Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 136 - Número 01 -  Octubre 2014 (en Castellano)

 
Anterior
Página 35
Siguiente

  

Recordando a Radha

 

Teresa w. de nuñez

La señora Teresa W. de Núñez es la Agente Presidencial de la Sociedad Teosófica en Bolivia.

 

Nos reunimos con la señora Radha Burnier por primera vez en Buenos Aires en la década del 80. Nos quedamos asombrados por sus enseñanzas sobre la humildad, el respeto, y su profunda sabiduría. En uno de sus discursos afirmó que sólo la comprensión de los conocimientos de la sabiduría nos conducirá hacia la transformación de la humanidad. Motivados por el ejemplo de esta personalidad superior, con alegría viajamos a Argentina por segunda vez para asistir a grandes conferencias en Buenos Aires y Rosario, en donde nos deslumbró una vez más con sabios pensamientos como la paz y el poder que ya están en nuestra conciencia. Regresamos a Bolivia, emocionados y felices de haber tenido una nueva oportunidad de compartir su poderosa influencia de sabiduría que nos inspiró con respeto y gratitud. Sus enseñanzas llegaron al  fondo de los corazones de todos los miembros de la ST. Su influencia y sus vibraciones nos llevaron a convertirnos en miembros comprometidos. En el inolvidable Congreso Mundial de la ST en Brasilia en 1993, ocho miembros de Bolivia tuvieron la alegría de participar y recibir nuevamente  las enseñanzas de nuestra hermana Burnier. Su mensaje de transformación hacia la vida espiritual y el cambio que una persona tiene que experimentar en sí misma, es un hermoso recuerdo que siempre va a ser un estímulo en nuestras vidas. La Sra. Burnier visitó Bolivia del 21 al 24 septiembre de 2000, donde dio una charla pública que dejó su huella en los corazones y las mentes de todos los participantes. La esencia del tema de la charla era que los miembros de la ST deben actuar desde una perspectiva global y no fragmentaria o nacionalista. La segunda visita de la Hermana Burnier a Bolivia, del 21 al 24 de abril de 2004, aún está fresca en nuestra memoria. Gracias a su colaboración y la de otros hermanos, en esta ocasión pudimos tener nuestra propia sede en la ciudad de Cochabamba (donde todavía tenemos la sede principal de la ST). Una vez más su enseñanza nos dio fuerzas para seguir adelante y mejorar nuestros lazos fraternales de trabajar juntos para lograr la regeneración de la humanidad. A veces las palabras no son suficientes para expresar nuestros sentimientos, sin embargo las actuales líneas servirán para expresar nuestra eterna gratitud a nuestra hermana Burnier, reconociendo su gran ejemplo de amor, entrega y sacrificio. Porque fue un paradigma de vida al servicio de la Gran Causa, su luz nos guiará hasta los últimos días de nuestro paso por este mundo.

  

Anterior
Página 35
Siguiente

 


 

 
 
000webhost logo