Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 137 - Número 08 -  Mayo 2016 (en Castellano)

 
Anterior
Página 9
Siguiente

 

Día del Loto Blanco

 

GEORGE S. ARUNDALE

Reimpreso de The Theosophist, mayo 1943

 

 

El Día del Loto Blanco es el día en el que conmemoramos con la más profunda gratitud el servicio único que H. P. Blavatsky brindó al mundo entero, incluyendo a la Sociedad Teosófica. Ella fue la gran mensajera y el canal para el amanecer de una nueva Luz sobre el mundo, aunque nueva solamente en forma. El día 8 de mayo le rendimos homenaje y glorificamos su nombre.

 

Pero sucede más que esto en el Día del Loto Blanco porque es un Día en el cual se reúnen, literalmente, millones de quienes tienen motivos para bendecirla por las bendiciones recibidas. En Adyar hay anualmente una inmensa congregación de sus devotos, visibles e invisibles, porque Adyar fue su hogar y es, como la Dra. Annie Besant siempre lo llamó, el Hogar de los Maestros. Adyar es el gran centro en el mundo externo de esa Luz de la que HPB fue el canal, y cuando Adyar celebra el Día del Loto Blanco se reúnen miles desde todas partes de la tierra para cantarle himnos de alabanza. Los moradores de los mundos internos se reúnen en Adyar. Los moradores de este mundo externo llegan en sus cuerpos más sutiles. Cada Sección y cada Logia seguramente están representadas, principalmente por algo invisible a ojos terrenales.

 

Y la adoración emerge cuando partidarios fieles y leales a HPB, quienes también han desechado sus cuerpos físicos, se ven o se sienten cerca del corazón vibrante de la congregación; y la misma HPB, quien se multiplica para derramar su bendición dondequiera que las personas se reúnan en su nombre.

 

El Día del Loto Blanco es un gran ‘En-Casa’ espiritual, en el que todos los Teósofos, sean o no miembros de la Sociedad Teosófica, se sienten mutuamente en casa como miembros de una familia mundial. El Día del Loto Blanco es una reunión familiar, verdaderamente extensa en los planos internos, y más poderosa aquí, pero con contrapartes terrenales esparcidas donde la lealtad y la gratitud encuentran su expresión en el mismo plano físico.

 

El Día del Loto Blanco durante tiempos de guerra es naturalmente de especial significancia, porque los grandes espíritus guerreros de HPB y sus colegas inmediatos, guían a quienes son lo suficientemente sabios para luchar en estos tiempos de Kurukshetra. Hay una tremenda animación de este espíritu guerrero colectivo que llevará, a los enemigos de la Rectitud, a la desolación. La guerra corre más rápidamente a su fin a causa del Día del Loto Blanco y sus elevados propósitos.

 

Permitamos que cada uno de nosotros, quienes sabemos cómo recordar a HPB, H. S. Olcott, Annie Besant, C. W. Leadbeater y, Aquellos que los enviaron, renueven su valor y su pasión en el Día del Loto Blanco, por la Teosofía, por la Sociedad Teosófica, por el triunfo de esta Gran Guerra, y por una realización siempre en aumento, de la poderosa bendición que los Maestros y sus mensajeros están siempre concediendo a todo el mundo.

 

 

Anterior
Página 9
Siguiente

 


 

 
 
www.000webhost.com