actúe en el nivel del «yo» y lo «mío», uno está limitado a las leyes del karma y no hay forma de escapar de él. No hay ninguna alternativa en las leyes de la Naturaleza simplemente porque las leyes de la Naturaleza son perfectas. No son leyes hechas por el hombre.

 

El único interés de esta Sociedad es la libertad total del hombre, un ser humano nuevo que no sepa nada de una actividad autocentrada, con una mente y corazón diferentes, un ser humano libre de opiniones, libre de conocimiento, libre de apego, libre de todas las limitaciones. Un ser humano compasivo. Es muy importante dejar claro que este estado de conciencia no es la proyección de la mente egocéntrica, el "yo". No estamos hablando del mejoramiento del mi, del yo, sino de su conclusión. Blavatsky dijo en La Voz del Silencio: "El yo de la materia y el Yo del Espíritu jamás pueden juntarse. Uno de ellos [dos] debe desaparecer; no hay lugar para ambos". Esperamos que no sea necesario explicar esto al estudiante serio. Para quienes no son serios, ninguna cantidad de explicaciones les hará entenderlo de todos modos.

 

Si usted me pregunta si la ST ha explorado el tercer objetivo, es decir, si ha investigado las leyes inexplicadas de la naturaleza y los poderes latentes en el hombre, podríamos decir que N. Sri Ram habló mucho sobre el auto-conocimiento; existe una vasta literatura dejada por él. Radha Burnier habló sobre esto constantemente cuando ella era Presidente de esta sociedad; no es ningún secreto que su lema era " regeneración humana". Hay un pequeño y hermoso libro escrito por ella, El Camino del Autoconocimiento, que aborda este tema de una manera clara y maravillosa. No es por falta de incentivo que las personas no trabajan en el auto-conocimiento, es porque a pesar de los consejos dados por HPB y los mismos Fundadores Internos, muchos de los miembros de la ST están todavía bajo la ilusión de adquirir poderes psíquicos o de dominar el poder del pensamiento, lo que uno verá cuan imposible es, cuando conozcamos su naturaleza.

 

Es la atracción por el poder lo que hace que la gente se enceguezca y sea renuente a ver lo obvio. Por supuesto, muchas cosas quedan por hacer, un enfoque más profundo, directo, y atención al conocimiento de sí mismo debe ser realizado por la ST para entrar con seguridad en lo que HPB llamó la "Nueva era", o la Época Espiritual, el fin del "yo" y de lo "mío". Esta es la única esperanza para la humanidad. De lo contrario, los seres humanos como raza tienen muy pocas posibilidades de sobrevivir. Esto es evidente, como se puede ver en cuán dispuestos estamos todavía en matarnos unos a otros y ahora tenemos la tecnología para una gran destrucción, tal como la tuvieron los Atlantes una vez. O la humanidad cambia o no sobrevivirá. Y no importa lo mucho que la ST entre en el conocimiento de sí mismo, ya que finalmente depende del estudiante tomar el asunto en serio o simplemente jugar con las palabras. Depende de ti y de cada uno de nosotros cambiar completamente, enfrentar la ambición, los celos, el orgullo, el conocimiento y todas las actividades egoístas, y dejarlas morir. ¿Lo harás?

 

 

.

 

Anterior
Página 7
Siguiente

 


 

 
 
www.000webhost.com