Volver al Índice de Revistas
El Teósofo - Órgano Oficial de la Presidenta Internacional de la Sociedad Teosófica
Vol. 134 - Número 10 -  Julio 2013 (en Castellano)

 
Anterior
Página 8
Siguiente

  

La Fundación de las Futuras Religiones

 

Kiran Shah

 

El Sr, Kiran Shah es un miembro de la Sección Africana del Este de la ST. Charla dada en la Convención Internacional, Adyar, 2012.

 

Cuando vemos el tema, surge una pregunta en nuestra mente, a pesar de tantas religiones en el mundo, ¿necesitamos otra religión?

La mayoría de las religiones actuales fueron iniciadas por los seguidores de personas iluminadas que de acuerdo a las necesidades de la época, condiciones y lugares, guiaron a las personas al sendero de la virtud, de un vivir altruista y espiritual que conduce a la paz y felicidad internas, lo cual han estado buscando las personas desde tiempo inmemorial.

Desafortunadamente, con el paso del tiempo, sus seguidores se dividieron en grupos, sectas y credos, debido a la debilidad de la mente humana, como el egocentrismo, el egoísmo y el deseo de poder.

Algunos de ellos, aprovechándose del temor y la ignorancia de las personas, se transformaron en instituciones, acumulando grandes riquezas en nombre de obras caritativas. Introdujeron creencias, dogmas, rituales, fe ciega y supersticiones, y predicaron que la suya es la única religión que conduciría a las personas a la salvación. Las personas iluminadas tras las cuales las religiones fueron fundadas nunca quisieron proclamar que el suyo era el único camino. Mahatma Gandhi acostumbraba decir que las diferentes religiones son como diferentes senderos que conducen a la cima de la una montaña. Las doctrinas fundamentales de todas las religiones  son idénticas en significado.

Pareciera que a pesar de tantas religiones, la humanidad no ha cambiado mucho. La historia esta llena de conflictos, guerras, terrorismo, violencia, crueldad, miseria, pobreza, hambre, etc. Uno se pregunta por qué los seres humanos quieren matarse los unos a los otros con sus más sofisticadas armas y por qué han inventado armas de destrucción masiva. Disfrutan viendo a hombres peleando uno contra otro en un ring de boxeo en el nombre del deporte. En nombre del deporte, de los placeres y la medicina, los animales son cazados y asesinados. Muchas especies de animales salvajes están en la lista de peligro de extinción. Se dice que cincuenta millones de ballenas han sido asesinadas y aún se continua con la matanza.

J. Krishnamurti en sus charlas públicas, a menudo observaba que por un milenio la mente humana no ha cambiado. Es la misma mente humana y los problemas afrontados en diferentes partes del mundo son los mismos.

Con la situación predominante en el mundo, parece que las religiones no han sido capaces de reducir muchos problemas que enfrenta la humanidad. Las enseñanzas y mensaje de la Teosofía – la unidad de la vida -  brinda esperanza  y es el fundamento de las religiones futuras. Debe hacerse un esfuerzo mayor para que las personas comprendan la Fraternidad de la humanidad. La unidad de toda la creación – en la naturaleza, es decir, humanos, animales, vegetales, plantas y minerales – es un hecho y esta comprensión puede traer paz  y felicidad al mundo.

La Teosofía, la Sabiduría Divina, ha existido desde tiempo inmemorial, y sus fundamentos son la piedra angular de todas las religiones.  Hace falta más esfuerzo para poner en los corazones y mentes de los hombre que somos todos uno, chispas de la misma divinidad, y estamos todos unidos con el hilo dorado de Divinidad. Todos provenimos de la misma fuente y nuestra felicidad, paz y salvación yacen juntas.

Somos como diferentes partes de una orquesta. Si el sonido que emite un instrumento no está afinado con los otros instrumentos musicales, distorsiona la relajante y melodiosa música que surge  de toda la orquesta. Un hombre no puede estar a salvo y feliz si todas las personas a su alrededor son infelices, con sufrimiento y miedo, conflictos, terrorismo, pobreza, hambre y enfermedad. Sólo la remover las desigualdades en el mundo puede encontrarse una paz, felicidad y armonía duraderas. Desde que se fundo la Sociedad Teosófica hace 137 años, ha jugado un papel muy importante en la influencia en el pensamiento de las personas. Muchos años atrás muy pocas personas acostumbraban hablar sobre la Fraternidad. Habia diferencias de clase, un sentimiento de superioridad e inferioridad. Ahora la palabra Fraternidad se ha vuelto común; y muchas organizaciones y personas se refieren a la “Fraternidad”. La Teosofía se refiere a la Fraternidad con un significado más profundo.

En 1875, cuando la Sociedad Teosófica fue fundada la población mundial era de alrededor 1,4 billones y ahora es más de siete billones, cinco veces más y aumento en 137 años. El incremento en la población mundial ha producido un tremendamente adverso impacto en el ambiento y en los recursos naturales. Estamos destruyendo la tierra, la selva, el aire y el mar en una escala sin precedentes. No tenemos derecho a destruir el futuro de nuestros hijos, la generación futura, al explotar la naturaleza en tan gran escala. Las religiones futuras deberían también prestar especial atención a la preservación del ambiento y los recursos naturales para el futuro de la humanidad y la naturaleza.

Nuestro estilo de vida ha cambiado completamente. No se consigue comida nutritiva pura y buena. Nuestra alimentación contiene un montón de químicos que son perjudiciales para el cuerpo. Estos pasan al cuerpo a través de lo fertilizantes artificiales; aunque algunos de ellos se han prohibido, aún son usados en los países en desarrollo. Es difícil hasta conseguir aire y agua limpios. Las futuras religiones deberían abarcar el bienestar total de las personas – físicamente, emocionalmente y espiritualmente al enfatizar una dieta buena balanceada, ejercicio, yoga, arte, música y meditación.

Clara Codd  remite en La Teosofía como los Maestros la ven a Las Cartas de los Mahatmas a A. P. Sinnet. Aunque este libro fue escrito muchos años atrás, las opiniones expresadas son muy válidas hoy.

 

¿La Inspiración Original continúa fluyendo?

 

A veces surge la pregunta en las mentes de algunos miembros si los Maestros continúan aún trabajando a través de la ST, ahora que sus agentes originales pasaron a la otra vida. La respuesta obvia a esa pregunta es que el firme aumento en vitalidad y crecimiento de la Sociedad por todo el mundo. Si los Maestros hubieran retirado su piadosa protección de la Sociedad establecida para hacer su voluntad en la tierra, el cuerpo sin vida se hubiera finalmente desintegrado hace tiempo atrás. Los Maestros siempre poseen un su enlace principal o canal entre la Sociedad y ellos mismos.  

En una de las cartas un Mahatma afirmó:

 

Aunque separados de su mundo de acción, no estamos enteramente separados de él mientras las Sociedad Teosófica exista.

 

En otra carta se afirma:

 

La Sociedad nunca perecerá como una institución, aunque puedan en ella hacerlo ramas e individuos.

 

¿Por qué los Maestros fundaron la Sociedad Teosófica?

 

Estamos orgullosos de nuestra civilización; reclamamos que ninguna época anterior ha alguna vez alcanzado el nivel de conocimiento, descubrimientos, tecnología y confort material que la nuestra, y que continúa avanzando. Despreciamos a los antiguos, menospreciamos a las naciones menos “progresistas”, aunque en el  medio de todo este aumento en conocimiento e invenciones, lujos y bienestar, existe la más terrible miseria, pobreza y enfermedad humana, y coronándolo todo, el atroz horror de las guerras mundiales, más viles, desesperanzadoras y maliciosas que la imaginación del hombre puede soslayar, involucrando a millones  de vidas inocentes indefensas. Somos convictos ante el estrado de la justicia eterna, y los mejores cerebros y corazones entre nosotros están buscando ansiosamente la luz en la oscuridad, alguna pista que los guíe en los enredados asuntos humanos.

Esa Fraternidad es el principio de acción fundamental de los Maestros y el ideal es claro a partir de las siguientes palabras del Maestro:

 

El término “Fraternidad Universal” no es una frase vana. La humanidad en masa tiene un derecho primordial sobre nosotros. La Fraternidad Universal es el único fundamento seguro de la moralidad universal. .  . . Es la aspiración del verdadero adepto.

 

Nuestros dos grandes Maestros fundaron la Sociedad para gradualmente inspirar estos grandes ideales en las mentes humanas, para proveer al mundo con este gran principio para la acción acertada y eficiente. Una y otra vez ellos enfatizan el hecho que es divulgar esta gran filosofía, mover a la acción para el mejoramiento humano sobre la línea de estos principios que la Sociedad existe; no para ayudar a individuos a adquirir poderes ocultos, ni para la producción de fenómenos extraordinarios, permitidos por un tiempo para llamar la atención del movimiento al principio.

Y nuevamente el Maestro dice:

 

Los hombres, que se unen a la sociedad con el único objetivo egoísta de obtener poder, haciendo de la ciencia oculta su único, o su principal objetivo, pueden mejor no unirse a ella – están condenados a la decepción. … ¿Cuántas veces tenemos que repetir, que aquel que se une a la Sociedad con el único objetivo de entrar en contacto con nosotros, y si no lo logra, al menos asegurarse de la realidad de tales poderes y de nuestra existencia objetiva – está persiguiendo un milagro? Lo digo de nuevo entonces. El que ama a la humanidad en el corazón, que es capaz de entender plenamente la idea de una Fraternidad práctica, regeneradora, es el que tiene derecho a la posesión de nuestros secretos. Sólo un hombre así – nunca usará mal sus poderes, y no habrá que temer de que los utilice para fines egoístas. Un hombre que no coloca el bienestar de la humanidad por encima de sus propios intereses no merece convertirse en nuestro chela – no merece poseer un conocimiento superior que su vecino . . . Estamos en el medio de personas conflictivas, obstinadas e ignorantes que buscan conocer la verdad, aunque incapaces de encontrarla, porque la buscan únicamente para su propio beneficio privado sin ofrecer un pensamiento por los demás. ¿Verá usted, o mejor dicho ellos, alguna vez el verdadero significado y explicación de el gran fracaso y desolación que ha llegado a nuestra tierra y amenaza a todos los lugares – la suya primero de todo?  Es el egoísmo y la exclusividad lo que mata a la nuestra y es el egoísmo y la exclusividad lo que matará a la suya. El mundo ha ocultado la luz del verdadero conocimiento y el egoísmo no permitirá su resurrección, porque excluye y no reconocerá la hermandad total de todos aquellos que han nacido bajo las mismas inmutables leyes naturales.

 

Esta actitud de mente, conciente o inconciente, para obtener beneficios materiales, honor o dinero, colorea la atmosfera mental de todo el mundo civilizado, y aquellos que “desenredan” sus mentes de ella y viven en un aire más libre, y noble, actuando desde principios más profundos y universales, deben oponer toda su fuerza individual contra este pensamiento unitario y presente de materialismo del mundo.  Esto puede parecer una tarea casi imposible, si no recordáramos que el poder espiritual es irresistible y inexhaustible,  y que el centro espiritual en cada uno de nosotros es parte del Todo poderoso y finalmente victorioso, destinado a convertirse cada vez más en un canal para la Luz.

El Maestro dice:

 

Tres veces afortunado son los que pueden romper a través del círculo vicioso de la influencia moderna y emerger por encima de los vapores.

 

Los Maestros fundaron la Sociedad Teosófica como una agencia directa en su obra por la regeneración y recuperación del mundo. Ellos, las encarnaciones de las Fuerzas de la Evolución, trabajan por ello incesantemente, y a ciertos intervalos decretados por la Jerarquía y de acuerdo con la Ley Kármica. Ellos envian sus agentes humanos entre nosotros e invitan a aquellos de nosotros cuya intuición interna está lo suficientemente despierta, a cooperar en las humildes esferas de nuestras propias vidas terrenales, con Ellos en sus poderosos esfuerzos.

La inculcación de estos principios más amplios y verdaderos, y el conocimiento de los hechos más profundos de la vida sobre los cuales ellos están fundados, es el primer y primordial tarea de la Sociedad Teosófica. Porque, como un Mahatma ha declarado:

 

“Las ideas gobiernan el mundo”, y como las mentes de los hombres reciben nuevas ideas, dejando de lado las agotadas y antiguas, el mundo avanzará, poderosas revoluciones brotarán de ellas; instituciones, y aún credos y poderes … se desmoronarán ante su marcha hacia delante  trituradas por su propia fuerza inherente. … Será tan imposible resistir su influencia cuando el tiempo llegue como detener el avance de la marea.

 

Estos principios y las verdades más profundas de la vida sobre los cuales están fundadas, constituyen alguna parte de la Sabiduría Antigua que se acostumbraba enseñar en los Misterios Menores de toda Fe y época del mundo. Y justamente debido a que tienen que ver con esa realidades del ser universales y eternas, ellas son de la importancia práctica más profunda para el mundo en general. Es esta visión de ellas lo que surge primordialmente en las mentes de la Comunidad de Adeptos.

Un oficial de alto rango en la Jerarquía oculta que gobierna este planeta como el Maha Chohan muy claramente expresa el deseo de los Adeptos que la Teosofía debe ser de beneficio práctico a las masas de la humanidad. En una carta escrita por él en 1881, que bien podríamos llamar la Carta Magna de la Sociedad Teosófica, este grandioso Adepto, del cual el Maestro KH menciona como “Uno para quién la percepción del futuro se extiende como una página abierta”, dice:

 

Para que nuestras doctrinas reaccionen prácticamente sobre el supuesto código moral o las ideas de sinceridad, pureza, auto sacrificio, caridad, etc., tenemos que popularizar el conocimiento de la Teosofía.

 

Hay cuatro puntos a tener especialmente en cuenta en esta sola frase:

  1. El Maestro llama a las enseñanzas de la Teosofía “Nuestras doctrinas”.
  2. Desea que ellas tengan un efecto práctico.
  3. Estigmatiza nuestro código moral como “el supuesto”.
  4. Desea que la Teosofía se haga popular.

El Maestro desea que la ST trabaje en la difusión tan ampliamente y tanto como sea posible. El conoce la necesidad de la humanidad, su hambre de verdad y luz, y enseñanza.

Aún con la perfecta imparcialidad del Adepto, el Maestro puede ver las faltas de el otro lado también.

 

Respecto a la naturaleza humana en general, es la misma ahora que lo que fue hace un millón de años atrás: Prejuicio basado en el egoísmo; un desgano general para renunciar a un orden establecido de cosas por nuevos modos de vida y pensamiento – y un estudio oculto requiere todo eso y mucho más  - ; orgullo y obstinada resistencia a la Verdad si esta desbarata sus nociones previas de las cosas, - esas son las características de nuestra época, y especialmente de las clases medias y bajas.

 

El Maha Chohan dice que las fracciones intelectuales de la humanidad han sido rápidamente impelidas dentro de dos clases: una, por la claudicación de su intelecto deliberadamente, se aprisionaron ellos mismos en los estrechos surcos de la intolerancia y la superstición, la otra, complace desenfrenadamente sus propensiones animales. Él dice:

 

Estas clases intelectuales, que llegan a las masas ignorantes a las cuales atraen, quienes las miran como ejemplos nobles y adecuados a seguir, degradan y arruinan moralmente a aquellos que ellos deberían proteger y guiar.

 

Entre la superstición degradante y aún el más degradante brutal materialismo, la blanca paloma de la verdad tiene poco lugar donde descansar sus patas cansadas e inoportunas.  

 

Por lo tanto por medio de la instrucción de las multitudes, por la gradual infiltración de la verdad y los puros ideales, los Maestros esperan inaugurar una nueva era social religiosa.

Todo esto parece a  primera vista una tarea gigantesca y casi imposible para que la pequeña Sociedad Teosófica emprenda. Pero debemos recordar que habiendo pasado la crisis de su temprana probación, la Sociedad ahora perdurará y florecerá, a través de los siglos que se extienden delante de nosotros con una estabilidad y poder siempre creciente. Su objetivos inmediatos se alterarán, se adaptarán, e incrementarán, mientras que sus objetos permanecerán siempre los mismos,  porque detrás esta la fuerza y el propósito del mundo de los Adeptos que la bendicen y la utilizan. En otra carta se ha afirmado:

 

Mientras haya tres hombres merecedores de la bendición de nuestro Señor en la ST, nunca podrá ser destruida.

 

Si los tres son leales a las enseñanzas reveladas a ellos por los Hermanos Adeptos entonces el destino de la Sociedad Teosófica, así lo decreta el Maha Chohan, ha de ser:

 

la piedra angular, el cimiento de las futuras religiones de la humanidad.

 

Uno de los principales de los pioneros grupos que trabajan para la Nueva Era es la Sociedad Teosófica. El Maestro KH una vez nos llamó un “vana esperanza”. Él dice:

 

Lo que quiero decir con “Vana Esperanza” es que cuando uno considera la magnitud de la tarea a emprender por nuestros voluntarios Teosóficos, y especialmente las multitudinarias instituciones formadas, y a ser formadas en oposición, bien podemos compararla a una de aquellos desesperados esfuerzos contra arrolladoras probabilidades que el verdadero soldado se enorgullece de intentar. Usted ha hecho bien al ver el “mayor propósito” en los humildes comienzos de la ST.

 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 

Como Teósofos prácticos, nuestro camino no es tanto tratar de convertir a una persona, sino recordarle de la verdad y despertar la sabiduría que esta dentro de él mismo.

 

C. Jinarājadāsa

 

 

 

Anterior
Página 8
Siguiente

 


 

 
 
000webhost logo