Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 136 - Número 01 -  Octubre 2014 (en Castellano)

 
Anterior
Página 25
Siguiente

  

¡Corazón y alma dedicados a la Teosofía!

 

S. D. Inbaraj

Oficial Médico en la Sociedad Teosófica, Adyar.

 

Agradezco a Dios Todopoderoso por ofrecerme la oportunidad de servir a la Sra. Radha Burnier durante los últimos trece años, junto con el Dr. R. Revathy y el Dr. P. Thirumalai, especialmente durante sus últimos días. Ella vivió una vida muy simple con elevados principios teosóficos, llena de amor y consideración por todos los seres vivientes. A pesar del deterioro de su salud en los últimos años, sus deberes hacia la Teosofía nunca se vieron comprometidos, dando su corazón y alma por el movimiento teosófico hasta su último aliento. Estaba muy preocupada respecto al deterioro de los valores humanos y por el crecimiento del materialismo en el mundo. Creía intensamente que los principios teosóficos y su aplicación práctica podían resolver la mayoría de los problemas actuales.

 

Radhaji era magnánima al ayudar a pobres y enfermos, y se involucró activamente en las organizaciones orientadas hacia el servicio, como la Orden Teosófica de Servicio, las asociaciones protectoras de animales y las sociedades ecológicas. Acostumbraba consultar pacientemente sobre el sufrimiento de las personas enfermas, incluyendo los detalles de los tratamientos médicos que les habían dado.

 

Nunca aceptó ningún tratamiento ciegamente, verificaba cada uno y cada prescripción que se le daba, y tomaba sólo las medicinas esenciales. Por sobre todo confiaba plenamente en el médico que la trataba. Pagaba todas sus deudas médicas con sus propios recursos, llevaba una vida inegoísta y nunca se aprovechó del poder para su beneficio personal.

 

Al ser una gran oradora, podía mantener la atención de la audiencia. Sus charlas inspiraron a muchos, especialmente a los más jóvenes que buscaban  la verdad, siempre atribuyéndole todo en la vida a la Naturaleza. Acostumbraba a decir, “si sólo los seres humanos actuaran siempre en armonía con la Naturaleza, la mayoría de los problemas del mundo se resolverían.”

 

Resistió todas sus enfermedades con coraje y determinación, nunca se afligió  por ellas mientras llevaba a cabo sus deberes teosóficos. Durante los últimos meses, aunque solía sentirse débil en las mañanas, se las arreglaba para atender la oficina en las tardes. Esto muestra su coraje, determinación y perseverancia para cumplir su deber hasta su último aliento.

 

Viajó por todo el mundo divulgando un mensaje de paz a través de la Teosofía. Especialmente durante su último viaje al extranjero estuvimos muy preocupados por su salud, pero valiente y exitosamente completó su gira con el cuidado personal del Dr. Revathy, nuestro doctor residente.

 

Amaba los animales, especialmente a gatos y perros. Siempre que la visitaba en su casa, los gatos acostumbraban a jugar alrededor suyo felizmente. A menudo solía conversar con ellos, incluso me presentó a cada uno, como si fueran humanos, cuidándolos personalmente al proveerles comida y refugio. Otro ejemplo de demostración de amor y afecto hacia otros seres vivientes era el no consumir leche de vaca y sólo tomar leche de soja. Nunca permitió que se arrancaran las flores del jardín, sino que insistía en que se usaran para los rituales sólo las flores que se caían.

 

Todos amábamos a Radhaji y nos sentimos huérfanos sin su afecto y cuidado maternal. Aunque ella no esté con nosotros físicamente, ¡su amor divino y su dedicada vida teosófica abarca todo en la unidad!◙

 

 

El estudio profundo y concienzudo de la sabiduría, y el morar en los principios más que en los detalles, es una ayuda poderosa para hacer nuestro trabajo efectivo. A través de ese estudio, la conciencia aprende a responder a la belleza y a lo significativo. El enfoque reflexivo del estudio también nos permite comprender lo que es esencial para echar luz sobre los problemas de la vida, y para actuar a través de los incidentes y discusiones diarias con madurez y dignidad. El enredarse en los detalles, por otro lado, produce confusión.

RadhaBurnier

Extraído de una conferencia pública, Convención de 1966, Adyar

  

Anterior
Página 25
Siguiente

 


 

 
 
000webhost logo