Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial del Presidente Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 135 - Número 07 - Abril 2014 (en Castellano)

 
Anterior
Página 10
Siguiente

 

El ascenso espiritual del hombre

en La Doctrina Secreta

 

M. A. RAVEENDRAN

Miembro de la Rama Trishur, de la Sección Inda.

 

 

HPB mencionó en la introducción de La Doctrina Secreta “… lo que se halla contenido en esta obra puede encontrarse esparcido en millares de volúmenes que encierran las Escrituras de las grandes religiones asiáticas y primitivas europeas, oculto bajo jeroglíficos y símbolos y hasta la fecha inadvertido a causa de este velo”.

 

Uno de los propósitos por los que se escribió La Doctrina Secreta fue señalarle al hombre su correcto lugar en el esquema del Universo, y revelar en alguna medida la unidad fundamental de la que todo se originó.

 

La Doctrina Secreta es un todo integrado. A uno le puede llevar tiempo reconocerlo. Al principio, La Doctrina Secreta le parece al principiante un conjunto de hechos desunidos. HPB mencionó la situación así: “Es muy probable que el libro sea considerado por una gran parte del público como una fantasía del tipo más extravagante … al estudiarlo tiene que  emplear su comprensión para captar las conexiones y solamente entonces podrá comprenderlo COMO UN TODO. Vuestra comprensión tiene que ser usada como herramientas o llaves que varían extensamente, tales como astronomía y astrología, geometría, numerología, matemáticas, Kábala, filosofías griega y judía, masonería y otras ceremonias, hechos geológicos y antropológicos, todos los dogmas religiosos, etc., que fueron descritos como CLAVES. Así, descifrar La DS ha sido un desafío y continuará como tal para los futuros estudiantes también. En cierta manera, parece estar pensada para despertar nuestras  intuiciones más bien que estimular el intelecto”.

 

HPB dice: “Leer La Doctrina Secreta página por página como uno lee cualquier otro libro, solamente terminará en confusión”. Usted tiene que agregar un catalizador a todo el proceso de investigación para obtener la correcta solución.

 

La expresión ascenso espiritual significa el futuro del hombre, el proceso y los resultados, que culminan en un aumento de la comprensión y la capacidad, para trabajar como agente libre en la Naturaleza. Pero hay diferentes etapas dependiendo del nivel de Consciencia que trabaje a través de los diferentes vehículos, desde lo material, a través de la mente cerebral, elevándose luego a la comprensión intuicional y finalmente logrando nuestra divinidad,.

 

Como  la primera de las tres grandes verdades, El Idilio del Loto Blanco resume  la idea del modo siguiente:

 

El alma del Hombre es inmortal y su futuro es el futuro de algo cuyo crecimiento y esplendor no tiene límites.

 

 

El Hombre es el MICROCOSMOS.

El hombre evolucionado conoce su constitución divina que se considera como el  mayor de los misterios. Él no es una entidad aislada en la naturaleza. Se conoce a sí mismo como sólo una de las líneas de expresión de la vida en el Universo. Él está unido de una manera integrada con todas las otras evoluciones en el Universo. Todas las evoluciones de la vida hasta aquí han convergido con la “creación del Hombre” quien es la cumbre de la evolución. Es así que el hombre llega a ser el MICROCOSMOS. Desde la prístina pureza pero inconsciente en el reino más elevado, como la chispa divina suspendida por un hilo de Fohat, él ha descendido a la auto-consciencia imperfecta en los reinos inferiores. Hay seres divinos llamados diferentes jerarquías que son responsables por su descenso a la materia de este mundo temporal.

 

Es la formación del cuerpo Causal y el resultante nivel superior de “auto-consciencia” que separa al hombre del reino animal y hace al Hombre capaz de compartir la inmortalidad. El hombre se vuelve inmortal y puede trascender la tumba para compartir la inmortalidad con lo Divino que es la etapa esencial de la evolución y perfección del Hombre. Las jerarquías están representadas por los signos zodiacales ya sea solos o en combinaciones. La evolución hasta el reino animal fue hecha por el Espíritu de la tierra, los padres de la luna y del sol, los así llamados Padres. El manas fue proporcionado por kriyasakti al hombre por la quinta jerarquía, la de los Kumaras o llamados -de otra forma- Señores de la sabiduría.

 

La etapa del hombre antes de la creación del cuerpo causal está poéticamente descrita como sigue en las Estancias de Dzyan IV 17 de La DS (Antropogénesis).

“El Aliento necesitaba una Forma, los Padres se la dieron. El Aliento necesitaba un Cuerpo Denso, la Tierra lo modeló. El Aliento necesitaba el Espíritu de Vida, los Lhas Solares lo exhalaron en su Forma. El Aliento necesitaba un Espejo de su Cuerpo, “¡Nosotros le dimos el nuestro!” –dijeron los Dhyânis. El Aliento necesitaba un Vehículo de Deseos, “¡Lo tiene!”–dijo el Agotador de las Aguas. Pero el Aliento necesitaba una Mente para abarcar el Universo. “¡No podemos dar eso!” –dijeron los Padres. “¡Jamás la tuve!”–dijo el Espíritu de la Tierra. “¡La Forma sería consumida si yo le diera la mía!” –dijo el Gran Fuego… El Hombre permaneció un Bhûta vacío e insensato… Así dieron la Vida los Sin–huesos a los que se convirtieron en Hombres con Huesos en la Tercera”.

 

Como el lenguaje es algo que es una pobre herramienta para transmitir significados más profundos, el hombre tiene que recurrir a su intuición para obtener una percepción superior. Pero aquí también la primera etapa de Samadhi (vitharka vichara, ananda y asmita según el Yoga de Patanjali 1,17) Vitharka Samadhi es una etapa de controversias. Aquéllos que están en esa etapa no pueden sintetizar el nombre, el significado e implicaciones de las palabras en el lenguaje, y ellos pelean entre sí a causa de la falta de entendimiento. La infame pelea entre los Vaishnavas  y Saivas son un ejemplo típico. Las raíces de la desarmonía religiosa e incapacidad de respetar otras religiones, está aquí.  En realidad el hombre se está dando cuenta de sus confusiones que hasta aquí no han sido observadas anteriormente. Esta etapa es una peligrosa arena donde existe toda posibilidad de destrucción si no se maneja adecuadamente. Nuestros líderes religiosos tienen que elevarse por encima de esta etapa para ser fuerza de reconciliación más que un centro de desarmonía. Sólo tolerar a otros no es suficiente, uno debería ser capaz de respetar a otro, ya sea un ser humano o una religión.

 

Primer objetivo: La fraternidad universal a través de la ST.

Hay protección para un teósofo que verdaderamente reconoce el  primer objetivo, una fraternidad Universal sin distinción de raza, credo, sexo, casta o color. Es un atajo que pasa por alto la etapa de Vitharka, porque ayuda a comprender el siguiente nivel, el estado de Samadhi vichara. Éste puede considerarse como el nivel mínimo de espiritualidad requerido para ser un estudiante verdadero. Puede liberarse de las controversias al colocar todas las cosas en un lugar adecuado, de modo que es más creativo quien puede reconciliar la aparente diferencia en la percepción. Como el lenguaje como tal es engañoso, él tiene que desarrollar su intuición para encontrar y reconocer la verdad, en la búsqueda de la verdad. Entonces y solamente entonces él está preparado para actuar como una entidad creativa auto-consciente en la naturaleza, finalmente para ayudar a la evolución.

 

Todas las cosas en la naturaleza tienden a convertirse en hombre. El hombre es el único agente libre en la naturaleza y la entidad auto-consciente, el co-creador  en este universo. Todas las cosas en la naturaleza tienden a convertirse en hombre, a volverse auto-conscientes para una más amplia búsqueda evolutiva. Los seres superiores (Eswara, deidad Solar incluida) han sido hombres en periodos anteriores. En este sentido el Hombre es el punto medio de encuentro del espíritu más elevado y la materia más baja en la evolución. No hay otro dios aparte del hombre. El hombre tiene que evolucionar de manera natural, no para llegar a ser Divino, ni para volverse material, sino para llegar a ser HUMANO. Debe desarrollar sus intuiciones, su inspiración y sus revelaciones, que son los órganos del alma.

 

La tercera gran verdad (El Idilio del Loto Blanco) declara que “cada hombre es su propio absoluto legislador, dispensador de gloria o de oscuridad para sí mismo, aquel que decide su propia vida, su recompensa, su castigo”. Él es el dios en el exilio, en la manifestación terrenal. Las Cartas de los Mahatmas Nº10 y Nº134 son importantes a este respecto. La pérdida de poder y comprensión es el resultado, cuando las supersticiones y creencias sinceras pero erróneas son sostenidas por el hombre, especialmente en asuntos de dioses y elementales. Esto es porque estas creencias atraen mayores poderes indeseables que pueden impedir la correcta comprensión y la ayuda de maestros verdaderos.

 

Pero es una paradoja que tanto el tonto ignorante en su arrogancia e ignorancia como también el iluminado crean que él es dios, el único Dios.

 

Vida práctica: El hombre tiene que olvidar las cosas que  han sido aprendidas si encuentra que son innecesarias o indeseables. Cualquier cosa que se considere que es inútil tiene que dejarse ir. Es inútil cavilar sobre nuestros pensamientos las veinticuatro horas, observando los procesos fisiológicos continuamente, pero una vez que hemos encontrado que es inútil, podremos dejarlo ir. La mente tiene que ser descargada por el estudio y la práctica. Es bien sabido que los efectos continúan aún cuando se retire la energía que creó los efectos. En nuestro caso la persistencia de los cuerpos astral y mental después de la muerte, el devachan y reencarnaciones, son en alguna medida vestigios de energías consumidas imprudentemente. Ellas permanecen como skandhas. Este derroche de energía  puede reducirse mediante la atención deliberada.

 

Hacia el ascenso espiritual: Las condiciones reales del discipulado y la necesidad de perfeccionar la auto-trascendencia más allá de los pequeños intereses personales están ya popularizados. La Sociedad Teosófica ya se ha manifestado en cuanto a lo que no es. No tiene el propósito de ser una escuela de ocultismo, sino una organización que postula la fraternidad Universal. Sólo aquéllos que desean servir a la humanidad tienen un lugar en el esquema de las cosas respecto al real entrenamiento espiritual. Beneficiar a la humanidad es el primer paso. En las propias palabras de la Fundadora:

 

Debemos recordar que la Sociedad no fue fundada como un semillero para forzar un suministro de ocultistas, como una fábrica para la manufactura de Adeptos. Que ningún hombre cree un papado en vez de Teosofía, ya que esto sería suicida y siempre terminaría fatalmente. Todos somos compañeros de estudio, más o menos avanzados, pero nadie perteneciente a la Sociedad Teosófica debería contarse a sí mismo como algo más que eso, como mucho, un alumno-maestro - quien no tiene derecho a dogmatizar.

 

El discipulado: Existe un sendero progresivo con iniciaciones numeradas bien descritas en la literatura hasta las etapas que conducen a Prathyekabuddhas. Pero el conocer la vida UNA y ser capaz de asumir la tarea de trabajar para ella por vidas continuas, conduce al hombre a alturas sin precedentes de Bodhisatwa, Tathagatha y Buddha. El programa del Budado es un asunto de estudio. Tenemos toda la razón de creer que esos maestros hacen su trabajo en silencio. Uno puede referirse al Abisamayalankara  (el gran Sutra de la sabiduría perfecta) para más detalles.

 

La Voz del Silencio  siempre acentúa el ideal del Bodhisattva. La Voz del Silencio  (293) y (311-315) dice:

 

Condenado por ti mismo a vivir durante los venideros Kalpas, inadvertido para el hombre y sin que te lo agradezcan; incrustado a guisa de piedra entre las otras innumerables piedras que forman el “Muro Protector”, tal es tu porvenir si pasas por la séptima puerta. Construido por las manos de numerosos Maestros de Compasión, levantado con sus tormentos, cimentado con su sangre, protege a la humanidad desde que el hombre es hombre, escudándole contra nuevas miserias y sufrimientos mucho mayores”. Éste se considera como el ideal más elevado para servir.

Cuando se hace esto, es siempre correspondido por la naturaleza de la manera más apropiada, con alegría. “Contempla la suave luz que inunda el cielo de Oriente. Los cielos y la tierra entonan juntos himnos de alabanza. Y de los cuádruples Poderes manifestados, elévase un canto de amor, así del Fuego flamígero, como del Agua fluente, y así de la Tierra de suave perfume, como del Aire impetuoso”….la inarticulada voz de la NATURALEZA ENTERA pregonando con mil acentos: REGOCIJAOS…HA NACIDO UN NUEVO ARHAT” -La Voz del Silencio (311-315). Uno entiende que el Hombre es la verdad traída abajo, a los planos más materiales. Su capacidad de conectarse con  el Centro del universo para obtener energía y sustento va aparejada solamente con su capacidad de servir.

 

Anterior
Página 10
Siguiente

 


 

 
 
000webhost logo